HA INVERTIDO MÁS DE 120 MILLONES

La caída en bolsa de Santander le cuesta más de 30 millones de euros a Botín

La presidenta reconoce en las cuentas de su sociedad patrimonial un deterioro de su inversión en la entidad que supera ya los 120 millones

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la última junta general de accionistas de la entidad. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la última junta general de accionistas de la entidad. (EFE)
Adelantado en

Ana Botín ha lanzado a sus cuatro millones de accionistas el segundo mensaje de confianza en la evolución bursátil del Banco Santander en el último mes y medio después de la decepción provocada por los resultados del tercer trimestre del año. La presidenta ha anunciado que ha comprado 3,28 millones de títulos de la entidad financiera por 12,1 millones de euros a través de la sociedad patrimonial Cronje, controlada al 100% por la ejecutiva. Esta adquisición se suma al millón de títulos que compró el pasado mes de octubre por unos 3,6 millones de euros. Sin embargo, su participación acumula una pérdida latente de casi 30 millones desde 2015.

Según las cuentas oficiales de la sociedad patrimonial, Ana Botín era propietaria de 20,33 millones de acciones del Santander al cierre de 2018. Un paquete de títulos por el que pagó 110,12 millones de euros, pero que tenía un valor real de mercado de 80,78 millones al concluir el pasado año. Debido a la caída de la cotización registrada en el último ejercicio (cayeron casi un 25%), sus acciones habían pasado de valer 5,48 euros a 3,97 euros, lo que le obligó a reconocer un deterioro de su inversión de 14,89 millones.

Una pérdida que, sumada a una similar apuntada en su balance en 2015, eleva las minusvalías latentes hasta los 29,3 millones. Si se tiene en cuenta el descenso del 5% que acumula la cotización de la primera institución financiera de España, pese al 'rally' de los últimos días, los números rojos superan los 32 millones. Una apuesta que al menos está siendo mitigada con los dividendos que reparte el banco y por los que Ana Botín recibe unos 3,6 millones de euros de media en los últimos años.

Desde que el consejo del Santander nombró a Ana Botín presidenta ejecutiva en septiembre de 2014, la cotización del grupo financiero ha bajado casi un 50%, si bien el reparto de dividendos amortigua esa caída hasta dejar el retorno al accionista en torno al -30% en ese periodo. Desde el comienzo del mandato, el banco ha realizado dos ampliaciones de capital. La primera, en enero de 2015, por un importe de 7.500 millones de euros, a 6,18 euros por título, para reforzar los debilitados recursos propios de la institución. En esa operación se eliminó el derecho de suscripción preferente para los accionistas minoritarios al mismo tiempo que el dividendo se reducía un 66%, desde los 0,60 hasta los 0,20 euros por título.

La segunda, en julio de 2017, ascendió a 7.072 millones y sirvió para financiar la compra de Banco Popular a 4,85 euros. La familia acudió a esta ampliación de capital, que les obligaba a desembolsar 36 millones de euros para mantener y no diluir su participación del 0,5% De esta cantidad, 8,9 millones correspondían a Ana Botín por su paquete de 18,4 millones de títulos, el 0,125% del capital. La presidenta aportó estos casi nueve millones y el resto de la familia, que tenía sindicados los restantes 55,21 millones de acciones, también suscribió su parte.

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, en un acto. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, en un acto. (EFE)

En total, 14.500 millones de euros, que actualmente representan el 23,3% de la capitalización total de la entidad. Hoy, la cotización se cambia a 3,80 euros, un 21,64% por debajo de la última colocación, pese a recuperar casi un 10% en lo que va de diciembre.

Tras la transacción anunciada el lunes, la primera ejecutiva del banco cuenta con una participación total del 0,161%, desde el 0,142% declarado anteriormente, mientras que el paquete de la familia Botín ronda el 1% del capital, valorado en cerca de 600 millones. En 2008, antes del estallido de la crisis financiera, los fundadores del banco llegaron a ser dueños del 3%, cuando las acciones se cruzaban a más de 12 euros, con un valor superior a los 2.000 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios