Cambiará el último decreto

La Generalitat ultima el levantamiento del cerrojazo a las renovables en Cataluña

El sector fotovoltaico está expectante ante este cambio. No obstante, los empresarios eólicos lo ven con más recelo. Se prevé que se muevan millones de inversión ahora paralizados

Foto: Foto: Istock.
Foto: Istock.

En los últimos seis años, en Cataluña solo se ha inaugurado un molino —un único molino, no un parque eólico—, en 2018, en el municipio de Pujalt (Barcelona). En Cataluña se había impuesto un auténtico cerrojazo a las energías renovables. Esta era toca a su fin, porque la 'consellera' de Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, ultima la reforma del decreto 147/2009 para reactivar la inversión en parques eólicos y fotovoltaicos en esta autonomía, según confirman fuentes de la propia Administración catalana. El cambio de decreto podría ser en el Consell Executiu de este mismo martes, o a más tardar la próxima semana.

Esta semana, en una entrevista en Catalunya Ràdio, la propia Chacón adelantaba: “Derogamos este decreto que limitaba la implementación de parques eólicos y fotovoltaicos. Este martes que viene, derogamos este decreto. (…). Hemos de tender hacia la generación de energía renovable porque estamos muy a la cola de donde deberíamos estar. Aquí había un decreto que las limitaba, pues fuera decreto. Lo modificamos. Se aprobará el martes que viene”.

“Fomentaremos estas renovables también en las ciudades, facilitaremos mucho los trámites burocráticos para placas solares y parques fotovoltaicos y no limitaremos estas infraestructuras a zonas concretas”, ha apuntado la 'consellera', con lo que da por finalizada más de una década perdida en que Cataluña se ha colocado a la cola de todas las CCAA en generación de energía renovable.

Cataluña ha ido perdiendo peso en el sector de renovables. La comunidad solo tiene 1.263 megavatios (MW) de energía eólica instalada

En 2013 muchos de los promotores que iban a construir parques eólicos renunciaron y exigieron a la Generalitat recuperar sus avales. Desde entonces, solo sobrevive un proyecto de la ZDP de Naturgy, que se mantiene en marcha ubicado en los parques de Punta Redona, Tres Termes y Los Barrancs, en la zona de Terra Alta (Tarragona). Pero seis años después tampoco se ha llevado a cabo, pendiente de diversas autorizaciones locales: la burocracia a la que se refería Chacón en sus declaraciones.

Cataluña ha ido perdiendo peso en el sector de renovables. La comunidad solo tiene 1.263 megavatios (MW) de energía eólica instalada. Y hay un total de 410 MW que podrían desarrollarse bajo la legislación previa pero que los constructores prefieren usar para especular vendiéndose los derechos unos a otros, lo que también dificulta una realización efectiva.

Ventana de oportunidad

La reforma del decreto puede ser la única ventana de oportunidad para las empresas del sector para llevar a cabo sus proyectos, ya que la Generalitat prepara una nueva ley que podría ser más restrictiva, según anunció el 'conseller' de Territori, Damià Calvet, también esta semana, ya que estará pensada para fomentar solo pequeños proyectos sostenibles y colaborativos. Por lo tanto, en unos años, el futuro legal podría volver a ser restrictivo.

El sector fotovoltaico está expectante ante este cambio. En cambio, los empresarios eólicos lo ven con más recelo, desencantados con la Generalitat. No se puede dar una cifra de la inversión privada que movilizará este cambio legal que la Generalitat implementará en breve.

Futuros cambios

El Govern aprueba la memoria preliminar del anteproyecto preliminar de la Ley de Transición Energética de Catalunya, y según Damià Calvet, “la Generalitat ha sido pionera en orientar su modelo hacia una estructura energética más sostenible, y la prueba es el Pacto Nacional para la Transición Energética”. El problema es que el pacto nacional se ha incumplido de manera sistemática desde que se firmó, y la prueba es el retraso en la implantación de parques eólicos.

“No hemos sumado la potencia de energía renovable que nos hubiese gustado, pero es debido a una ley que marcaba unas pautas y que forma parte de un decreto que fijaba un conjunto de limitaciones con las ubicaciones. El Govern está transformando este decreto para finalizar estas restricciones”, ha apuntado el 'conseller' el pasado martes, cuando ejerció como portavoz del Govern.

La ventana de oportunidad en Cataluña para los promotores de renovables será el tiempo que esté en vigor el nuevo decreto y antes de la nueva ley

Pero, según Calvet, la nueva Ley de Transición Energética “apoyará un modelo que no es el mismo que tienen otras CCAA y que no es el modelo que necesita Cataluña, ya que en el resto de España se centra solo en la suma de MW de grandes proyectos pilotados por fondos de inversión. Creemos en una transición energética que se llevará a cabo sin grandes proyectos de fondos de inversión y que será un modelo que en 2030 tendrá una generación del 50% de renovables”.

Por tanto, el cambio de decreto y lo que esté en vigor hasta que se apruebe la nueva ley serán la ventana de oportunidad para que opere el sector. Una ventana de oportunidad limitada en el tiempo. También habrá que ver si el cambio de decreto será suficiente para eliminar las limitaciones que ponen ayuntamientos, plataformas ecologistas y la CUP cuando estos proyectos se intentan desplegar por el territorio. Muchas veces, la verdadera oposición viene del poder local y de una Generalitat que es incapaz de imponerse para luego no perder apoyos en el Parlament en temas vinculados al 'procés'.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios