MODELO A321 DE LARGO RADIO

Airbus descartó España para ubicar su nueva fábrica de aviones civiles

Decidió hace 10 días instalarla en Toulouse, la decisión más lógica según la firma. Los sindicatos critican que no ha traído a España trabajo que supla el fin del A380, como sí en Francia o Alemania

Foto: El modelo A321 XLR. (Airbus)
El modelo A321 XLR. (Airbus)

La nueva fábrica de aviones civiles de Airbus, que producirá en Toulouse (Francia) uno de los modelos de su familia superventas A320, no ha pasado desapercibida en medio del sensible momento que atraviesa el sector aeronáutico en España. Los dos principales directivos de Airbus, su presidente, Alberto Gutiérrez, y el director de la División Civil en nuestro país, Manuel Huertas, han desvelado a los sindicatos en una reunión de la pasada semana que la dirección de Airbus estudió ubicarla en España pero que finalmente la opción se descartó.

Así se recoge en un comunicado interno difundido por los sindicatos —que se hace un resumen de ese encuentro— al que ha tenido acceso este diario. Ubicarla en Toulouse, justo en las instalaciones donde el año que viene dejará de producirse el superjumbo A380, era la decisión más lógica, defienden fuentes cercanas a la compañía. La existencia de 150.000 metros cuadrados que quedaban en desuso, la cercanía del resto de fábricas de la familia A320 con las que comparte componentes y la rapidez en poder llegar al cliente inclinaron la balanza hacia la ciudad francesa.

Según fuentes de UGT en Andalucía, la opción española era Sevilla, donde la producción de aviones militares sufre un profundo bache desde hace varios años por la escasez de pedidos. Precisamente por eso, los sindicatos llevan años pidiendo traer a España más carga de trabajo del floreciente negocio de aviación civil. La actual fábrica del A400M, diseñada para producir hasta 30 aeronaves de este tipo al año, produce ahora ocho anuales para garantizar su funcionamiento con los actuales pedidos hasta 2030. El avión aún no se ha exportado a ningún nuevo cliente.

En el encuentro, los representantes sindicales recordaron a la compañía que no ha cumplido con los compromisos adquiridos para que nuestro país captara nuevas cargas de trabajo e inversiones para suplir el final de la producción del A380. A diferencia de Francia o Alemania, que han incrementado sus trabajos en torno a la familia A320 en Toulouse y Hamburgo. Airbus les aseguró que está evaluando opciones. En cualquier caso, en el entorno de la firma, se matiza que no hay ningún acuerdo concreto para traer nueva carga de trabajo por el fin del A380.

Los directivos señalaron, además, que hay que tener en cuenta que la empresa está estratégicamente incrementando el volumen de trabajo que lleva a China. Airbus necesita producir allí para abaratar costes y competir con Boeing, ya que la empresa europea tiene gastos extra respecto a su principal competidor debido a la distribución de la producción de los aviones en plantas de diferentes países y la necesidad de mover componentes entre ellos, e incluso de unos continentes a otros. Hay fábricas de la familia A320 en China y EEUU.

Un modelo de éxito

Pese a las razones esgrimidas por Airbus, los sindicatos mostraron su completo desacuerdo con la decisión de instalar la FAL en Toulouse. "No compartimos ni los argumentos esgrimidos ni las razones que motivan los mismos". A renglón seguido, matizan que siempre estarán de acuerdo "en la mejora de la posición competitiva de la empresa, su robustez financiera y el aumento de los pedidos".

Lo cierto es que Airbus ha obtenido hasta ahora un rotundo éxito comercial con el A321 de superlargo radio, es decir, con una autonomía de hasta 8.000 kilómetros. Lanzada esta versión en junio pasado en el Paris Air Show (antes conocido como Salón de Le Bourget) con 229 pedidos, cerró el año con más de 450 pedidos de más de 20 aerolíneas. Entre ellas, Iberia, que ha encargado ocho. En total, la familia del A320 (incluye los modelos 319, 320 y 321) acumula más de 6.500 pedidos y es lo que se conoce como la vaca lechera de los ingresos de Airbus.

Algunas rutas posibles con el A321 XLR. (Airbus)
Algunas rutas posibles con el A321 XLR. (Airbus)

Frente a esta realidad, los sindicatos cifran en 52.000 metros cuadrados los que están ahora sin uso en las fábricas de Illescas (Toledo), Getafe (Madrid) y Puerto Real (Cádiz). En esta última, los 24.000 metros ahora libres representan la mitad de la factoría, que en gran medida se construyó como parte del programa A380. Manuel Jiménez, líder de la rama industrial de UGT-A, asegura que en España "existe conocimiento, tenemos espacio industrial disponible y nuestros salarios son más bajos que en Francia y Alemania. Solo falta voluntad política en la dirección de Airbus para traer una fábrica de modelos civiles, y espero que el Gobierno central mueva ficha ante ello".

En la reunión, también se evaluó la situación del negocio de Defensa, del que depende casi el 70% de la estructura industrial de Airbus en nuestro país. Gutiérrez y Huertas recordaron que, a diferencia de Francia, Alemania y Reino Unido, España lleva una década sin hacer inversiones relevantes en la sustitución o adquisición de aviones militares. Este hecho refuerza esos países de cara a la compañía, aunque al mismo tiempo España tiene ahora la oportunidad de revertir esta situación, ya que debe renovar cazas F18 asignados a Canarias, aeronaves de transporte militar C235 o aviones de patrulla marítima P3 Orion.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios