RESULTADOS del PRIMER TRIMESTRE

La banca recibe a Sánchez con un hachazo del 8% en su factura fiscal

Las grandes entidades españolas pagaron 695 millones en impuestos en España durante el primer trimestre, un 8% menos que en el arranque de 2018

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

La banca española optimiza su factura fiscal en el peor momento. Las principales entidades financieras del país han pagado un 8% menos de impuestos en el primer trimestre de 2019. Y lo han comunicado coincidiendo con unos resultados electorales que dan el Gobierno al PSOE de Pedro Sánchez, una de cuyas banderas económicas es subir los tributos a los bancos.

De esta forma, las entidades que han comunicado hasta ahora sus resultados (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Bankinter, Unicaja, Liberbank y Kutxabank) pagaron 695 millones con cargo al impuesto de sociedades (IS) entre enero y marzo, frente a los 760 millones del primer trimestre de 2018. La tasa fiscal se mantiene estable en torno al 31%-32%, muy por encima del nivel que quiere imponer Sánchez.

Esta rebaja en la factura fiscal es generalizada entre las entidades y las filiales españolas de los grandes grupos, salvo en los casos de Santander España, CaixaBank y Bankinter. Y coincide con una caída pronunciada del resultado de los bancos durante el arranque de 2019, por los bajos tipos de interés, los impactos regulatorios y la ausencia de extraordinarios negativos.

Aun así, el IS que pagan las entidades no es tan simple como compararlo con el resultado, ya que va con unos meses de retraso y depende de deducciones y créditos fiscales varios. De hecho, CaixaBank es a la vez una de las entidades cuyo beneficio fue peor en España y una de las que más incrementaron el pago de impuestos.

Presión de la izquierda

Estos números llegan en un momento de presión política muy alta hacia el sector financiero. Hay posibilidades de que Sánchez se alíe a un partido como Podemos, que ha hecho durante la campaña apología contra la banca. Y el propio partido socialista ha incluido las medidas contra la banca dentro de su programa, con el impuesto de transacciones financieras, una mayor presión en el IS y un posible nuevo tributo para la repatriación de dividendos del extranjero, que golpearía a Santander y BBVA.

Desde una de las patronales del sector, la AEB, respondieron recientemente que "la banca ya paga muchos impuestos". En concreto, sería el segundo sector que más tributos paga en España, según su presidente, José María Roldán.

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, y Ana Botín, presidenta. (Reuters)
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, y Ana Botín, presidenta. (Reuters)

Uno de los principales banqueros del país, José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, ya ha señalado que cualquier cambio fiscal podría llegar incluso a que la entidad se replantee su estructura (llevarse la matriz a otro país). Este martes fue más tibio, señalando que "no tienen sentido" soluciones sectoriales a nivel tributario y que "tomarían decisiones" en función de cuáles sean.

El grupo, añadió, asume trimestralmente una tasa fiscal del 36%. El número dos de Santander se ha mostrado siempre especialmente beligerante con el impuesto a la repatriación de los dividendos de filiales, ya que supondría una doble tributación.

La entidad que más redujo —relativamente— el pago de impuestos fue Kutxabank, un 84%; seguida de Liberbank, un 36%; Sabadell (25%); BBVA (20%), y Bankia (4%). Todo apunta a que la tributación bancaria va a dar mucho de que hablar en los próximos meses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios