acelera el plan estratégico

Bankia encarga a KPMG la venta de tres carteras de créditos y pisos por 1.000 M

La entidad quiere dar carpetazo a su aventura inmobiliaria con las tres carteras: una de casi 500 millones en créditos dudosos, una de 200 millones en fallidos y otra de pisos

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (EFE)
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (EFE)

Bankia va camino de cumplir con un año de adelanto uno de los ejes de su plan estratégico. La entidad nacionalizada se marcó la meta de liberarse del ladrillo sacando de su balance casi 9.000 millones entre 2018 y 2020. Solo el año pasado, el banco traspasó activos problemáticos valorados en 6.000 millones. Y este año va camino de cumplir el objetivo con un año de adelanto.

Así, el grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri está poniendo en marcha la venta de tres carteras con el objetivo de traspasarlas a mediados de año, valoradas en alrededor de 1.000 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Las tres carteras

La cartera que más avanzada está es una de crédito promotor dudoso, tasada en unos 500 millones de euros. La siguiente en salir al mercado será una de deuda sin garantía inmobiliaria ('unsecured'), por unos 200 millones. Y también se espera que salga a la venta una de activos adjudicados (suelos y pisos) de varios cientos de millones, cuyo perímetro está todavía por delimitar.

Bankia ha contratado a KPMG para negociar la venta de estas carteras con los grandes fondos internacionales. Esta firma es uno de sus asesores habituales en este tipo de operaciones.

Sede de KPMG en la Torre de Cristal de Madrid.
Sede de KPMG en la Torre de Cristal de Madrid.

La venta de carteras fue especialmente activa para Bankia el año pasado, ante la presión al banco por parte del mercado. La entidad nacionalizada se vio de la noche a la mañana como la entidad con más activos problemáticos (NPA, por sus siglas en inglés) tras las ventas exprés de ladrillo de sus principales rivales.

Así, Santander y BBVA cerraron macrooperaciones en 2017, con el traspaso del ladrillo de Popular a Blackstone, y 14.000 millones a Cerberus, respectivamente. CaixaBank sorprendió al mercado con una venta de sus activos a Lone Star y Sabadell y cerró el traspaso de 11.000 millones a Cerberus y Deutsche Bank.

A Bankia le quedan 3.000 millones por vender en pisos e inmuebles y el mercado espera una gran operación en 2019

Tras ello, Bankia tuvo que tomar cartas en el asunto con varias grandes ventas a finales de 2018. La mayor fue la venta de una cartera hipotecaria y de adjudicados de 3.000 millones a Lone Star, como adelantó este medio. Además, traspasó otros dos paquetes de préstamos de 700 millones a Waterfall y Kruk.

A Bankia todavía le quedan unos 8.000 millones en créditos dudosos y 3.000 millones en adjudicados. El grupo ya barajó la venta de todos sus pisos y suelos de golpe, en el Proyecto Big Bang, que negoció con Cerberus, aunque se echó atrás en el último momento. El mercado espera que cambie de opinión en 2019 y el grupo acabe dejando atrás la aventura inmobiliaria de Caja Madrid y Bancaja.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios