LOS NUEVOS 8X8 SE ESPERAN DESDE HACE 13 AÑOS

Giro de Defensa en los 8x8: ¿blindados made in UE mejor que los de Santa Bárbara?

Tras rechazar la oferta de Santa Bárbara, filial de la americana General Dynamics, España busca sumarse a los programas conjuntos de compra de blindados de Alemania, Holanda y Lituania

Foto: Uno de los demostradores del blindado 8x8. (Ejército de Tierra)
Uno de los demostradores del blindado 8x8. (Ejército de Tierra)

El Gobierno está utilizando las grandes compras de material militar, ya sean aviones o blindados, para promover un profundo giro en la estrategia industrial que respalda la fabricación de ese nuevo material. En este sentido, el Ejecutivo español estudia sumarse a los programas europeos de compra de blindados que comparten Alemania, Holanda, Lituania y, desde 2019, Reino Unido. Ello tras rechazar Defensa la oferta presentada por Santa Bárbara Sistemas, filial de la estadounidense General Dynamics, que se ha retrasado en la fabricación de los primeros cinco blindados 8x8 con función de demostradores y cuya oferta económica excedía el presupuesto previsto.

General Dynamics, que integró la antigua firma pública Santa Bárbara Sistemas en 1999, queda así con menos opciones de hacerse con la producción de los casi 350 vehículos por 2.100 millones de euros. El departamento que en el nuevo Gobierno mantiene Margarita Robles prevé utilizar ahora el modelo de contratación de la organización europea común de diseño, compra y mantenimiento de armamento Occar, de la que España es uno de los seis miembros europeos fundadores junto a Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Bélgica.

Es decir, el contrato quedará en manos solo europeas. De las tres alternativas que maneja Defensa para reactivar este asunto, la de Occar es la que gana más enteros, según distintas fuentes industriales consultadas. El Ministerio de Defensa, consultado ayer por este medio, no respondió antes del cierre de esta edición sobre el recurso a la Occar. Santa Bárbara Sistemas ha asegurado a El Confidencial que es una empresa con autonomía de diseño independiente de su matriz estadounidense para ofrecer al Gobierno un producto 100% español y por tanto europeo, tal y como exigía el pliego del contrato para esos cinco blindados demostradores.

Una clave de esta finta del Gobierno a General Dynamics, que asumió las plantas de fabricación de vehículos militares y armamento de Andalucía (Sevilla y Granada) y Asturias (Trubia) al adquirir Santa Bárbara, es la mayor autonomía que busca el ejército español sobre el material que utiliza. Y también tratar de ahorrar costes de mantenimiento posteriores, haciendo coincidir las características del vehículo con los blindados de otros países europeos vía Occar. Las fuentes industriales consultadas en las últimas semanas señalan que la Dirección General de Armamento (DGAM), con el respaldo de la cúpula política del ministerio, tiene tres directrices básicas cara a estas grandes compras de material militar —los 350 vehículos 8x8 son solo un tercio de las necesidades totales de España—.

Primero, la generación de cargas de producción y tecnología potentes para la industria española vía un plan industrial específico; la autonomía de movimiento del material a cualquier país (sin necesidad de pedir autorización a terceros países); y la soberanía sobre el producto para poder exportarlo (con el acuerdo del resto de socios del programa en Occar, en su caso). Y eso en un marco europeo es más factible, de hecho, España ya participa en cuatro programas de suministro de armamento vía Occar: el de avión militar de Airbus A400M, el Eurodrone (junto a Alemania, Francia e Italia), el helicóptero Tigre (junto a Francia y Alemania) y Essor (sistema de comunicaciones seguro por radio).

Santa Bárbara ha puntualizado a este medio que, en virtud del pliego de condiciones que exigió Defensa para fabricar los cinco primeros 8x8 Dragón demostradores, el blindado cumple con esas tres directrices. Es decir, no tiene traza alguna de tecnología estadounidense que limite la soberanía del ejército sobre el uso de esos vehículos.

Aspirantes

La Occar tiene además un programa conjunto de blindados 8x8 con el modelo Boxer que se usa en los ejércitos alemán, holandés y lituano. Reino Unido se reintegró en el programa el pasado año como observador, tras haber estado ligado a él ocho años hasta 2004. La apuesta de España por este organismo multilateral, abierto a la participación de ejércitos de otros países europeos o no europeos no miembros, enlaza además con un rearme literal de Europa apostando por el desarrollo de tecnología militar independiente de EEUU. Un viraje estratégico que se plasma en el primer fondo para financiar nueva tecnología de Defensa en el presupuesto europeo 2020-2027.

Una pregunta relevante es si los actuales socios industriales del Boxer, que ya se produce bajo gestión de la Occar, tendrán ventaja respecto a otros fabricantes. Esos socios son las alemanas Rheinmetall MAN y Krauss Mafei (que compitió precisamente con General Dynamics por comprar Santa Bárbara en 2001). Otros aspirantes a hacer el 8x8 español serían los franceses de Nexter, que ya compitieron por adjudicarse los cinco demostradores iniciales que ganó GD-SBS. Nexter ha fabricado, junto a Renault, 630 blindados 8x8 para el ejército francés y está negociando incorporar a un potente grupo español a la oferta que presentará, según las mismas fuentes. Los italianos Iveco, con presencia industrial en España y experiencia en vehículos militares, son otros de los aspirantes.

Las alemanas Rehinmetall y Krauss Mafei, que fabrican el 8x8 de la Occar, y las francesas Nexter y Renault son claros ofertantes al nuevo contrato

El rechazo a la oferta de Santa Bárbara Sistemas por el Gobierno ha generado preocupación por el futuro de las factorías de Alcalá de Guadaíra y Trubia, que iban a realizar la integración y pruebas funcionales del 8x8 Dragón, que es el nombre popular del blindado. Estas plantas trabajan para pedidos del ejército español, pero también para pedidos de GD en otros países europeos.

Hasta 1.650 personas estarían vinculadas a la fabricación de las 348 unidades hasta 2030 en Sevilla y Asturias, de las que 650 serían empleos nuevos directos. La carcasa y el motor del blindado propuesto por GD-SBS se producen en Austria, en otra de las plantas del grupo americano en Europa. General Dynamics contaba con dos socios españoles, Indra y Sapa, que aportaban sistemas y equipos embarcados, una contribución nacional que Defensa cuidará que se mantenga en el nuevo contrato, sean franceses o alemanes quienes finalmente lideren el consorcio constructor. En este sentido, se ha dirigido ya el propio departamento a las dos firmas españolas, para que se sumen al contratista principal que se haga con el nuevo contrato, y ambas han respondido positivamente.

La urgencia sigue siendo extrema, ya que hace 13 años que se lanzó el proceso de modernización de los actuales y vulnerables ante determinados ataques blindados BMR.

Alta prioridad

Defensa sí señaló, a preguntas previas de este medio durante el proceso de elaboración de este reportaje en los últimos días: "Tras la decisión de dejar desierta la licitación del contrato de producción del VCR 8x8, se están estudiando las posibles alternativas que permitan cumplir los requisitos operativos fijados por el Ejército de Tierra para este vehículo, cumpliendo los plazos de entrega y un Plan Industrial que asegure y preserve las capacidades industriales y tecnológicas nacionales fomentadas con este programa".

Y añadía el ministerio: "Entre las alternativas, está la de un contrato negociado y abierto a aquellas empresas del sector que cumplan con los requisitos establecidos en el pliego de prescripciones técnicas, que se elaborará a tal efecto". Esas alternativas se están comenzando a analizar y el departamento que dirige Robles no puede precisar plazos, aunque asegura que es un tema de "alta prioridad" y que espera que en las próximas semanas se pueda lanzar un nuevo proceso de contratación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios