El fondo de Noruega endurece la crisis de la banca con ventas en pleno ataque bajista

Las ventas del mayor fondo soberano se han acelerado en un momento crítico para el sector, ante el levantamiento de la prohibición de las inversiones bajistas en el mercado español

Foto: Sala desde la que se deciden gran parte de las inversiones de Norges Bank. (Reuters)
Sala desde la que se deciden gran parte de las inversiones de Norges Bank. (Reuters)

Inversores especulativos, coronavirus y crisis del petróleo han supuesto en los útlimos un cóctel explosivo para la banca. Las principales entidades españolas han marcado en los últimos días nuevos mínimos tras el levantamiento de las posiciones bajistas, que han hecho que vuelvan a aflorar grandes apuestas contra el sector financiero, uno de los grandes afectados por la crisis del coronavirus.

El regreso de las posiciones cortas ha coincidido con la 'operación salida' del mayor fondo soberano del mundo, Norges Bank, que la semana pasada anunció un plan de desinversiones a nivel mundial de 38.000 millones de euros para ayudar a la economía noruega a sortear la crisis. Esta potencia depende en gran parte del petróleo, que vivió en abril el peor mes de su historia.

Según fuentes financieras consultadas por este medio, Norges Bank ha acelerado la venta de acciones de bancos españoles en los últimos días, minimizando para sus cuentas el efecto de la llegada de los bajistas, pero provocando mayores desplomes en los últimos días. El fondo nórdico es uno de los principales accionistas de los bancos de este país, con participaciones de entorno al 3% en la mayoría de entidades. Tenía invertidos 3.200 millones a finales de 2019, uno de cada cuatro euros del dinero que tenía en acciones españolas.

Las entidades que más tienen que perder con la retirada del fondo noruego son BBVA y Liberbank, donde las participaciones de Norges Bank superan el 3%. En la entidad presidida por Carlos Torres, este fondo ya vendió parte de sus acciones la semana pasada, bajando del 3,4% al 3,36%. En CaixaBank, Sabadell y Unicaja, sus últimas posiciones comunicadas estaban cerca del 3%.

¿Volver a prohibir los cortos?

La sangría bursátil fue especialmente intensa el martes, con caídas que llegaron a situarse entre el 11% y el 12% en el caso de Banco Sabadell y Bankia. Los grandes, Santander y BBVA no fueron ajenos, con desplomes de entre el 4% y el 6%. Estos últimos mejoraron en la sesión del miércoles, sobre todo en el último tramo, mientras que Sabadell y Bankia volvieron a figurar entre los peores del Ibex, con retrocesos de entre el 3% y el 5%.

La tensión de los últimos días ha hecho que se abra el debate de volver a prohibir las posiciones cortas para proteger la estabilidad financiera y de las grandes empresas españolas. La mejora progresiva durante la sesión del miércoles da la razón a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que consideraba que el golpe de volver a permitir entrar a los bajistas iba a ser puntual, y que convenía normalizar la situación a la vez que lo hacían otros supervisores internacionales. Aun así, esta opinión podría cambiar si vuelven a agudizarse las pérdidas. Junto a ello, el organismo Sebastián Albella está analizando las nuevas posiciones abiertas en los últimos días, en busca de irregularidades.

La CNMV está investigando las posiciones bajistas que han desequilibrado el mercado español en los últimos días

Los desplomes de los últimos meses han llevado a situaciones como que Sabadell cotice a un 0,12 veces su valor en libros y valga en bolsa menos de 1.500 millones. En el caso de Liberbank, su capitalización bursátil es de 437 millones y su valor en libros de 0,14 veces. Ninguna entidad, salvo Bankinter, supera las 0,4 veces su valor en libres.

Estas caídas preocupan a los bancos y a los supervisores, pero de momento no han hecho saltar las alarmas. En el sector consideran que es por un hecho sobrevenido como el coronavirus para el que las entidades están mejor preparadas que nunca, con la solvencia, la liquidez y la morosidad en su mejor momento de la última década. Aun así, reconocen que todavía hay más sombras que luces respecto al impacto de la crisis, y asumen que los inversores penalizarán al sector hasta que se vean los primeros destellos de luz.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios