Es noticia
Landmark (Santander) decide seguir con Altamira y Aliseda, pero les aprieta las tuercas
  1. Empresas
nueva política de comisiones

Landmark (Santander) decide seguir con Altamira y Aliseda, pero les aprieta las tuercas

La nueva promotora de Banco Santander ha decidido seguir trabajando con los dos 'servicers' pero, en línea con lo que ya ha hecho Sareb, va a modificar toda la política de comisiones

Foto: Sucursal de Banco Santander. (EFE)
Sucursal de Banco Santander. (EFE)

Landmark, la nueva promotora que ha creado Banco Santander con los últimos 4.500 millones de euros en suelos tóxicos que seguía teniendo en su balance, ha decidido seguir trabajando con Altamira y Aliseda, pero con unas condiciones diferentes y más exigentes.

La empresa ha decidido modificar toda la política de comisiones que tenía acordada con Altamira —que desde el pasado verano es propiedad en un 85% de la entidad italiana DoBank, mientras que el otro 15% es propiedad de Santander— y con Aliseda, firma donde la entidad se reparte el accionariado con Blackstone.

La nueva promotora, a cuyo frente está Alberto Quemada, cuenta con una cartera de 4.000 suelos, la mayoría de ellos pendientes de tramitación para conseguir ser urbanizables, y un plan de negocio a 10 años que contempla una inversión de hasta 700 millones a lo largo de todo este periodo, al final del cual, el objetivo de Santander es estar por debajo del 80%.

placeholder Estand de Aliseda en el Salón Inmobiliario de Madrid. (El Confidencial)
Estand de Aliseda en el Salón Inmobiliario de Madrid. (El Confidencial)

Al decidir seguir con Altamira y Aliseda, Landmark podrá apoyarse en la red de los dos 'servicers', aspecto crucial para la promotora, que cuenta con suelos repartidos por toda España, la mayoría de ellos pequeños. Esta circunstancia hace que la promotora considere la venta directa local como una de sus principales vías de desinversión, objetivo que le exigiría contar con una plantilla cinco veces mayor que las 40 personas que quiere tener si no contara con la red de los 'servicers'.

La nueva filial de Santander sigue así los pasos que ya ha dado Sareb, que en la reciente renovación de su contrato con Haya, competidor de Altamira, ha modificado tanto el volumen del acuerdo, cercenando los servicios que le tiene cedidos, como la política de comisiones, más ligada a resultados de venta que a gestión. El banco malo ya ha advertido de que las próximas renovaciones con Altamira, Solvia y Servihabitat van a seguir el mismo camino.

Esto, unido al nuevo marco que también ha decidido imponer Landmark, refleja claramente el nuevo ciclo que se abre para los 'servicers', cuyos honorarios van a ir, cada vez más, ligados al éxito real de ventas, y estas, además, estarán sobreincentivadas en función del precio.

Altamira Real Estate Blackstone Aliseda
El redactor recomienda