Baja en bolsa al peor nivel desde noviembre

El mercado prevé un recorte en el dividendo de REE en 2023 por la rebaja de sus ingresos

La nueva metodología de la CNMC, junto al fin de la vida útil de los activos anteriores a 1998, provocará una drástica caída de ingresos. Esto la deja sin margen para retribuir al accionista

Foto: El presidente de REE, Jordi Sevilla. (REE)
El presidente de REE, Jordi Sevilla. (REE)

Red Eléctrica de España (REE) ha caído cerca de un 10% en bolsa desde finales de junio. La mayor bajada la ha sufrido en los últimos días, después de que la CNMC sacara a consulta pública la circular que determina sus ingresos regulados para los próximos seis años. Cotiza alrededor de los 17,5 euros, cuando en junio rozaba los 20 euros.

El descenso de la facturación que quiere imponer el regulador, sumado al castigo de los inversores en bolsa, ha llevado a que el presidente de la compañía haya reaccionado este martes. Jordi Sevilla ha criticado al organismo independiente, aunque asegura que trabajará para cumplir con los objetivos del Plan Estratégico 2018-2022.

Ingresos para REE entre 2020 y 2025. (Fuente: CNMC)
Ingresos para REE entre 2020 y 2025. (Fuente: CNMC)

Sin embargo, el gran golpe para la compañía viene justo después, para el año 2023. Tal y como refleja la CNMC en la memoria publicada hace unos días, la compañía pasará de tener unos ingresos con la legislación actual de 1.715 millones de euros en 2022 a que esta se reduzca, según la propuesta del regulado aún en trámite, hasta los 1.329 millones de euros. Esto representa un golpe de casi 400 millones de euros (-23%). Además, estos ingresos, que proceden sobre todo de la base de activos puestos en servicio antes de 1998 y que finalizan su vida útil en 2023, llevan aparejados unos costes muy bajos, por lo que una gran parte de los mismos acaba en beneficio neto.

Con este panorama, varios analistas consultados por El Confidencial aseguran que la compañía no podrá mantener el dividendo a partir de 2022. Máxime siendo una compañía con una elevada deuda que además la CNMC pretende limitar, lo que la deja, si cabe, con menos margen de maniobra aún. Su deuda también la han puesto en cuestión recientemente las agencias de 'rating'. En este sentido, varios expertos aseguran que los ingresos procedentes de Hispasat, aún pendiente de recibir algunas autorizaciones, y el negocio de telecomunicaciones, no compensan la caída de ingresos procedentes de la factura eléctrica.

Otros, aunque han rebajado sus expectativas en los últimos días, aseguran que 2023 es un periodo amplio que no preocupa tanto al inversor. En este sentido, creen que la puesta en marcha de la nueva interconexión con Francia, el negocio internacional y las telecomunicaciones, así como ajustes técnicos para 2023 y 2024, pueden equilibrar algo, pero admiten que la rebaja de ingresos es un handicap.

Creen que las caídas en bolsa de los últimos días tienen mucho que ver con esta cuestión, ya que la generosa retribución al accionista ha sido el principal valor para los inversores que han apostado por esta cotizada del Ibex 35. Entre sus accionistas, destacan grandes fondos con participaciones significativas como HSBC, BlackRock, Lazard o Vanguard.

Fuentes oficiales de Red Eléctrica han rechazado hacer comentarios sobre qué ocurrirá en 2023, pero la compañía es consciente del problema y trata de evitarlo. La firma publicó este miércoles un documento analizando el impacto de la circular de retribución a las redes de Transporte. En el mismo, destaca que "la propuesta de circular no contempla la retribución por inversión de los activos que agotan su vida útil en 2023", lo que, a su juicio, "no favorece el cumplimiento de la transición energética y el Plan Nacional de Energía y Clima".

Pelea política de fondo

El recorte a la retribución de Red Eléctrica esconde una batalla política de fondo que atañe al partido socialista y que puede acabar salpicando a Moncloa, aseguran fuentes próximas a la empresa. Por un lado, está Jordi Sevilla. El actual presidente de REE, que fuera ministro durante la etapa de Zapatero, es uno de los responsables que Pedro Sánchez siempre ha tenido en cuenta, al punto de elegirle para presidir la empresa encargada de manejar el sistema eléctrico.

Foto de archivo de la ejecutiva del PSOE. (EFE)
Foto de archivo de la ejecutiva del PSOE. (EFE)

Sin embargo, los intereses de REE ahora chocan directamente con los de la CNMC, donde uno de los que han aprobado los borradores de circulares es Mariano Bacigalupo, consejero de la sala de supervisión. Este miembro del regulador es también del Partido Socialista y cónyuge de la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Fuentes próximas al partido aseguran que Bacigalupo y Ribera pertenecen a una familia del socialismo distinta a la de Jordi Sevilla. Este último puede contar también a su favor con el Ministerio de Hacienda. El 20% del operador del sistema eléctrico está en manos de la SEPI, adscrita al departamento que dirige María Jesús Montero. REE es fuente de ingresos para el 'holding' de participadas públicas, donde se engloban otras empresas que en lugar de ingresos generan pérdidas, como Navantia o RTVE, entre otras. La gran cuestión en juego es si mantener —o reducir lo menos posible— los ingresos para Red Eléctrica y, por ende, para el erario público, o aguantar el tirón para bajar la luz a todos los consumidores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios