arcano elabora el cuaderno de venta

Se busca comprador para los lujosos Cappuccino Grand Café

Los dueños de esta cadena elitista de restaurantes, Juan Piccornell y Manuel March, han encargado a Arcano la venta del grupo para financiar la expansión internacional

Foto: Imagen de la web de Grand Café Capuccino.
Imagen de la web de Grand Café Capuccino.

En la calle Promenade, la principal arteria de Gstaad (Suiza), hay una cafetería de un empresario español. En esta corta avenida de esta elitista ciudad a los pies de los Alpes, donde las grandes familias de la realeza y la burguesía europea suelen pasar la Navidad, esquían o juegan al polo -según la época del año- se concentra el mayor lujo por metro cuadrado del Viejo Continente. Hay tiendas de Hermès, Louis Vuitton, Chopard, Cartier o Prada. Y también un Cappuccino Gran Café, un local de alto standing propiedad de Juan Picornell y Manuel March, dos amantes del arte.

Un Cappuccino también se puede encontrar en la Plaza de la Independencia de Madrid, donde reina la Puerta de Alcalá. Y en el barrio de La Moraleja, donde los empresarios que habitan ese barrio del Ibex 35 degustan delicias como su exquisito foie-micuit maridado con una mermelada de mango, comino y un toque de guindilla, el pollo de corral con risotto de quinoa, su hamburguesa casera o su pastel de chocolate. Pero ahora, según indican fuentes financieras, Picornell y March, uno de los nietos del famoso banquero Juan March y socio de la filial de Madrid, han puesto a la venta su grupo de restauración.

Las mismas fuentes indican que Picornell, un empresario hecho a sí mismo, amante del buen gusto, por cuyos restaurantes se han interesado hasta la familia real qatarí, ha mantenido contactos con Arcano para que diseñe el cuaderno de venta de la operación. Este banco de inversión ha sido el que ha intermediado la mayoría de las compraventas en el sector en España en los últimos dos años, consiguiendo valoraciones millonarias por locales tan de moda como El Paraguas, Ten con Ten Amazónico y Ultramarinos Quintín o por cadenas como Goiko Grill.

Otras fuentes señalan que Grupo Cappuccino podría alcanzar una valoración de entre cercana a los 100 millones de euros. Una cantidad que podría ser incluso mayor si se tiene en cuenta lo que pagó el magnate turco Ferit Faik Sahenk a Marta Seco y Sandro Silva por el 'holding' de El Paraguas: 70 millones por el 40% del capital, a más de quince veces el beneficio operativo o Ebitda.

Las mismas fuentes indican que Picornell ha mantenido contactos con Arcano para que diseñe el cuaderno de venta de la operación

Más incluso abonó Catterton, el fondo de capital riesgo de la familia Louis Vuitton, por Goiko Grill. Unas tasaciones que han hecho que otras familias, como los dueños del Tragaluz, hayan puesto también el cartel de venta. Miura Private Equity ultima la adquisición de este grupo que tiene locales como Bar Tomate o Luzi Bombón en Madrid o Bar Lobo o Pez Vela en Barcelona. Antes, el fondo inglés BlueGem había tomado el control de la cadena Lateral, Beer&Food se hizo con Tommy Mel's y Rodilla se comió a Hamburguesa Nostra.

La última transacción millonaria en este sector fue la venta del Grupo VIPS, fundado y controlado por la familia Arango, al operador de franquicias Zena-Alsea por una cantidad próxima a los 500 millones de euros. Esta inversión ha dado pie a la creación del mayor operador de restauración de la península, con un portfolio de primeras marcas (VIPS, Ginos, Starbucks, Wagamama, Friday's, Lavaca, Foster's Hollywood, Burger King, Domino's Pizza y Tapas y Cañas) y un volumen de negocio conjunto de 1.000 millones de euros (con un Ebitda de 120).

Cappuccino tiene once locales en Mallorca, otro en Ibiza, otro en Valencia, dos en Madrid, junto al citado de Gstaad y un último en Jeddah, Arabia Saudí. Además, Picornell ha abierto una nueva vía de ingresos con la apuesta por el sector hotelero, donde se ha introducido con el Mamá, en la capital balear. El hotel cinco estrellas, con 32 habitaciones, 24 de ellas de lujo, fue abierto hace justo un año y es el primero de un proyecto de tres establecimientos donde pasar una noche oscila desde los 220 euros en temporada baja hasta los 1.200 en época veraniega.

El plan de Picornell es acelerar una expansión internacional para llevar la marca Cappuccino a las principales ciudades de Oriente Medio y Turquía hasta la India. El grupo tiene interés por situarse en Beirut, El Cairo y Dubái, así como seguir con su concepto hotelero. Y para eso necesita socios a los que Arcano anda a la búsqueda.

El Confidencial ha intentado sin éxito contactar con fuentes oficiales de Grupo Cappuccino para conocer su versión sobre esta información.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios