entrevista a roberto ducay

Correos pisa el acelerador internacional: "En 2025 estaremos en muchos más países"

El director financiero y de expansión de la compañía pública fía el crecimiento financiero de la empresa a dos patas esenciales: la internacionalización y los servicios públicos y privados en su red de oficinas

Foto: Roberto Ducay, director financiero y de expansión de Correos.
Roberto Ducay, director financiero y de expansión de Correos.

Es una de las grandes empresas públicas españolas, pero en su caso quizá la competencia ha sido más acusada que en otros sectores. Con una caída incuestionable del envío de cartas, ¿cómo ha podido transformarse una empresa como Correos para ofrecer nuevas líneas de negocio? Hablamos con Roberto Ducay, director financiero y de expansión de la compañía, para vislumbrar el presente y –sobre todo– el futuro de Correos.

PREGUNTA. ¿En qué situación financiera se encuentra Correos ahora mismo?

RESPUESTA. En lo que llevamos de 2019 está siendo muy buena. Las previsiones que hicimos, tanto desde el punta de vista de facturación como de márgenes, se van a cumplir ampliamente. Hemos cerrado el balance consolidado con más de 2 millones de euros de rentabilidad positiva y todo hace prever que estos dos meses que le quedan a 2019 también tendrán buenos resultados. Más allá de las tendencias divergentes entre postal y paquetería, los resultados han sido francamente buenos.

P. ¿Y de cara a 2020?

R. Va a ser un ejercicio con unos retos derivados de una tendencia que ya se viene manifestando en años anteriores: la caída del negocio postal, el tradicional de Correos, que se ha agudizado en el segundo trimestre de 2019. La proyección para 2020 de esa línea de negocio es de caída significativa, pero vamos a compensarla con las líneas de diversificación lanzadas en 2019 y que en 2020 seguirán madurando.

Además, previendo estos retos, hemos lanzado nuestro Plan Estratégico 2020-2023 para orientar el futuro de la empresa en los próximos años. Este plan tiene varias patas, como la internacionalización, que ya la comenzamos este 2019 con nuestras entradas en Portugal y en China, o los servicios al sector público para capitalizar nuestras 2.396 oficinas. De todos modos, aún estamos diseñando todas las líneas maestras del Plan Estratégico y el objetivo es seguir creciendo en ingresos.

P. ¿Hasta qué punto el comercio electrónico ha cambiado la empresa? Si Correos se hubiera apalancado en el envío postal, ahora mismo estaría en serios problemas...

R. Nos ha cambiado sustancialmente. La diversificación en paquetería es reciente comenzó fundamentalmente hace cinco años. Y cuando irrumpimos en este sector, en 2015-2016, empezamos a tener tasas de crecimiento interanuales superiores al 50% y ahora lo hacemos con tasas del 20%. Tuvimos que redefinir nuestra red logística, pero lo conseguimos con el compromiso de los trabajadores. Y el proceso de transformación aún no ha terminado: estamos buscando nuevos negocios que hagan crecer la compañía.

P. Uno de los problemas del ecommerce es el envío urgente y la última milla, que generan un impacto ambiental que muchos consideran inasumible. ¿Cómo se afronta esa bipolaridad de que el usuario quiera pronto su paquete pero haya que ser sostenibles?

R. Ahora mismo tenemos la red de vehículos eléctricos más importante de España y, además, hemos lanzado diferentes lotes para seguir profundizando en este tipo de vehículos. También estamos pensando en una estructura logística de pequeños hubs dentro de las ciudades para hacer repartos de noche y que haya menos desplazamientos de kilómetros dentro de las almendras de los centros urbanos.

Es un proceso cambiante y en ebullición. A todos los que nos dedicamos a la distribución y la logística este tema nos preocupa desde el punto de vista de la sostenibilidad. Tenemos que conjugar el servicio al cliente y la demanda del mercado con la menor contaminación posible.

"Estamos pensando en hubs dentro de las ciudades para hacer repartos de noche y que haya menos desplazamientos de kilómetros"

P. ¿Y es difícil conjugar eso?

R. Hombre, todo sería más fácil si hubiese una conciencia social colectiva y tuviéramos en cuenta que cuando buscamos entregas rápidas a domicilio generamos más kilómetros y una mayor red de vehículos circulando. Por ahora la responsabilidad recae en los operadores y es difícil de conjugar, pero las vías de trabajo están abiertas y las flotas eléctricas están funcionando, pero hay que combinarlas con soluciones logísticas. Los grandes centros de almacenamiento siempre han estado a las afueras de las grandes ciudades, pero si tenemos una pequeña red de almacenes más céntricos la distribución puede ser mejor.

En este sentido, Citypaq es una de las soluciones precisamente para evitar el segundo envío. Estamos desarrollando muchos convenios con empresas grandes para poner los Citypaq en sus lugares de trabajo, para que los empleados puedan recibir allí sus paquetes. Está siendo muy bien recibido tanto por los ciudadanos como por los clientes. Es una línea más de trabajo para hacer eficaces las entregas y para hacer sostenible la última milla.

P. Imagino que Correos ha aprendido que centrarse en un único modelo de negocio puede ser peligroso. ¿Cómo se está diversificando?

R. Más allá de los negocios globales, hemos profundizado en dos aspectos de la diversificación que lanzamos en 2019: dar servicios públicos y privados en nuestras oficinas.

En la parte pública hemos tenido un buen partner como la Dirección General de Tráfico, con la que, por ejemplo, hemos permitido que los ciudadanos puedan solicitar un duplicado del permiso de circulación de su automóvil o la pegatina ecológica, y estamos trabajando para que pronto también puedan pedir el duplicado del carnet de conducir en nuestras oficinas. Esto nos está dando muy buenos resultados, el ciudadano está dispuesto a pagar un poco más por no tener que ir a la sede de la DGT. Aquí también podemos meter la alianza que hemos firmado con Renfe y con la que la gente también puede comprar sus billetes sin ir a la estación, que suele estar a las afueras de las ciudades y los pueblos.

"Nuestra diversificación pasa por dar servicios públicos y privados en nuestras oficinas"

En la privada también hemos cerrado alianzas con Movistar (para vender paquetes de O2), con Endesa (para contratar paquetes de luz o gas) y con otras cuyos acuerdos están bastante cerca. Llevamos meses preparando la prestación de más servicios financieros con una gran entidad que los que ya estamos dando actualmente con Correos Cash o con Western Union.

P. Pensemos en el futuro. ¿Dónde estará Correos en 2025?

R. Habremos reducido notablemente el peso del envío postal en nuestros ingresos, habremos seguido creciendo en paquetería y probablemente seamos un operador logístico de referencia. Además, seremos una compañía mucho más multinacional, tendremos presencia en más áreas y países del mundo.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios