sector legal

El ICAM ficha a Clifford Chance para engrasar su demanda contra IBM

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha fichado a Clifford Chance para preparar la demanda que presentará contra IBM tras el fracaso del proyecto tecnológico 'Colegio 3.0'

Foto: El decano José María Alonso (3i detrás), junto al resto de la junta de gobierno del ICAM. (EFE)
El decano José María Alonso (3i detrás), junto al resto de la junta de gobierno del ICAM. (EFE)

La abogacía madrileña mueve ficha. Tras contactar con varios despachos de abogados, fuentes del sector señalan que el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha elegido a Clifford Chance, una importante firma internacional, para engrasar sus servicios jurídicos ante la demanda que va a presentar contra IBM tras el fracaso del proyecto tecnológico, el que probablemente sea el mayor dolor de cabeza para el decano, José María Alonso.

Bautizado como 'Colegio 3.0', la anterior Junta de Gobierno puso en marcha en abril de 2016 un ambicioso plan para desarrollar la transformación digital del colegio, y la empresa elegida para llevarlo a cabo fue la multinacional estadounidense. Tras varios tiras y aflojas, el proyecto nunca llegó a arrancar y durante los últimos meses el decano ha manifestado públicamente su malestar con la situación, máxime cuando ya se han 'tirado' más de cinco millones de euros de todos los colegiados, incluidos sobrecostes, según consta en los presupuestos de 2019. En un principio, el proyecto estaba dotado con tres millones de euros y a 31 de diciembre de 2018 el desembolso era de 5,563 millones, "sin incluir las horas reclamadas en fase de análisis y discusión".

Y es que si en un principio se contrataron unas 20.000 horas para gestionar el proyecto, lo cierto es que al final esa cifra se ha visto superada con creces y generó un nuevo choque entre ambas partes que incluso llevó al ICAM a contratar a KPMG para elaborar una auditoría sobre el asunto.

Desde que se anunció, el proyecto tecnológico ha tenido tres fechas para ponerse en marcha: 30 de junio de 2017, 2 de julio y 1 de octubre de 2018

La decisión de emprender acciones legales se ha tomado tras meses de ultimátums, intercambios de mensajes entre las direcciones del ICAM e IBM y un reparto de culpas entre ambas partes. El pasado 12 de diciembre, Alonso anunció durante la junta general que había decidido resolver el contrato con la tecnológica "ante su flagrante incumplimiento".

Durante el encuentro, en el que también se aprobó el presupuesto para este año, se conocieron las cifras que el colegio ha destinado a este asunto. De los 30,6 millones de euros de gasto estimado para este año, la entidad recoge el primer año de amortización del proyecto de marras por un importe de 1,1 millones.

Desde que se anunció, el proyecto tecnológico ha tenido hasta tres fechas diferentes para ponerse en marcha: 30 de junio de 2017, 2 de julio y 1 de octubre de 2018. Tras este ultimátum, Alonso formuló un requerimiento a Marta Martínez, presidenta de IBM, para manifestarle las deficiencias que, a juicio del ICAM, todavía pesaban sobre el proyecto.

Así las cosas, la junta de gobierno ha decidido dar un paso más y poner el asunto en manos de los tribunales para reclamar los daños que ha supuesto para el colegio. A este respecto, cabe señalar que hubo despachos que se sondearon pero que no podían encargarse del asunto al existir conflictos de interés con miembros de la junta que trabajan en ellos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios