PROYECTO DE 1.000 MILLONES

Unicaja vende su mayor cartera de activos tóxicos a Cerberus y Davidson Kempner

El grupo malagueño ultima la venta de miles de pisos y créditos problemáticos a inversores norteamericanos, valorados en 1.000 millones, un tercio de toda su exposición inmobiliaria

Foto: Exterior de una oficina de Unicaja Banco.
Exterior de una oficina de Unicaja Banco.

Unicaja Banco ultima su mayor venta de activos inmobiliarios en toda la crisis. La entidad malagueña apura los últimos detalles para vender pisos y créditos ligados al ladrillo valorados en 1.000 millones de euros. La mayor parte de estos activos serán comprados por los fondos norteamericanos Cerberus y Davidson Kempner (DK Partners), según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde Unicaja no hicieron comentarios.

Esta operación es clave para el grupo presidido por Manuel Azuaga, que quiere limpiar todo lo posible su balance de activos tóxicos durante 2019 antes de presentar su próximo plan estratégico.

Según sus últimas cifras reportadas al mercado -del primer trimestre-, Unicaja Banco tenía créditos dudosos valorados en 1.833 millones y adjudicados con una tasación inicial -bruta- de 1.640 millones. En total, 3.473 millones de los que el grupo financiero podría quitarse ahora de encima casi un tercio.

La cartera de 1.000 millones cuya venta perfila Unicaja se divide en varios tramos. El mayor es de créditos inmobiliarios impagados (NPL, por sus siglas en inglés), que salvo cambio de última hora se quedará Cerberus. El fondo norteamericano da de este modo un nuevo paso al frente en España tras quedarse hace poco fuera de la venta de la promotora de Sabadell, en la que se impuso Oaktree.

Hipotecas

La segunda mayor parte de la cartera es la de los activos adjudicados, principalmente pisos que se ha ido quedando la entidad a lo largo de la crisis, en la que asesora KPMG. El fondo mejor posicionado es Davidson Kempner, un 'hedge fund' norteamericano que lleva años comprando activos tóxicos en España. Este inversor se ha asociado en el pasado a Bank of America.

Una tercera pata de la cartera la forman hipotecas refinanciadas al corriente de pago. La entidad malagueña dio este mandato a EY con una subcartera valorada en 250 millones con 3.500 créditos dudosos para la compra de viviendas que han sufrido durante la crisis, pero que están actualmente en recuperación. Unicaja estaría negociando con una aseguradora la venta de estos créditos.

Unicaja espera que alguna de estas operaciones pueda cerrarse en los próximos días y se incluya así en la presentación de resultados semestrales del próximo lunes 29 de julio.

Estas desinversiones han sido planificadas por el nuevo consejero delegado, Ángel Rodríguez de Gracia, que hasta su nombramiento hace unas semanas dirigió la unidad de participadas y activos no estratégicos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios