reduce el perímetro a 95 activos

El Corte Inglés rebaja a 1.000M la primera fase de su plan de ventas inmobiliario

Al final, y tras testar durante el último mes el apetito de los fondos, el gigante de la distribución ha decidido reducir de 130 a 95 activos la primera fase de su proceso de venta

Foto: Fachada de un centro comercial de El Corte Inglés. (Reuters)
Fachada de un centro comercial de El Corte Inglés. (Reuters)

El Corte Inglés ha dado oficialmente el pistoletazo de salida de su plan de ventas inmobiliario. Tras un intenso mes de marzo, en el que diferentes fondos han analizado un amplio paquete de activos, y en el que ha aterrizado Javier Catena como nuevo director de inmuebles, el grupo ha decidido ir por fases y activar ahora solo una parte.

En concreto, la compañía de grandes almacenes ha seleccionado 95 activos del perímetro inicial de 130 inmuebles y ha encargado a PwC que abra el proceso de invitación a inversores, con el objetivo de empezar a recibir ofertas a finales de abril. Se trata de una primera fase dentro de todo el plan de desinversión en activos inmobiliarios que, como adelantó El Confidencial, puso en marcha la compañía el pasado diciembre.

En esta primera fase, se han puesto a la venta 14 inmuebles comerciales, 16 parcelas de suelo y 65 activos de diversa índole, como pisos o plazas de aparcamiento, que suman algo más de 1,2 millones de metros cuadrados y que se concentran, fundamentalmente, en Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla.

El Corte Inglés ha decidido dejar abierta la puerta a que los interesados puedan pujar por todo o parte de esta primera cartera e, incluso, abre la puerta a que se pueda ofertar solo por activos concretos. Entre ellos, según afirman fuentes conocedoras, se ubican algunos de los inmuebles que tiene el grupo en la madrileña calle Hermosilla, justo al lado de las oficinas centrales.

La mayoría de los activos en venta ofrecen la posibilidad de llevar a cabo una operación de 'sale & leaseback', nombre con el que se conocen aquellas operaciones en las que el vendedor se queda como inquilino, lo que supondría mantener la actividad comercial en el inmueble.

En el folleto que, en el último mes, hizo llegar PwC a los potenciales interesados, se dividía toda la cartera de activos no estratégicos en tres lotes: los ubicados en buenas localizaciones y con posibilidad de una venta rápida (líquidos), que suponían en torno a un tercio del perímetro; otra parte intermedia que representaba un 15%, y algo más de la mitad de la cartera, en activos poco líquidos o en zonas complicadas.

Al reducir el perímetro de esta primera fase a 95 inmuebles, el grupo rebaja al entorno de los 1.000 millones el dinero que prevé ingresar este ejercicio por estas ventas inmobiliarias, frente a la horquilla de entre 1.500 y 2.000 millones que anunció en diciembre, y los cerca de 3.000 millones en que ha llegado a cifrar PwC todo el plan.

El Corte Inglés prevé destinar el grueso de los fondos que obtenga con esta desinversión a reducir su elevada deuda, que a finales de 2017 —últimos resultados— ascendía a 3.800 millones, unas cuatro veces el beneficio bruto de explotación (ebitda), de alrededor de 1.000 millones. El beneficio neto se situó en 202 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios