No hay "un único bolsilo" en la banca

Gortázar (Caixabank) pide a Sánchez diálogo con Cataluña y disciplina en las cuentas

El CEO de Caixabank pide al nuevo Gobierno que distinga entre entidades que recibieron auxilio del Estado y las que no a la hora de enfocar la recuperación de ayudas públicas a la banca

Foto: Gonzalo Gortázar, en la presentación de resultados de Caixabank en Valencia. (EFE)
Gonzalo Gortázar, en la presentación de resultados de Caixabank en Valencia. (EFE)

El consejero delegado del Caixabank, Gonzalo Gortázar, pidió este martes al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez que impulse un diálogo, "con el respeto lógico al marco legal", para alcanzar "un gran acuerdo positivo" para Cataluña y el conjunto de España. Ejecutivo se mostró partidario de alcanzar "una solución" al conflicto territorial y el desafío soberanista "aunque sea difícil", y abogó por iniciar una tarea de reconducción de la crisis catalana desde el respeto a la legalidad. Gortázar hizo estas declaraciones en Valencia, en el marco de la rueda de prensa de presentación de resultados del primer trimestre del banco donde fueron inevitables las preguntas y respuestas relativas a las elecciones generales del pasado domingo y la composión del futuro Gobierno tras la victoria del PSOE.

El directivo del banco no quiso entrar a valorar la petición del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a Partido Popular y Ciudadanos para que se abstengan y propicien una investidura de Pedro Sánchez que evite un acuerdo con Podemos o con formaciones nacionalistas. Gortázar prefirió poner sobre el tapete las cuestiones troncales que a su juicio deben regir la acción gobernamental. Citó en primer lugar su deseo de que se mantenga la senda del crecimiento económico, pese a los síntomas de desaceleración, y que el Consejo de Ministros sea fiel a la disciplina presupuestaria y la necesidad de combatir el déficit. "Tenemos que alcanzar la disciplina presupuestaria para tener las cuentas publicas convergiendo a zonas de tranquilidad", afirmó el CEO de Caixabank. Gortázar aludió además a la necesidad de combatir el desemplo para rebajar una cifra de desocupados del 14% que consideró "inaceptablemente alta" y de atacar el reto demográfico a través de la reforma de las pensiones en el Pacto de Toledo.

El CEO de Caixabank reclama "un gran acuerdo positivo" en Cataluña, aunque "sea difícil"

"No tenemos más que respetar los acuerdos a los que puedan llegar los partidos. Estamos a la espera del resultados ocmo cualquier otro ciudadano o empresas. No debemos opinar o potenciar unas opciones u otras, sino defender el bienestar financiero y disponibles para echar una mano al Gobierno", dijo.

Resultados del primer trimestre de 2019 de Caixabank.
Resultados del primer trimestre de 2019 de Caixabank.

En lo que Gortázar si quiso trazar una línea fue entre las entidades financieras que fueron rescatadas por el Estado y las que no tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Lo hizo al ser preguntado sobre la posible imposición de un impuesto a la banca, como propone Podemos y ha barajado el PSOE. El CEO de Caixabank insistió en que en la banca "no existe un único bolsillo" y expresó su temor que "entidades que a día de hoy operan y han hecho las cosas bien sean responsables de los errores que han desaparecido o tienen otro propietario". De esta forma quiso "separar" entre "las que han tenido problemas y las que han sobrevivido a la crisis y además les ha costado mucho dinero" al Estado. Gortázar cifró en 4.700 millones de euros la aportación del banco a la solución de la crisis financiera en España, vía acuerdos de preferentes heredadas de entidades como Banca Cívica o inyección en el Fondo de Garantía de Depósitos. "No somos responsable de los errores y dinero que ha podido costar" la antiguas cajas, abundó.

Gortazar realizó estas declaraciones en Valencia, donde el banco catalán tiene su sede social. El Grupo CaixaBank obtuvo un beneficio neto atribuido de 533 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un 24,3% menos que el mismo periodo de 2018, por ausencia de extraordinarios, y sin este efecto el resultado trimestral hubiera crecido un 4,3%. Gortazar habló de rentabilidad de mayor calidad por factores ajenos a la actividad core. “No es una caída de la rentabilidad recurrente, sino de comparativa de un trimestre con otro”, señaló.

Insistió en que la rentabilidad recurrente ha credido gracias a la enajenación de activos inmobiliarios, que ha permitido reducir gastos de gestión de toda la cartera. Los ajudicados cayeron hasta apenas 813 millones en un año, desde los 5.810 millones de marzo de 2019. Este se deba principalmente a la venta de la cartera inmobiliaria a Lone Star en el cuarto trimestre del año.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (c), el director ejecutivo de intervención Control de Gestión y Capital,Matthias Bulach (i) y la directora ejecutiva de Comunicación, María Luis Martínez. (EFE)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (c), el director ejecutivo de intervención Control de Gestión y Capital,Matthias Bulach (i) y la directora ejecutiva de Comunicación, María Luis Martínez. (EFE)

El directivo sí explicó que el ratio de eficiencia empeora, pero no tiene que ver con. Crecimientos importante de los gastos asociadas e incrementos salariales y de transformación de la red. Ingresos suben 0,9% y gastos crecen 4,7%. “Es algo que ya preveíamos”, afirmó el CEO de la entidad.

Según informó este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y refrendó el consejero delegado del banco de la estrella, el descenso del resultado se debe esencialmente a la reducción de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación, como consecuencia de la no atribución de los resultados de Repsol tras el acuerdo de venta (63 millones) y de BFA tras reestimación de la influencia significativa y reclasificación contable (76 millones).

También tiene efecto los menores resultados extraordinarios por activos y pasivos financieros y otros en 2019, principalmente por la revalorización de la participación de BPI en Viacer en 2018 (54 millones).

Sin tener en cuenta estos impactos extraordinarios de 193 millones, el beneficio se hubiese incrementado un 4,3% -resultado neto atribuido ajustado de 511 millones en el primer trimestre de 2018.

El beneficio se apoyó en el crecimiento de los ingresos core del negocio, que alcanzan los 2.027 millones (+0,9%), apoyados por un aumento del margen de intereses del 2,9%, hasta los 1.237 millones, y a pesar del descenso de las comisiones del 2,2%, hasta los 612 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios