TRAS LA FUERTE CAÍDA EN BOLSA DE 2018

Codere ficha a Credit Suisse para aliarse con Hard Rock y vender filiales no rentables

El grupo español de apuestas ha encargado al banco suizo una revisión de sus negocios no estratégicos y levantar capital para asociarse con el grupo estadounidense en México

Foto: Foto: Codere.
Foto: Codere.

Codere se pone en manos de Credit Suisse. El grupo de apuestas, en pérdidas por su exposición a Argentina, ha contratado al banco suizo para que le asesore en dos vertientes. La primera, conseguir la financiación necesaria para desarrollar una alianza con la multinacional americana Hard Rock Café, con la que la empresa española pretende levantar un resort hotelero de lujo con casino incluido. La segunda, revisar los negocios que no son rentables para analizar, país por país, cuál es la mejor solución para cada filial.

Según han confirmado fuentes financieras, Codere ha dado un mandato a Credit Suisse para que le ayude a levantar el vuelo tras un 2018 en que acabó con pérdidas de 40,4 millones de euros. Unos números rojos que se han repetido en tres de los últimos cuatro ejercicios, con la salvedad de 2017, cuando ganó 2,7 millones. Los resultados del primer trimestre de 2019 también han sido negativos, con unas minusvalías de 3,6 millones y caída de los ingresos, debido al impacto en el grupo de la situación de la economía argentina.

En Argentina, Codere obtiene cerca del 40% de su beneficio operativo y ya el año pasado se redujo a la mitad por la devaluación del peso. La compañía ha conseguido digerir el golpe en sus cuentas con una reducción de los gastos operativos del 7%, lo que le ha permitido mantener intacto el beneficio de explotación o ebitda. Pero el mercado ha castigado al grupo controlado por numerosos 'hedge funds', como Silver Point y Prudential, que tienen cerca del 80% del capital. El grupo ha perdido un 66% de su capitalización en el último año, afectado también por la conflicto accionarial con los Martínez Sampedro (14% del capital), la familia fundadora, que ha votado en contra de la aprobación de las cuentas anuales.

Por ello, el consejo de administración de Codere ha encargado a Credit Suisse una amplía revisión de sus negocios no rentables. En el primer trimestre, las filiales de Argentina, Colombia y Panamá registraron caídas significativas de sus ingresos, mientras que el ebitda cayó un 23% en Italia por una tasa impositiva al sector del juego pese al aumento de la cifra de negocio. La compañía está analizando si tiene que abandonar estos países o hacer alguna adquisición con la que mejorar sus resultados operativos por la vía de conseguir más volumen y sinergias en los costes.

México y una junta caliente

Por otra parte, Credit Suisse está asesorando a Codere en la potencial compra de 17 casinos en México al grupo audiovisual Televisa, en sus tiempos accionista de La Sexta y hasta el pasado año de Mediapro, la compañía dirigida por Jaume Roures. El 'holding' mexicano ha puesto a la venta su red de centros de juego, cuyo importe podría ascender a unos 300 millones de euros. Un importe relevante para Codere, que, tras su desplome bursátil en 2018, ha pasado de valer 1.200 millones a tan solo 390 millones actualmente.

Según distintas fuentes, Credit Suisse está buscando financiación para afrontar esta operación y también para levantar un resort de lujo con Hard Rock Café en el propio México, donde la compañía estadounidense gestiona ya cuatro establecimientos. En concreto, uno en Cancún, otro en Cozumel, un tercero en Los Cabos y el último en Lázaro Cárdenas. El acuerdo consiste en que el grupo americano gestionará la actividad hotelera, mientras que Codere se encargaría del espacio dedicado al juego.

Estas operaciones se están cociendo al tiempo que el consejo de administración prepara la próxima junta general de accionistas, que se celebrará el 27 de junio. Una reunión en la que los Martínez Sampedro volverán a mostrar su oposición a la gestión de los actuales directivos y consejeros que representan a los 'hedge funds', que se quedaron con la mayoría del capital en 2014 por el riesgo de impago cuando la familia gobernaba el grupo. Cinco años después, la guerra sigue abierta y sin visos a corto plazo de resolverse.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios