Cumbre de pymes aeronáuticas en Sevilla ante la falta de trabajo y los ajustes de Airbus
  1. Empresas
CONVOCADA POR LA PATRONAL HISPALENSE FEDEME

Cumbre de pymes aeronáuticas en Sevilla ante la falta de trabajo y los ajustes de Airbus

Los empresarios trasladan en las últimas semanas directamente a Felipe VI y a Juanma Moreno, presidente de la Junta, su preocupación por el futuro inmediato del sector en Andalucía

Foto: Un A400M, en la planta de ensamblaje de Sevilla. (Airbus)
Un A400M, en la planta de ensamblaje de Sevilla. (Airbus)

El sector aeronáutico andaluz vuelve a vivir situaciones desconocidas en la última década y media. Tras la primera huelga entre los 10.000 empleados que trabajan en esta actividad en la provincia de Sevilla, el pasado día 18 de diciembre, ahora son los empresarios los que dan un paso inédito. La patronal hispalense del sector del metal, Fedeme, ha convocado una reunión el próximo lunes para sus 50 asociados, que representan la gran mayoría de las pymes andaluzas presentes en esta actividad industrial. Una suerte de cumbre de primeros directivos del sector para analizar los nubarrones que se avecinan.

El recorte de precios en la subcontratación con Airbus y, sobre todo, la ausencia de carga de trabajo que alimente esta cadena de suministro, tras reducirse la producción de los aviones A400M y C295, están detrás de esta nueva iniciativa. Justo el día del paro, que causó la clausura de las plantas de Airbus en San Pablo y Tablada y del parque de proveedores Aerópolis, el grupo aeronáutico europeo anunció medidas "enérgicas" de recorte de costes en su división de Defensa (representa el 70% de su actividad en España). La falta de suficientes pedidos que suplan la carga de trabajo acometida anualmente, durante los tres últimos ejercicios, ha erosionado la rentabilidad de la división.

Foto: Concentración a las puertas de la factoría de Airbus en San Pablo. (EFE)

Diferentes fuentes empresariales consultadas explican que más de una treintena de empresas ha confirmado su asistencia a esta reunión de pymes. Desde hace varios meses, y en alianza con los sindicatos UGT y CCOO, que negocian el nuevo convenio de Airbus, la patronal Fedeme viene trasladando un mensaje de preocupación por el futuro a corto plazo de muchas empresas regionales. Las compañías están viendo drásticas rebajas del precio de los paquetes de trabajo que se renuevan por parte de Airbus, así como internalización de determinadas tareas. Airbus, como sus directivos recordaron en la comida anual con la prensa hace dos semanas, es la primera interesada en el mantenimiento de las capacidades de su cadena de suministro.

Fedeme, que integra en total un millar de empresas industriales y de servicios a este sector de Sevilla, ha trasladado por boca de su presidente, Francisco Moreno, su inquietud hasta al propio Felipe VI. En la celebración de los 40 años de Confemetal hace dos semanas, Moreno transmitió su análisis de la situación al monarca, que aseguró que está puntualmente informado de la misma. Adicionalmente, también ha elevado esta situación de incertidumbre y temor ante posibles pérdidas de empleo al presidente de la Junta, Juanma Moreno, en la reciente misión de negocios de Andalucía en Lisboa, en la que la aeronáutica fue uno de los dos sectores clave.

Unidad de acción

Desde Fedeme, se ha pedido públicamente a Airbus que traiga a Andalucía carga de trabajo de programas civiles, la vaca lechera del grupo, que se concentra en Francia y Alemania. Dos plantas en Cádiz se han visto afectadas en los últimos años por el fin del programa del A380 (cesará en 2021) y, ahora, por el parón de producción del 737 MAX de Boeing, del que Airbus es proveedor. Sevilla ha visto cómo el ensamblaje del A400M ha bajado de 20 aviones a 11 en tres años. Justo 2019 ha sido el primero en que esta cadencia se ha implantado, lo que permite a la planta extender su actividad hasta 2030. Se suma a la caída del C295 de 20 a 10 anuales desde 2018: este avión tiene menos de 40 pedidos en cartera.

Desde la otra patronal aeronáutica, en este caso de ámbito autonómico —Andalucía Aerospace—, se coincide en algunas de las cuestiones. Pero sus objetivos, siendo una asociación creada para internacionalizar y diversificar la cartera de clientes del sector, la llevan también a solicitar unidad de acción. Esta organización, que comparte dos decenas de socios con Fedeme, apuesta igualmente por trasladar a Airbus la capacitación de las empresas locales para asumir más paquetes de aviones civiles. Y reconoce que 2019 es el primer año en la última década en que el negocio cae (3%, a 2.530 millones) y el empleo creció muy levemente (1,7%, hasta 16.000 personas).

Como elemento adicional, precisamente en esta coyuntura, se ha producido la venta de Alestis por parte de Airbus (que era su socio mayoritario) a Aciturri, lo que también está derivando en recortes de costes en subcontratación de sus propios proveedores. Aciturri —también afectado en varias plantas en Madrid y Castilla y León por el parón del 737 MAX— y Aernnova son los dos proveedores de primer nivel de aeroestructuras de Airbus en España. Ambos están en Andalucía Aerospace —en Fedeme, solo Aernnova—.

Airbus Pymes
El redactor recomienda