los fundadores, relevados la próxima semana

Los Martínez Sampedro, los reyes del bingo, destituidos de la presidencia de Codere

Los 'hedge funds', los actuales accionistas del grupo de juegos, han decidido relevar a la familia fundadora, que llegó a tener el 80% del capital y un patrimonio de 700 millones

Foto: Imagen: iStock.
Imagen: iStock.

La familia Martínez Sampedro, fundadora del Grupo Codere junto a los Franco, será destituida de la presidencia de la mayor empresa de juegos de España próximamente. Según han confirmado fuentes cercanas a los accionistas actuales de la multinacional española, los bonistas, los inversores que se quedaron con la mayoría del capital tras el rescate llevado a cabo entre 2014 y 2015, han decidido relevar a José Antonio y Luis Javier Martínez Sampedro como presidente y vicepresidente, respectivamente, por desavenencias en la gestión.

La salida de los dos hermanos se producirá previsiblemente a finales de esta semana en un consejo de administración en el que se propondrá como nuevo presidente y consejero delegado a Vicente di Loreto, que anteriormente y hasta 2011 fue el máximo responsable de Codere en Latinoamérica. Fuentes del órgano de gobierno del grupo dedicado a las máquinas recreativas, las salas de bingo y las apuestas deportivas 'online' han declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

De esta forma, los Martínez Sampedro pasarán a la historia de Codere, que fundaron junto con la familia Franco en 1980. Tras recomprar el 42% a los actuales propietarios de Recreativos Franco en 2006 por 350 millones de euros, gracias a un crédito con Credit Suisse, los Martínez Sampedro llegaron a tener el 80% del capital de la compañía. En octubre de 2007, el grupo salió a bolsa a 21 euros por acción, con una capitalización de 1.155 millones.

Los Martínez Sampedro llegaron a tener el 80% del capital de la compañía. En octubre de 2007, el grupo salió a bolsa a 21 euros por acción

La familia se embolsó 85,68 millones de euros con la venta de una parte de sus acciones —el resto fueron una oferta de suscripción— y redujeron su participación al 60%. Al precio del estreno en bolsa, los Martínez Sampedro llegaron a tener un patrimonio superior a los 700 millones de euros. Pero los errores en la expansión por Latinoamérica y los problemas con la Administración Kirchner en Argentina llevaron a la compañía a una quiebra técnica en 2013. Gracias a que los tenedores de varias emisiones de bonos aceptaron canjear la deuda por acciones, Codere salvó el concurso de acreedores a mediados de 2014, pero sus fundadores perdieron casi todo su tesoro.

Tras un tira y afloja en que los Martínez Sampedro se negaban a entregar sus acciones, finalmente claudicaron y los 'hedge funds' dueños de los 1.100 millones de deuda que arrastraba el grupo socio del Real Madrid se quedaron con el 85% del capital. A José Antonio y a Luis Javier apenas les quedó un 16,6%, que tras la última ampliación de capital llevada a cabo en la primavera del 2016 se ha reducido a tan solo el 2%. El presidente tenía una opción mediante derivados de ampliar esta participación hasta el 14% el pasado mes de octubre, pero la caída de la acción impidió el ejercicio de un 'warrant' que le hubiera permitido reforzar su posición en el consejo.

Los vínculos con el PP

Ahora, los fondos, entre los que se encuentran Silver Point, Prudential, Alden Global y Evermore, han decidido relevar a los dos directivos al considerar que los resultados no están siendo los esperados. De hecho, los ingresos, los márgenes y el beneficio operativo del grupo están prácticamente planos o en negativo tras perder 1.120 millones de euros en 2016 por la conversión de deuda en capital.

Foto: Codere.
Foto: Codere.

El consejo de administración va a proponer como presidente y consejero delegado al argentino Vicente di Loreto, que estuvo en Codere hasta 2011 como máximo jefe de Latinoamérica. Los negocios en el continente americano estarán bajo las órdenes de Carlos Villaseca, actual responsable de México. Además, Alejandro Rodino, también argentino y a su vez exdirectivo de la compañía, será designado director financiero.

Así las cosas, los Martínez Sampedro, que aparcaron parte de su dinero en varias sociedades en Luxemburgo para reducir su factura con Hacienda, ven cómo, además de perder gran parte de su fortuna, también son expulsados de la sala de juego. Toda una derrota de una familia que se congratulaba de tener de su lado a ministros del PP, como Pio Cabanillas, que llegó a ser consejero, y Rafael Catalá, hoy titular de la cartera de Justicia y que hasta 2011 fue secretario del consejo de administración. Los dos fueron miembros de la Fundación Codere hasta 2014. Un año antes, Bloomberg publicó que Equipo Económico, el despacho del que fue socio Cristóbal Montoro, había intercedido para favorecer a Codere en la concesión de licencias de juego.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios