traspasa 4.500 millones en suelos

Santander ficha en Acciona y Aelca la cúpula directiva de Landmark, su nueva promotora

La entidad ha incorporado a las filas de su nueva inmobiliaria a José Córdoba, director de Promoción de Acciona, y al responsable de negocio inmobiliario de Aelca, Pedro Rodríguez Agudín

Foto: Sucursal del Banco Santander. (EFE)
Sucursal del Banco Santander. (EFE)
Adelantado en

La última apuesta inmobiliaria de Banco Santander acaba de echar oficialmente a rodar. Tras meses preparando su lanzamiento, desde el pasado viernes Landmark es tenedora ya de todos los suelos que continúa arrastrando en su balance la entidad presidida por Ana Botín.

Fue el pasado viernes cuando se culminó el traspaso de estos activos, una cartera cuyo detalle la entidad cántabra había declinado siempre desvelar y que, finalmente, se cifra en 12.000 fincas registrales, agrupadas en 4.000 suelos según afirman fuentes financieras, aunque desde la entidad han declinado hacer comentarios.

El valor bruto contable de todos estos terrenos asciende a 4.500 millones de euros, cifra que, en términos netos, es inferior a 2.000 millones de euros, según el último informe de valoración depositado por Santander en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para gestionar esta ingente bolsa de terrenos, todos ellos primarios y no edificables a día de hoy, Santander ha fichado a dos primeros espadas del sector: José Córdoba Fernández y Pedro Rodríguez Agudín.

Alberto Quemada.
Alberto Quemada.

Córdoba era, desde el pasado marzo, director general de Promoción de Acciona Inmobiliaria, puesto que ha abandonado para asumir la dirección de Desarrollo de Landmark.

Rodríguez, por su parte, llevaba tres años como director de negocio inmobiliario de Aelca, promotora controlada por Värde que ha unido fuerzas con Sareb para desarrollar 17.000 viviendas. En su nuevo puesto, será el director de Negocio.

Con estos fichajes, Alberto Quemada, consejero delegado de la inmobiliaria desde el pasado mayo, conforma su primera fila ejecutiva, un equipo en el que todavía se espera que haya más incorporaciones y, junto a la cual, tendrá que abordar el reto de convertir en urbanizable esta ingente bolsa de terrenos.

La constitución del equipo directivo sigue al nombramiento del consejo de administración de la gestora inmobiliaria que llevó a cabo el banco el pasado verano, cuando nombró presidente a un histórico de la casa como es Pedro Pablo Arechabaleta —ex Banesto y ex Urbis—.

Además, Manuel Velicia, Carlos Manzano y Juan Babio, ejecutivos ligados desde hace tiempo a la entidad y a sus diferentes filiales inmobiliarias, se incorporaron al máximo órgano de administración de Landmark junto a Javier García-Carranza, director general adjunto de Banco Santander.

Con el traspaso a Landmark, la entidad ha arrebatado a los 'servicers' Altamira, Intrum y Aliseda la gestión de estos suelos, que bajo la plataforma de Landmark quiere poner en valor, probablemente, con el objetivo de una futura venta de la gestora.

Futura venta

Mientras el banco siga controlando el 100% del capital de la filial, estos terrenos continuarán en su balance, de ahí que en el sector se dé por hecho que el objetivo último de la entidad es la venta de la promotora.

Hasta entonces, los planes del banco pasan por ir traspasando a la gestora todos los terrenos que siga adjudicándose, e intentar maximizar el valor de los mismos llevando a cabo todas las tramitaciones necesarias para convertirlos en urbanizables.

Una estrategia que completa el ejercicio de saneamiento inmobiliario que ha llevado a cabo la entidad desde que Ana Botín tomó las riendas de la entidad y cuyos dos principales hitos fueron la fusión de Merlin y Metrovacesa, jugada a la que siguieron el traspaso de varios suelos y vivienda; y la venta de 30.000 millones de activos tóxicos heredados de Popular a Blackstone.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios