AVALES CONTRA EL PARÓN

El ICO se pone en guardia para evitar abusos de los bancos con los 20.000 millones

El Gobierno abrirá el primer tramo de las ayudas a las pymes —20.000 millones— el lunes a las 14:00. En el sector, ven malas prácticas en la precomercialización

Foto: Una mujer pasa ante una sucursal bancaria. (EFE)
Una mujer pasa ante una sucursal bancaria. (EFE)
Adelantado en

Tensión en la banca ante el inminente desbloqueo de los primeros 20.000 millones en avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO). El organismo dependiente del Ministerio de Economía prevé lanzar el lunes 6 a las 14:00 el primer tramo de los 100.000 millones anunciados por Pedro Sánchez hace dos semanas. Y antes de que estén en la calle, ya ha provocado una guerra de guerrillas entre las entidades, que el ICO tendrá que vigilar de cerca.

"La unidad que hubo para conseguir los avales en torno a la AEB y la Ceca [patronales del sector] se ha roto en el momento de negociar la letra pequeña y el reparto de los 20.000 millones", señala el directivo de una de las grandes entidades.

Entre los bancos, hay acusaciones veladas de que se están usando los avales para competir con dinero público, intentando robar clientes a la competencia, y que se está sustituyendo riesgo antiguo con las nuevas líneas estatales. Lo primero podría suponer incluso una ruptura de la normativa comunitaria de ayudas de Estado. Y lo segundo incumple claramente los contratos firmados por las entidades, en los que se comprometen a no usar los avales para amortizar créditos antiguos.

Desde el ICO, señalan que van a vigilar de cerca que no haya irregularidades. Con comprobaciones previas para los préstamos de más de 50 millones y aleatorias posteriormente para los créditos más pequeños, para lo que se podría contar con ayuda de algún asesor externo, dado el volumen. De hecho, en su aprobación, se hace mención a que las operaciones se marquen para seguimiento del Banco de España. El organismo público revisa habitualmente todas las líneas que concede a través de los bancos, pero reconoce que en esta ocasión el foco será superior, "por el volumen y la trascendencia".

En este sentido, el organismo está transmitiendo su preocupación por estas presuntas irregularidades en sus reuniones individuales con las entidades. Otra muestra de ello es que los anexos que tienen que firmar los clientes son mucho más detallados que en ocasiones anteriores, según fuentes financieras.

Tensión en aumento

Las entidades han firmado en los últimos días unos contratos marco tajantes en los que se comprometen a no traspasar al Estado riesgos anteriores —refinanciaciones y reestructuraciones— y solo destinar las líneas ICO-Covid-19 a nuevas financiaciones y renovaciones. En caso contrario, pueden ser multadas.

El ICO deja claro en los contratos marco que el objetivo de la financiación es "el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos del Covid-19, así como atender, entre otros, los pagos de salarios, las facturas de suministros y proveedores, las necesidades de capital circulante, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias y alquileres", según uno de estos documentos, al que ha tenido acceso El Confidencial.

Desde los bancos, reconocen que la tensión ha ido en aumento en los últimos días por el embudo que se ha generado entre el anuncio de los primeros 20.000 millones —el pasado jueves 26 de marzo— y su lanzamiento, que llegará el 6 de abril. Esto ha hecho que se desborde la demanda y todo apunte a que el primer tramo se agote en horas, como adelantó este miércoles este medio.

Esto ha hecho que las entidades discutan en los últimos días con el ICO cómo repartir los primeros 20.000 millones. Todo apunta a un acuerdo por el que cada banco se quedaría con la parte proporcional a su cuota de mercado. Con un límite temporal, para que si alguna no tenía suficiente demanda, se abriera su tramo al resto de competidores.

De hecho, los documentos a los que ha tenido acceso este medio hacen mención a que "el ICO comunicará a la entidad el importe máximo de aval asignado a la misma". Se espera que esto ocurra este mismo jueves, ya que los bancos tienen apenas cuatro días para preparar toda la documentación antes de que se abra el grifo de los avales, el próximo lunes.

Límites

El Gobierno ya hizo públicos los requisitos para que las empresas puedan acogerse a los avales. Inicialmente, eran que no fueran morosas antes del 17 de marzo. En los contratos marco se añaden otras condiciones, como que la deuda de la empresa no supere en 7,5 veces el capital.

Estos documentos especifican también los gastos que se pueden financiar con las líneas ICO-Covid: salarios, cotizaciones, alquileres, suministros, proveedores externos, impuestos, cuotas crediticias desde el 17 de marzo y otros gastos operativos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios