LE DA 100 MILLONES A LABORATORIOS LARRASA

Un fondo inglés financia la investigación del genoma humano en un pueblo extremeño

Pemberton Asset Management ha prestado 100 millones de euros a Laboratorios Larrasa, ubicada en un pueblo de Badajoz de apenas 2.000 habitantes

Foto: José Larrasa en su laboratorio en Extremadura. (Anne-theater)
José Larrasa en su laboratorio en Extremadura. (Anne-theater)

Encontrar en España investigadores que opten por quedare en un país donde se está muy lejos —1,20%— del importe medio sobre el Producto Interior Bruto (PIB) que se destina en Europa —2%— a I+D+I, no es muy común. Que encima consigan que algún banco tradicional les financie un proyecto a largo plazo de retorno dudoso, es casi un milagro en la piel de toro. El sistema financiero prefiere el ladrillo, que aparentemente es más seguro que prestar dinero a compañías intensivas en capital, cuyo futuro depende del grado de acierto o no del investigador. Se puede dar mucho dinero para nada. O para mucho.

Sin embargo, algunas han empezado a ver en los fondos especializados en deuda una vía para costear sus procesos. Es lo que acaba de hacer Laboratorios Larrasa, una empresa situada en el pequeño pueblo extremeño de La Albuera dedicada a diagnósticos clínicos veterinarios, elaboración de autovacunas y análisis de alimentos. Pemberton Asset Management acaba de concederle un crédito de 100 millones de euros para refinanciar 25 millones de deuda bancaria y darle otros 75 millones para financiar su crecimiento.

El fondo inglés ha confiado en el plan de negocio de José Larrasa, que ha contado con la ayuda de Meridium GM Partners como asesor de esta operación poco frecuente en el mercado español. La compañía, que también ha contado con la ayuda de Deloitte, KPMG y PWC, se puso en manos de los exjecutivos de Bankia, Massimo Carocci y Gustavo Jiménez, que crearon Meridium en 2017 para facilitar a las pymes el acceso a dinero fresco que la banca no suele prestar a estas empresas de futuro incierto.

José Larrasa en el laboratorio. (EFE)
José Larrasa en el laboratorio. (EFE)

Pero Larrasa ha tenido que pagar un precio por encontrar financiación ante la frialdad de la banca tradicional. Según distintas fuentes, la empresa pacense, nacida de un 'spin off' de la Universidad de Extremadura, tendrá que abonar un tipo de interés a Pemberton Asset Management que oscila entre el 7 y el 9%, diferencial que se suele aplicar a empresa en primeras fases de crecimiento o de alto riesgo. Y eso que el laboratorio ya tiene cifras de la compañía por la que se pagarían altos múltiplos.

Según fuentes financieras, Larrasa cerró 2018 con una facturación de 71 millones de euros y un resultado bruto de explotación de 42 millones. Las previsiones para este año, gracias a su crecimiento en Brasil, es duplicar ambas partidas. De conseguirlo, la compañía podría alcanzar una valoración de unos 800 millones de euros si se toman como referencia los múltiplos que se aplican al sector de la biotecnología.

La empresa espera obtener este año un Ebitda próximo a los 80 millones, lo que supondría alcanzar una valoración de hasta 800 millones

Porque Larrasa, que empezó y se ha especializado en la genética animal, va a poner en marcha la división de genética humana. Aunque esta actividad todavía no produce resultados tangibles, el laboratorio ha conseguido ya la secuenciación completa de genoma humano con tecnología NGS NOvaSeq 6000. Esta tecnología permite secuenciar cada 24 horas, lo que la ha convertido en la primera empresa española que logra algo similar gracias a que es lo último en tecnología genómica.

Desde la universidad pública

El artífice de este negocio es José Larrasa Rodríguez (Jerez de los Caballeros, 1973), licenciado en Veterinaria por la Universidad de Extremadura (UEX). Este investigador centra sus trabajos en secuenciar todo el ADN de una persona y su análisis completo, "lo que permitirá adelantarse al futuro y conocer si esa persona puede padecer un determinado tumor o una enfermedad de tipo cardiovascular o congénita", según confesó en una entrevista con la agencia Efe.

También se dedican al análisis genético para el desarrollo de inmunoterapias frente al cáncer, con análisis previos sobre biopsias tumorales del paciente, que permiten ver todo el perfil genético y facilitar que el oncólogo pueda diseñar después la terapia específica para ese paciente. No obstante, una de las líneas en la que más trabajan actualmente es en el análisis del microbioma, que, según aclara el presidente y mayor accionista, "son los microorganismos que conviven con nosotros, dentro de nosotros y sobre nosotros" y que influyen en el estado de salud de cada persona.

José Larrasa, licenciado en Veterinaria de la Universidad de Extremadura (UEX), y director de Laboratorios Larrasa. (EFE)
José Larrasa, licenciado en Veterinaria de la Universidad de Extremadura (UEX), y director de Laboratorios Larrasa. (EFE)

Este tipo de análisis permite saber qué tipo de microorganismos pueden estar relacionados con la generación de un tumor o, por ejemplo, en niños autistas, comparar su microbioma intestinal con el de otro niño sin esta discapacidad e instaurarle una determinada terapia a base de dieta que puede ayudarle a reducir algunas afecciones ligadas al autismo.

En su opinión, "el concepto fundamental es ir hacia la medicina personalizada o de precisión, que cuando vayamos al médico se le pueda enseñar nuestra secuencia completa de ADN y que el especialista escoja aquella parte que le interesa para diseñarte específicamente una dieta o tratamiento". "Lo importante no es solo tener la herramienta para sacar esta secuencia, si no saber para que sirve", afirma Larrasa, que añade que entre sus clientes figuran empresas e instituciones de diversas partes del mundo y colaboraciones con la Universidad de Harvard o el hospital neoyorquino Monte Sinaí.

Pemberton Asset Management, con sede en Londres y oficina en Madrid, París, Fráncfort y Milán, ya ha hecho alguna operación en España. El fondo, dirigido por Symon Drake-Brockman, un exbanquero de inversión de The Royal Bank of Scotland, ha financiado recientemente a Investidundtrial en la toma de control de Natra, mediante el lanzamiento de una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por unos 155 millones de euros. Ahora apuesta con fuerza por este investigador que se ha instalado en un pueblo de apenas 2.000 personas de la provincia de Badajoz porque cree que aquí también hay talento.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios