PROYECTO JARAMA

Bankia acelera la venta de 3.000 pisos judicializados con un valor de 500 millones

La entidad nacionalizada retoma la digestión inmobiliaria con una cartera de adjudicados destinada a los grandes fondos. Se suma a otras dos operaciones ya cerradas este año

Foto: Oficina de Bankia. (EFE)
Oficina de Bankia. (EFE)

Bankia se está convirtiendo en uno de los grandes protagonistas del mercado inmobiliario en 2019. La entidad nacionalizada va camino de cerrar el traspaso de su tercera gran cartera de activos problemáticos en el año, tras sacar al mercado el Proyecto Jarama, con el que quiere vender 3.000 pisos valorados en 500 millones, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Se trata de una de las mayores operaciones hasta ahora por parte del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, al menos de activos adjudicados. En paquetes de deuda ha habido mayores operaciones, pero en inmuebles la entidad siempre ha optado por carteras más pequeñas, salvo cuando intentó sin éxito el Proyecto Big Bang.

La operación Jarama está en marcha de la mano de KPMG, uno de los asesores en los que Bankia se está apoyando más este año para acelerar la digestión de activos problemáticos. La 'big four' y la entidad están a la espera de recibir las primeras ofertas por la cartera.

Esta venta tiene un factor en contra, y es que más de la mitad de los activos todavía no está 100% recuperada por el banco. Hay sentencias de los juzgados para adjudicar el inmueble a cambio de la deuda morosa, pero la entidad todavía no tiene las escrituras y las llaves. Esta parte del proceso de adjudicación puede tomar varios meses.

Oleada de ventas

La oleada de carteras a la venta de Bankia encaja en la estrategia de la entidad de acelerar su plan estratégico. La entidad nacionalizada podría llegar a adelantar un año su meta de reducción de activos improductivos (NPA, por sus siglas en inglés). A comienzos de 2018, fijó un objetivo de sacar de su balance 9.000 millones en estos activos durante tres años. Quince meses después (finales de marzo), había traspasado ya 6.500 millones.

Todo ello sin contar con una cartera de 300 millones vendida a Blackstone hace algunas semanas, y otra de unos 150 millones que se han quedado Cerberus y Kruk.

La venta del Proyecto Jarama llega en un momento en que se está reordenando el sector de los 'servicers' inmobiliarios. Estas sociedades, que gestionan y dan salida a los activos tóxicos que acumularon los bancos durante la crisis, pueden ser las principales interesadas en comprar y gestionar los 3.000 pisos.

Así, Cerberus ha dado orden de venta para Haya Real Estate, una de las mayores plataformas en España según el listado. Uno de los candidatos es doBank, nuevo dueño de Altamira. Solvia, la gestora inmobiliaria de Sabadell, también ha cambiado de manos, con la venta hace unas semanas a Intrum. Y Lone Star ya está desembarcando en Servihabitat (CaixaBank) con el nombramiento de Borja Goday como socio responsable.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios