Correos logra su primer beneficio en 6 años subiendo los precios y oferta 7.000 empleos
  1. Empresas
6% de ingresos, por las elecciones

Correos logra su primer beneficio en 6 años subiendo los precios y oferta 7.000 empleos

Juan Manuel Serrano ha defendido, tras abandonar el rojo, un ambicioso plan de expansión por tres continentes y diversificación para huir de la decadencia del negocio postal

Foto: Juan Manuel Serrano, presidente de Correos (EFE)
Juan Manuel Serrano, presidente de Correos (EFE)

Por primera vez desde 2014 el grupo Correos ha abandonado las pérdidas. Con un beneficio neto de 14,8 millones de euros, deja atrás un 2018 donde perdió 153 millones. Sin embargo, Juan Manuel Serrano, presidente de la empresa, ha remarcado una sensación: preocupación. “Es evidente que el negocio postal está en decadencia por la digitalización y eso es un problema” explica Serrano.

Con una caída del 10% de este mercado, el grupo ha hecho suya la consigna ‘adaptarse o morir’ y apuestan por un ambicioso plan de expansión internacional y diversificación. Con esto esperan que en los próximos años se logre una revolución: ofrecer más servicios, tener presencia 3 continentes y, revisar todos los procesos actuales para aumentar la eficiencia. Para todos estos objetivos, el grupo avisa de que necesitará nuevos trabajadores y, a la oferta que ya existe de 4.000 nuevos empleos, se le sumarán otros 3.400 a finales del 2020 o en 2021.

Subida de precios y expansión internacional

Volviendo a los resultados de 2019, que ha sido el primer ejercicio completo de la nueva dirección, destaca especialmente el dato del ebitda, el cual subió un 92% de los 26 millones a los 50, a pesar de que el negocio postal cae un 10% y el de empaquetado crece solo un 22%. Por lo tanto, un aumento del negocio no parece ser la base de este crecimiento. Según la propia compañía se debe a un aumento de los precios tanto en paquetería como en postal.

Foto: Juan Manuel Serrano, presidente de Correos, durante la presentación de la nueva campaña de Correos Market.

Por su parte, los resultados han estado marcados por los numerosos procesos electorales. Las primeras elecciones generales, las autonómicas, provinciales y europeas, y las segundas elecciones al no lograr Pedro Sánchez la mayoría necesaria para formar gobierno. El voto por correo de todos estos comicios ha provocado que los facturado por estos eventos sea el 6% de todos los ingresos del año para el Grupo Correos.

A pesar de ello desde correos afirman que esto, aunque ha tenido mucha incidencia en la facturación, “apenas ha afectado a los beneficios”. Esto sería porque según Serrano, los gastos de estas operativas son muy altos: “nos hemos dejado solo 100 millones en contratación extra para cubrir las elecciones”. Y, además, “los que sacamos por esto es muy poco debido a que el precio lo marca el ministerio de interior y no hay grandes márgenes”. Por todo esto “el resultado en nuestras ganancias es mínimo”.

Aunque estas cuentas también están marcadas por una gran novedad. Es la primera vez que correos sale de las fronteras de España. El grupo ha abierto filiales en Portugal y en China. Este es el inicio de una expansión internacional que, de momento, aún está en ciernes.

Almacenes y ‘Ruta de la seda’ mundial

Con estos resultados, la compañía ha anunciado que se ha marcado una serie de objetivos que debatirá para elaborar un nuevo plan estratégico. Sin embargo, Juan Manuel Serrano ha dado muchas pistas de cuál será el rumbo que Correos trazará.

Foto: 9.700 personas participan en el examen en Sidella, Pontevedra. (EFE)

Por un lado seguir con la internacionalización. China y Portugal aún están asentándose, pero latinoamérica y el otros países de la Unión Europea son del gusto de la compañía.

Han destacado que creen que pueden lograr asentarse en estos lugares porque, “aunque es un desafío muy ambicioso, tenemos los mimbres para convertirnos en un eje logístico en el sector que una Asia, Europa y Latinoamérica”.

Respecto al continente americano, Serrano ha hecho especial hincapié en que “es un mercado natural para nosotros, ya tenemos muchos envíos allí”. De esta forma Correos tendría presencia en tres continentes y, sobre todo en área de paquetería, tendría acceso a unos mercados potencialmente inmensos.

Foto: .

Por su parte, la compañía también quiere entrar en nuevos negocios, concretamente quiere abrir el melón de la logística para tener una nueva fuente de ingresos que frente la hemorragia postal. “Muchos pequeños y grandes empresarios nos dicen que no deberíamos limitarnos a entregar, sino también almacenar”.

De esta forma cubrirían todas las áreas del sector y, según Serrano, entrar en este segmento sería fácil porque “ya tenemos la base para trabajar”. Propone usar los activos inmobiliarios de correos y reacondicionarlos para que sirvan como almacenes.

También afirman que estos cambios tienen que estar apoyados en “un aumento de la eficiencia en muchos frentes”. El único que Serrano ha explicado ha sido una eventual reforma del modelo de flota que consistiría en “actualizar cómo hacemos el reparto, las rutas” y, en definitiva “racionalizar todos los procesos que las componen actualmente”.

7.000 nuevos empleos

Para todos estos desafíos Correos ha avisado de que a la reciente oferta de empleo que ahora tiene, va a sumarle otra o bien a finales de 2020 o en 2021. La ya emitida que asegura la contratación de 4005 empleados nuevos que comenzarán a trabajar este mes de junio ha tenido una gran recepción, con más de 166.000 personas inscritas para optar a estos puestos.

Foto:  Decenas de personas esperan este domingo en las aulas de la facultad de CC Biológicas de la Universidad Complutense para realizar el exámen de unas oposiciones de Correos. (EFE)

Lo único que sabe de la futura demanda de empleados es que requerirá de acuerdo con los sindicatos y esperan que sea de unas 3.400 nuevas incorporaciones. Además, estos 7000 nuevos trabajadores tendrán un coste mayor debido a que el nuevo consejo de ministros ya ha pactado la subida del salario de los funcionarios un 2%.

Correos Precios
El redactor recomienda