el gigante americano, primero en entregas y pedidos

Boeing mantiene el liderazgo aeronáutico a pesar de la alianza Airbus-Bombardier

El grupo europeo solo bate a Boeing en pedidos acumulados, ya que tiene en cartera la construcción de 7.577 aeronaves. La estadounidense, pendiente de integrar a la brasileña Embraer

Foto: Modelos de Boeing en una feria aeronáutica en China. (Reuters)
Modelos de Boeing en una feria aeronáutica en China. (Reuters)

En un ejercicio 2018 en que los dos grandes grupos aeronáuticos mundiales —Airbus y Boeing— vieron decaer su actividad comercial respecto a 2017, el estadounidense consiguió llevarse un año más el gato al agua. La firma con sede en Chicago entregó 806 aeronaves civiles frente a los 800 de Airbus. En esa última cifra están incluidos 20 aviones A220, la nueva denominación de los jets de la canadiense Bombardier que Airbus integró en su negocio civil desde el pasado 1 de julio. Es decir, Boeing se mantuvo por delante en despacho de aviones incluso después de hacerse efectiva la integración Airbus-Bombardier.

En cuanto a nuevos pedidos en el conjunto del año, también Boeing sigue en cabeza con solicitudes netas de 893 nuevos aparatos. Airbus logró engrosar su cartera de pedidos en otros 747 aviones. La ralentización del mercado global queda patente si se comparan ambos registros con los 1.109 encargos netos que logró la firma europea en 2017 y los 912 de la americana. Donde sí se mantiene líder Airbus es en la cartera total de pedidos acumulada a cierre de año, con 7.577 aviones. Son casi 300 más que a cierre de 2017 y en esa cifra tiene mucho que ver la aportación del A220 (con 480 pedidos acumulados), ya que las entregas de 2018 superaron a los pedidos y aun así crece la cartera total.

Boeing acumula en torno a 5.850 pedidos totales de su negocio civil a septiembre pasado. Las cifras actualizadas a cierre de año aún no han sido facilitadas. La familia del A320 y del 737 se mantienen como las auténticas 'vacas lecheras' de ambos grupos. Airbus despachó 626 aeronaves de la rama A320 (sobre 800 en total) y Boeing hizo lo propio con 580 aviones de la familia 737 (respecto al total de 806).

Ambas compañías han superado con relativo éxito los problemas de suministro de motores —tanto los del A320 Neo como los del 737 Max, las nuevas versiones de ambos programas estrella—. Boeing ha tenido que lidiar además con dificultades con su proveedor de fuselajes Spirit. Pese a ello, los dos consorcios mantienen su objetivo de incrementar la cadencia de producción mensual de ambos modelos para este año 2019. Airbus quiere producir hasta 60 aviones de la gama A320 al mes desde sus plantas de Toulouse, Hamburgo, Mobile (EEUU) y Tianjin (China). Boeing busca elevar a 57 mensuales la fabricación de la familia 737, fundamentalmente en Seattle (Washington).

Bolsonaro y la fusión con Embraer

El liderazgo de Boeing podría verse aún más consolidado este año si se desatasca definitivamente la integración de la rama de aviones civiles de Embraer. La compañía ha hecho una oferta para tomar el 80% de la actividad civil de Embraer por 4.200 millones de dólares. Con ello integraría los modelos civiles y de jets ejecutivos del grupo con sede en Sao Paulo. Un movimiento muy similar al de Airbus-Bombardier.

La previsión de que Boeing acabe asumiendo el 100% de la rama civil del grupo suramericano ha despertado reticencias en el gobierno de Bolsonaro

Sin embargo, la previsión de que Boeing acabe asumiendo el 100% de la rama civil del grupo suramericano ha despertado reticencias en el nuevo gobierno ultranacionalista de Jair Bolsonaro. El mandatario se ha mostrado preocupado, tras acceder a la presidencia a inicio de año, porque Boeing acabe siendo el dueño único de lo que calificó como una empresa privada que es "patrimonio nacional", según informó Reuters. La rama militar de Embraer queda fuera del acuerdo con Boeing.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios