VALORADOS EN 4.000 MILLONES

Bain pliega velas: encarga a JP Morgan y Deloitte colocar sus créditos en España

El fondo norteamericano está sondeando el mercado para transmitir todo el riesgo crediticio que ha ido comprando en España durante la crisis, a través de una titulización

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Adelantado en

Bain Capital, uno de los fondos más activos en España en los últimos años, inicia su retirada. Este inversor norteamericano ha dado un mandato a JP Morgan y Deloitte para que coloque en el mercado todos los créditos tóxicos que ha ido comprando en este país durante la crisis, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Estos títulos tenían un valor nominal inicial de unos 4.000 millones de euros, si bien suelen venderse con descuentos significativos. Desde el fondo, el banco de inversión y la consultora, no hicieron comentarios.

La decisión de Bain Capital llega en un momento de agitación entre los grandes fondos oportunistas ante los cambios políticos en España. Hay un banco que ya ha tenido que parar una gran cartera por la incertidumbre, BBVA, como publicó este medio, y otros estudian el posible impacto que tendría la llegada de Unidas Podemos al Gobierno.

La estructura elegida para salir es una titulización: los créditos seguirían en la mismas sociedades a través de las que compró Bain Capital, pero los nuevos inversores asumirían todos los riesgos y la rentabilidad.

De llegar a buen puerto la operación, Bain Capital seguirá en España a través de Habitat, la promotora inmobiliaria que compró hace dos años.

Una decena de carteras

Junto al factor político, fuentes de otros fondos consultadas señalan que Bain podría estar tomando la decisión por el cambio de ciclo económico y para cerrar algunas inversiones hechas ya hace años. Este tipo de vehículos se constituye con horizontes temporales de entre cuatro y seis años.

Este fondo aterrizó en España entre 2014 y 2015, aunque cuando pisó el acelerador fue en 2016, con la compra de cuatro carteras de Sabadell —dos—, Bankia y Cajamar, valoradas en 1.500 millones. En 2017, continuó con la adquisición de otros 1.500 millones en activos y préstamos de Bankia, Liberbank e Ibercaja. Y el año pasado se quedó con casi 1.000 millones en créditos morosos inmobiliarios de Sareb y Kutxabank.

Durante 2019, este fondo ha pasado a un segundo plano dentro de la compraventa de carteras en España. Ha participado en operaciones, aunque sin adjudicarse ninguna. E intentó vender alguna de las carteras que ahora va a titulizar, sin éxito.

La mayor parte de estos activos comprados entre 2016 y 2018 son préstamos a promotores inmobiliarios que las entidades — sobre todo las cajas— concedieron en los últimos años antes del pinchazo de la burbuja. Bain Capital los compró con un descuento considerable —del 70% aproximadamente—, lo que le ha dado margen para conseguir plusvalías durante estos años, hasta que ha decidido poner punto y final.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios