"CLAVE EN LA ESTRATEGIA DE ELECTRIFICACIÓN"

El ‘boss’ de Ford Europa confirma la apuesta eléctrica en España y da aire a Almussafes

Rowley anuncia 42M de inversión para adaptar el montaje del Kuga, S-Max y Galaxy a los motores híbridos. “La planta de Almussafes tiene un papel clave en la estrategia de electrificación”

Foto: Ximo Puig y el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley. (EFE)
Ximo Puig y el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley. (EFE)

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, lanzó este jueves un importante balón de oxígeno a los trabajadores de la factoría de Almussafes (Valencia) al señalar a la planta como un activo "clave en la estrategia de electrificación" de la marca del óvalo. En un encuentro con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras reunirse con los representantes sindicales, el ejecutivo anunció una nueva inversión de 42 millones de euros para adaptar a partir de 2021 las líneas de producción a los nuevos modelos híbridos de Kuga, S-Max y Galaxy, de los cuales 24 millones se destinarán a la nueva unidad de ensamblaje de baterías de iones de litio de última generación.

El anuncio supone para Almussafes garantizar una parte importante de la producción actual a la espera de conocer los nuevos modelos que Ford prepara para los próximos años, algunos de los cuales podrían recalar en Valencia. "En Almussafes, se van a fabricar siete versiones de vehículos eléctricos. Será la planta que más eléctricos de Ford fabrique en Europa", señaló Rowley. "Tenemos el deseo de continuar la excelente relación que hemos tenido en los últimos años", hizo hincapié. "Con la electrificación convirtiéndose rápidamente en la tendencia principal, estamos aumentando nuestra inversión en Valencia, para proporcionar aún más modelos electrificados y distintas opciones de motricidad para nuestros clientes", abundó. "Esperamos que la mayoría de nuestras ventas de vehículos de pasajeros estén electrificadas a finales de 2022".

Almussafes será la planta de Ford que más eléctricos fabrique en toda Europa

La visita oficial a la que es la única planta española de Ford y al Palau de la Generalitat estuvo marcada por toda la parafernalia propia de un intento por la parte empresarial e institucional de lanzar un mensaje de compromiso mutuo y confianza en el futuro. Rowley y el 'president' valenciano se dejaron fotografiar al volante del Kuga híbrido enchufable, que ya se fabrica en Almussafes y que va a representar en 50% de la carga de trabajo de un complejo industrial con cerca de 7.000 empleados. La factoría, que ha recibido de la Generalitat más de 100 millones de euros en ayudas para renovación tecnológica en los últimos años, viene acumulando ajustes temporales de empleo para adaptar su cadena de producción a una decreciente demanda de coches. Este año, tiene asignados otros 17,4 millones de euros para la Fundación para el Desarrollo e Innovación, que desarrolla programas de modernización e I+D+i.

Ximo Puig (i) y el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, en el Palau de la Generalitat. (EFE)
Ximo Puig (i) y el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, en el Palau de la Generalitat. (EFE)

Los recortes anunciados por Ford en una parte importante de su estructura productiva en Europa (Alemania, Francia y Reino Unido) y la decisión de llevarse a México la producción de la Connect que se exportaba a Estados Unidos habían generado muchas incertidumbres. El anuncio realizado este jueves por el presidente de Ford Europa transmite al menos el mensaje de que la enseña de Detroit cuenta con su filial española para la estrategia eléctrica, si bien Rowley se mostró cauto a la hora de comprometer todos los empleos para el futuro: "Es difícil tener la certeza absoluta. Tenemos la confianza de que vamos en la línea adecuada de invertir en tecnologías de cara al futuro y de electrificar un rango de productos. Esto, combinado con la plantilla de Almussafes y su eficiencia, indica que continuaremos al menos con la colaboración que tenemos hasta ahora", tranquilizó a preguntas de los periodistas. "La electrificación da confianza, estabilidad del empleo y continuidad a la planta. Es un reconocimiento al trabajo, a la interlocución sindical y al compromiso de la planta", añadió Ximo Puig.

El comité de empresa ve "claroscuros" en el discurso de la dirección de Ford y reclama una "tormenta eléctrica" para garantizar la planta

Pese a las noticias positivas, el complejo industrial sigue pendiente de conocer las alternativas a la decisión de Ford de trasladar a Estados Unidos la producción de los motores Ecoboost 2.0 y 2.3. Hay 900 empleos en juego y el comité de empresa, con el que estuvo reunido Rowley, quiere que la compañía tenga a Almussafes como opción para la fabricación de nuevos motores híbridos, no solo el ensamblaje. "No tenemos una decisión tomada. Pero estamos comprometidos en seguir buscando e investigando alternativas para el futuro de esta planta", afirmó.

Para el comité de empresa, sigue habiendo demasiadas incógnitas en el discurso y los planes de Ford en España. Los trabajadores de Almussafes han reivindicado ante la cúpula directiva de Europa una "tormenta eléctrica" para la planta valenciana que asegure su futuro y el del empleo, en la que será clave el funcionamiento del nuevo Kuga en el mercado. Para Carlos Faubel, presidente del comité de empresa y responsable del sindicato mayoritario en la planta, UGT, la reunión con Ford Europa mostró "claroscuros", ya que la apuesta por las versiones híbridas en Almussafes es una señal "positiva" en ese camino, pero hay que tener en cuenta la planta de motores, que a partir de 2022 reducirá su carga de trabajo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios