hoy recibe la aprobación inicial

Metrovacesa invertirá 260M en Ciudad Clesa, su gran desarrollo al norte de Madrid

La promotora verá hoy cumplido un sueño largamente acariciado: la aprobación inicial de su plan para Ciudad Clesa, uno de los desarrollos más importantes que tiene la promotora en cartera

Foto: Terrenos de la antigua fábrica de Clesa.
Terrenos de la antigua fábrica de Clesa.

Metrovacesa verá cumplido hoy un sueño largamente acariciado: recibirá la luz verde del Ayuntamiento de Madrid a su propuesta para la antigua fábrica de Clesa. El consistorio dirigido por Manuela Carmena concederá este jueves la aprobación inicial, trámite que supone dar el pistoletazo de salida a uno de los desarrollos más importantes que tiene en cartera la compañía.

Operación Clesa permitirá a la empresa dirigida por Jorge Pérez de Leza promover 88.702 metros cuadrados de uso hotelero, oficinas, residencias de estudiantes y espacios comerciales, abanico que la inmobiliaria aspira a combinar con diferentes edificios de uso mixto.

Las grandes dimensiones del proyecto y su ubicación, en la zona norte de Madrid capital, en el distrito Fuencarral-El Pardo, convierten esta bolsa de suelo en una de las grandes apuestas de inversión de Metrovacesa, que prevé destinar más de 260 millones de euros a transformar todo este espacio industrial, según ha podido confirmar este medio con fuentes conocedoras.

El acuerdo con el ayuntamiento también contempla la protección de la antigua fábrica, considerada una obra maestra del arquitecto Alejandro de la Sota, que será catalogada con nivel 3 grado parcial, y su cesión al consistorio para albergar diferentes usos culturales.

Con este acuerdo, tanto Metrovacesa como el consistorio confían en lograr una reconversión total de la zona, que está delimitada al norte por la avenida del Cardenal Herrera Oria y al sur por terrenos ferroviarios.

De hecho, los principales focos de interés alrededor de este desarrollo son el Hospital Ramón y Cajal y la estación de Cercanías de Renfe, que será ampliada y garantiza a este desarrollo una rápida conexión con el centro de la capital, el aeropuerto y los nudos de comunicación del AVE.

Además, al haberse enfocado finalmente este desarrollo hacia usos terciarios, se multiplica la oferta de alojamiento para los acompañantes de los pacientes y de espacios para la organización de cursos y conferencias ligados con el mundo de la medicina.

El ayuntamiento, por su parte, logra salvar la obra de De la Sota y evita convertir en viviendas antiguos terrenos industriales, un cambio de uso que era visto en las filas de Ahora Madrid como la quintaesencia del pelotazo.

El antiguo plan de Metrovacesa

De hecho, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, instó a Metrovacesa, hace tres años, a volver a redefinir todo el proyecto, el cual contemplaba inicialmente promover un nuevo complejo residencial, que ocuparía el 60% de la superficie, mientras que otro 40% iría destinado a oficinas, hoteles y comercial.

Estos inmuebles preveían construirse en los terrenos ocupados por las 16 naves del complejo industrial, ya que este primer plan solo contemplaba salvaguardar el edificio principal de la fábrica de Clesa.

Además, contemplaba ceder a Adif 1.000 metros cuadrados para rehabilitar la estación de Ramón y Cajal, reservar 6.000 metros cuadrados a zonas verdes y 12.000 metros cuadrados a vías públicas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios