los proyectos ejecutados por sacyr

27.000 millones y 70 obras: infraestructuras españolas que ves por el mundo

La próxima vez que hagas un viaje por cualquier punto del mundo piensa que quizás estés atravesando una autopista 'made in Spain'. Estas son algunas de las últimas que puedes encontrarte

Foto:

Si has viajado por el mundo, quizá no lo sepas, pero es probable que hayas atravesado una infraestructura desarrollada por una empresa española. Y es que son varias las compañías de nuestro país que están apostando por ampliar su modelo de negocio más allá de nuestras fronteras y aterrizar, de esta forma, en nuevos mercados.

Es el caso de Sacyr. Durante el pasado ejercicio, la compañía facturó más de 3.500 millones gracias, entre otros factores, a sus proyectos concesionales, en los que ya acumula 70 proyectos de infraestructuras que han implicado una inversión global de 27.000 millones de euros, convirtiéndose en el séptimo mayor inversor del mundo por activos concesionales de transporte.

A día de hoy, gestiona 44 concesiones en 10 países diferentes, ha dado vida a 3.800 kilómetros de autopistas y 35 millones de pasajeros han usado sus intercambiadores. Chile, Colombia, Italia y España son algunos de los territorios donde ya tiene presencia, y entre sus últimos proyectos en desarrollo hay tres autopistas que destacan especialmente: la Américo Vespucio Oriente I (Chile), la Rumichaca-Pasto (Colombia) y la Pedemontana-Veneta (Italia).

Américo Vespucio Oriente I (Chile)

Con una inversión en construcción de 900 millones de euros, esta autopista se extenderá 9,1 kilómetros desde la avenida El Salto hasta la avenida Príncipe de Gales de Santiago de Chile, convirtiéndose en uno de los mayores y más importantes proyectos actualmente en construcción en todo el país.

La autopista estará abierta al tráfico en 2022 y se prevé que reduzca los tiempos de viaje y beneficie a cerca de 750.000 personas. Esto será posible merced a que descongestionará una zona altamente saturada y reducirá la contaminación —tanto atmosférica como acústica—, además del consumo de combustible, soterrando la mayor parte del tránsito que actualmente se mueve en superficie. Insertado en el programa de mejoramiento del Sistema de Transporte Urbano de Santiago que impulsa el Gobierno de Chile, el proyecto será explotado durante 45 años por el consorcio concesionario participado por Sacyr Concesiones en un 50%.


Rumichaca-Pasto (Colombia)

Con una extensión de 83 kilómetros (por los municipios de Ipiales, Contadero, Iles, Imués, El Pedregal, Tangua, Yacuanquer y Pasto), esta autopista discurre entre la zona centro-este y centro-sur del departamento de Nariño. Lo novedoso de este proyecto es que plantea una solución a la movilidad entre el estratégico punto de frontera entre Colombia y Ecuador, lo que dinamizará la economía de ambos países. Por otra parte, reducirá de dos horas a una hora el tiempo de recorrido entre Pasto y el punto fronterizo de Rumichaca, y mejorará el tráfico de larga distancia. Para ello, contará con siete viaductos, entre los que destaca el de Boquerón, con una altura de 105 metros y 260 metros de longitud.

Sacyr Concesiones cuenta con un 60% de la sociedad concesionaria de esta autopista, que hará una inversión de 967 millones de euros y gestionará la vía por un periodo de 25 años. Durante la ejecución del proyecto, se han rescatado 2.095 animales entre mamíferos, aves, reptiles y anfibios dentro de la estrategia de la concesionaria de prevenir y mitigar las consecuencias del desarrollo de las obras sobre la fauna local.


Pedemontana-Veneta (Italia)

Con una inversión de 2.566 millones de euros, esta autopista forma parte de la European TEN-T y está considerada un activo estratégico de relevancia nacional, al situarse entre las autopistas A-4 y A-27, atravesando la región del Veneto y pasando por las provincias de Vicenza y Treviso.

El proyecto requiere la construcción de 162 kilómetros: 94 corresponden a la vía principal, que comunicará 34 municipios y el área industrial de Vicenza y Treviso, mientras que los 68 restantes se situarán en accesos secundarios. Esta vía contará con dos túneles: el Túnel de Malo (6 km) y el Túnel de S. Urbano (1,5 km), además de ocho viaductos.

El tráfico inicialmente estimado para la autopista es de 27.000 vehículos diarios, de los que el 20% se prevé que sea tráfico pesado, pudiendo llegar a más de 60.000 vehículos diarios en los últimos años de concesión. La cartera de ingresos futuros de la vía a lo largo de los 39 años de gestión será de aproximadamente 12.000 millones de euros.

La sociedad concesionaria, Superstrada Pedemontana Veneta, es la entidad encargada de desarrollar y operar la autopista de peaje durante un periodo de 39 años. El proyecto ha sido premiado con el IJ Global Awards 2017, el PFI (Project Finance International) Awards 2017, el Infrastructure Investor Awards 2017 y el Transport Project Finance of the Year, de TFX.

Empresas