DESINVERSIÓN

Unicaja Banco vende suelos a Castlelake e hipotecas 'sanas' a Mediterráneo Vida

La entidad malagueña completa su mayor venta de activos problemáticos con el traspaso de suelos a Castlelake e hipotecas al corriente de pago a la antigua aseguradora de CAM

Foto: Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco (Efe)
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco (Efe)

Unicaja Banco completa la mayor venta de activos problemáticos de su historia. La entidad malagueña cerró a finales de la semana pasada la venta de créditos dudosos y activos inmobiliarios valorados en 949 millones a cinco inversores: Castlelake, Urbania y Mediterráneo Vida, que se suman a Cerberus y Davidson Kempner, como ya adelantó por este medio),

Se trata de una 'megacartera' con la que la entidad andaluza saca de su balance activos improductivos valorados en 830 millones, mejora su capital en 40 puntos básicos y con la que obtiene plusvalías valoradas en 17 millones. Normalmente, este tipo de operaciones acarrean minusvalías a los bancos, lo que indica que tenía bien provisionados los activos. Los asesores de Unicaja han sido EY y KPMG.

Esta venta ha estado dividida en varios tramos que se han repartido los inversores, la mayoría fondos norteamericanos. La parte más novedosa es la vendida a Mediterráneo Vida, la primera aseguradora en comprar activos problemáticos de los bancos como inversión. La antigua filial de seguros de CAM, vendida a Ember en 2016, adquiere 3.700 créditos dudosos para la compra de viviendas que han sufrido durante la crisis, pero que están actualmente en recuperación -denominados 'subperforming'-, valorados en 250 millones.

Por su parte, Castlelake y Urbania se han repartido los activos adjudicados, incluidos algunos de los mejores solares que seguían en el balance de Unicaja. Entre ellos, suelos para construir 2.000 viviendas en la barriada de Sánchez Blanca en Málaga, según ha publicado la prensa local.

Resultados

Mientras, los créditos dudosos de la cartera, valorados en unos 300 millones, han sido comprados por Cerberus y Davidson Kempner.

La entidad malagueña ha presentado resultados este lunes, con un beneficio neto de 116 millones de euros al cierre del primer semestre, lo que supone un aumento del 11,4% respecto al mismo período del ejercicio 2018, al registrar un aumento del margen bruto y una disminución de los gastos de explotación del 2,7%, así como en unas reducidas necesidades de saneamientos

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios