juan velayos deja la compañía

Revolución en Neinor: cambian al CEO, Pepa asume peso ejecutivo y lanzan nuevo plan

Juan Velayos presentará hoy su renuncia pactada como consejero delegado de la compañía, aunque seguirá de asesor, y Borja García-Egotxeaga, actual director de operaciones, le tomará el relevo

Foto: Neinor Homes lanza un nuevo plan estratégico.
Neinor Homes lanza un nuevo plan estratégico.

Neinor ha decidido romper con el pasado e intentar enfrentar de cara lo que le está pidiendo el mercado. Y eso pasa por un cambio de gestión, de hoja de ruta y de personas. Tres pilares del nuevo plan que aprobará este lunes el consejo de administración de la promotora, tras aceptar la renuncia pactada que presentará el hasta ahora consejero delegado del grupo, Juan Velayos, según ha podido confirmar El Confidencial con fuentes financieras.

Velayos, que seguirá como asesor, cumple así con los dos años de compromiso que pactó tras la salida a bolsa de la promotora, que el pasado 29 de marzo celebró su segundo aniversario en el parqué. Su marcha es la punta del iceberg de un cambio mucho mayor de la primera fila directiva con el que Neinor quiere transmitir al mercado el mensaje de que las cosas van a cambiar.

Este pasa, primero, por el nombramiento de Jorge Pepa como nuevo vicepresidente ejecutivo de la compañía, frente al papel de consejero dominical que tenía hasta ahora, lo que significa que el primer accionista de la promotora, el fondo Adar Capital, dueño del 28,7% del capital y al que representa Pepa, se pone también al frente de la gestión.

Borja García-Egotxeaga
Borja García-Egotxeaga

Junto a él estará Borja García-Egotxeaga, hasta ahora director de Operaciones, como nuevo consejero delegado, nombramiento con el que se quiere transmitir el mensaje de cambio continuista, ya que se ha apostado por un profesional de la casa. Ingeniero industrial y máster en Dirección de Empresas por Deusto, el sustituto de Velayos se incorporó a Neinor en junio de 2016, procedente de Construcciones Gerrikabeitia.

Inicialmente, fue nombrado director técnico de la zona norte, pero los buenos resultados cosechados por Neinor en su área de influencia, que ha llegado a representar la mitad de todas las entregas, junto a la marcha de José Carlos Saz a Habitat, le aupó al puesto de director general de Operaciones y, ahora, al primer puesto ejecutivo de la compañía.

La renovación de la cúpula se completa con el nombramiento de Jordi Argemí, hasta ahora director financiero de la promotora, como consejero delegado adjunto con responsabilidad directa sobre al área financiera de la compañía, gesto con el que Neinor quiere transmitir el mensaje de la importancia que va a dar a la generación de beneficio.

Foco en operaciones y beneficio

Además, la promotora cerró la semana pasada un equity swap (derivado) de hasta 100 millones de euros con Goldman Sachs, dinero que destinará a poner en marcha un plan de recompra de acciones de Neinor y que se extenderá durante 18 meses. Con este movimiento, la compañía espera contener el duro golpe que ha recibido en bolsa desde que comenzó el año, hasta el punto de que es el peor valor de todo el parqué español.

Este programa de adquisición de títulos, que supondrá la adquisición de entre el 5% y el 10% del capital como autocartera que se amortizará, es una de las dos caras de la moneda con que la promotora quiere recuperar la confianza de los inversores. La otra tiene que ver con un nuevo plan de retribución al accionista que irá directamente ligado con el plan estratégico que ha anunciado este mismo lunes Neinor, tras la reunión del consejo.

Como llevaba tiempo rumoreándose en los mentideros del parqué, la promotora ha claudicado y ha aceptado que el ritmo de entregas prometido es demasiado ambicioso, ante lo que prevé anunciar un nuevo calendario, más conservador, pero que irá acompañado de un detallado compromiso de beneficios anuales durante los próximos tres años.

En concreto, la promotora prevé entregar entre 1.200 y 1.700 viviendas este ejercicio, en el que estima generar un ebitda (beneficio operativo) de 70 millones. El próximo la horquilla de entregas se moverá entre 1.700 y 2.400 hogares, con un resultado bruto de 100 millones; mientras que para 2021 pronostica 2.400-3.000 entregas y 150 millones de euros.

Estos números suponen retrasar al menos un año el ejercicio en el que se alcanzará la velocidad de crucero y cercenar en un 40% el ebitda previsto para entonces. Con este paso, la promotora quiere dar mayor transparencia a sus resultados, una de las reivindicaciones de los inversores desde hace tiempo, y clarificar así también la política de dividendos, ya que estos van directamente ligados a las ganancias del grupo.

La promotora lanzará un programa de recompra de acciones y un nuevo programa de dividendos con el que espera recuperar la confianza de los inversores

Conscientes de la bomba que es —tanto para su propia acción como para las cotizaciones del resto del sector— el hecho de volver a modificar sus objetivos, la compañía ha preferido hacer todos los cambios juntos, tanto los referentes a la gestión como los correspondientes al negocio, para intentar así equilibrar la desconfianza que genera volver a rehacer la hoja de ruta.

Sobre todo cuando esta llega apenas un año después de que la promotora presentara un ‘profit warning’ que supuso el pistoletazo de salida a su caída libre en bolsa, un duro castigo que le ha llevado a perder una tercera parte del valor con el que se estrenó en el parqué hace ahora dos años.

Entonces, marzo de 2017, la compañía se valoró en 1.300 millones; ahora apenas se mueve en el entorno de los 850 millones y, además, lo hace con el triste honor de ser el peor valor de la bolsa española en este ejercicio, algo que la promotora aspira a poder corregir con los cambios que se han aprobado en el consejo de este lunes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios