el grupo alcanza los 108M de facturación

Sarasola y Sandra Ortega llevan Room Mate a la Costa Azul tras superar los 100M

La cadena hotelera, que este año abre en Portugal, prepara su desembarco en Mónaco y sube su apuesta por Turquía. Un crecimiento que le permitirá doblar tamaño en año y medio

Foto: Room Mate Olivia es el primer hotel de playa de la cadena.
Room Mate Olivia es el primer hotel de playa de la cadena.

Quince años después de poner en marcha Room Mate Hotels, la aventura conjunta de Kike Sarasola y Sandra Ortega ha cogido velocidad de crucero y ha logrado superar la psicológica barrera de los 100 millones de euros de facturación.

En concreto, la cadena cerró el pasado ejercicio con unos ingresos de 101,8 millones, un 23% más que el año anterior, con un beneficio bruto operativo (ebitda) de 5,1 millones (+55%). Suma y sigue, porque la facturación del grupo llega hasta los 107,6 millones si se añaden los 5,8 millones de facturación que logró Be Mate, la filial de apartamentos del grupo, que se anotó un crecimiento del 35%.

Imagen del primer Room Mate Playa.
Imagen del primer Room Mate Playa.

"Estamos en un momento de solidez y preparados por si viniera otra crisis", señala Kike Sarasola, quien, lejos de conformarse con lo conseguido, tiene en mente un ambicioso plan de crecimiento que pasa por duplicar el tamaño de la cadena en los próximos dos años, y entrar en nuevos mercados.

Para conseguir lo primero, Room Mate tiene ya firmados 10 nuevos hoteles cuyas aperturas se irán produciendo de manera escalonada en un plazo de año y medio en Madrid (el antiguo Rex, en febrero), Mallorca (el hotel Olivia, en junio), Las Palmas y Málaga (previstos para el último trimestre de este ejercicio) y San Sebastián (2021).

Fuera de nuestras fronteras, este año arrancará en Lisboa y el próximo en Oporto; mientras que en Roma se inaugurará un hotel junto a la plaza de España en febrero, y en septiembre se relanzará otro, que ha sido redecorado. Y en París abrirá dentro de 20 meses. Todos estos estrenos permitirán al grupo pasar de 26 a 36 establecimientos.

Además, la compañía está en avanzadas conversaciones para cerrar otros 10 proyectos, que le permitirán pasar de las algo más de 1.900 habitaciones actuales a 4.700 en tres años y, sobre todo, le abrirán las puertas de la elitista Costa Azul.

Panorámica de Mónaco.
Panorámica de Mónaco.

La cadena está en proceso de 'due dilligence' (auditoría interna) para hacerse con el que será su primer establecimiento en Mónaco, todo un salto de categoría para una compañía que, desde el principio, apostó por la internacionalización.

De hecho, apenas tres años después de nacer, en 2008, Room Mate abrió su primer hotel de Nueva York —actualmente, la estadounidense es la primera nacionalidad de clientes de Room Mate, y Sarasola está buscando más oportunidades en la ciudad de los rascacielos, en Miami y en Los Ángeles—.

Además de en Mónaco, Room Mate ya está casi en proceso de firma para sumar nuevos establecimientos en Málaga, Ibiza, Sevilla, Venecia, Turín, Milán, Roma y Estambul, en esta última ciudad, por partida doble.

Consolidación de Be Mate

Además de la cadena hotelera, Room Mate Group tiene desde hace cinco años una empresa de apartamentos turísticos bautizada como Be Mate que, en 2019, vivió su paso a la madurez, tanto por las cifras de ventas que alcanzó como por haber encontrado la fórmula de negocio.

Aunque en su plataforma se encuentran tanto apartamentos individuales como edificios enteros, Sarasola reconoce que prefiere esta segunda opción, y es a la que va a confiar el plan de crecimiento de la cadena, una hoja de ruta muy ambiciosa.

Be Mate abrirá 16 nuevos edificios en los próximos 18 meses en países como México (Ciudad de México y Baja California), Italia (Venecia, Roma y Nápoles) y España (Madrid, Málaga, Granada y Menorca), planes que le permiten confiar en alcanzar los 10 millones de ingresos en este 2020.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios