JUICIO POR LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

Rato pide el último turno del juicio de Bankia para 'atizar' a Goirigolzarri

El expresidente defiende que protegió a los accionistas de Bankia durante su mandato en la entidad y que no hubiera habido juicio si Goirigolzarri no hubiera pedido ayudas públicas

Foto: Rodrigo Rato y José Ignacio Goirigolzarri, en 2012. (EFE)
Rodrigo Rato y José Ignacio Goirigolzarri, en 2012. (EFE)

Rodrigo Rato ha utilizado el último momento del juicio del caso Bankia para cargar contra su sucesor en la entidad nacionalizada, José Ignacio Goirigolzarri. El exvicepresidente del Gobierno y ex director gerente del FMI ha pedido el último turno de palabra en la sesión que ha puesto fin al juicio de casi un año, defendiendo todas sus decisiones al frente de Bankia y culpando de que haya juicio al actual presidente del banco: "Todos somos conscientes de que una de las razones por la que se ha producido este juicio son las decisiones tomadas por el consejo de administración que me sustituyó. Ese consejo dijo que tomaba las decisiones por razones y cambio de estimaciones de futuro, y tenía toda la razón, porque la crisis financiera fue peor en 2012, 2013 y 2014, hasta el punto de que Bankia, hoy, en 2019, vale menos por balance que cuando salió a bolsa. Por eso pido la absolución".

Cuentas pendientes

El principal procesado del caso Bankia, en prisión por las tarjetas 'black' de Caja Madrid, ha obviado de esta forma la intervención previa del abogado de BFA, que en su exposición de su línea de defensa ha cargado contra la fiscal, a pesar de no estar acusada por la misma.

Rato pide el último turno del juicio de Bankia para 'atizar' a Goirigolzarri

Desde que dejó Bankia en mayo de 2012, las críticas de Rato a Goirigolzarri han sido constantes. El exvicepresidente del Gobierno asegura que el banco podía haber salido adelante perfectamente con su plan de reflotarlo con 7.000 millones en ayudas públicas. En su lugar, el Estado concedió 19.000 millones a Bankia, tras el rescate financiero inyectado por Europa.

Junto a ello, Rato consideró una traición de Goirigolzarri y Luis de Guindos, entonces ministro de Economía, la investigación de las tarjetas 'black' de Caja Madrid, por la que está en prisión. Este caso se puso en marcha por un 'forensic' interno del banco, remitido al FROB y de ahí a la Fiscalía Anticorrupción.

Más allá de las últimas 'vendettas', Rato ha defendido que BFA y Bankia eran "entidades financieras complejas organizadas por los más altos estándares bancarios", con "profesionales de los mejores del mercado" y "con los mejores asesores del mundo". Además, ha remarcado que todas "nuestras decisiones fueron contrastadas con el regulador y el supervisor"; que "los administradores de Bankia no hemos tenido otro objetivo más allá que nuestro accionista"; y que entre 2010 y 2012 hubo tres cambios regulatorios que el banco "aplicó de manera correcta".

Rato es el principal acusado de la Fiscalía y del resto de demandantes del caso Bankia. Anticorrupción pide para él 8,5 años de prisión, tras endurecer su acusación añadiendo un delito de falsedad contable. El FROB, por su parte, pide cinco años de cárcel. Tras el fin del juicio, el tribunal presidido por Ángela Murillo tendrá la última palabra.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios