accionista de la farmacéutica

Grifols vende a uno de sus accionistas dos empresas de plasma compradas este año

Grifols adqurió Haema el 4 de junio de 2018 y Biotest el 1 de agosto de 2018 por importe de 220M de euros y 286M de dólares, respectivamente. Ahora las vende por 537M de dólares

Foto: Sede de Grifols.
Sede de Grifols.

La farmacéutica ha vendido Biotest y Haema a Scranton por 537 millones de dólares, según ha anunciado el lunes en un hecho relevante. Y es que Grifols justo había adquirido estas dos compañías de plasma hace apenas unos meses, por un valor equitativo al que actualmente las vende —una operación que fuentes de Grifols justifican como un modo de monetizar estos activos y así reducir deuda y fortalecer la posición financiera de la empresa—.

Según explica la cotizada en el comunicado, Grifols adqurió Haema el 4 de junio de 2018 y Biotest el 1 de agosto de 2018 por importe de 220 millones de euros y 286 millones de dólares, respectivamente. "La venta de Biotest y Haema a Scranton se realiza por el mismo importe, aplicando el tipo de cambio en dólares y euros actual, y en los mismos términos y condiciones en que Grifols adquirió ambas empresas", detalla la farmacéutica en el comunicado.

Grifols tendrá opción de compra sobre las acciones de las empresas vendidas a Scranton (entidad que, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores tiene un 8,7% de participación en la farmacéutica), y la capacidad de aquirirlas otra vez, "en cualquier momento", después de cumplirse el primer aniversario de la resente transición. Además, los contratos actuales de suministro de plasma han sido prorrogados por un periodo de 30 años, garantizado que todo el plasma recolectado por Biotest y Haema continúa suministrándose a Grifols.

Asimismo, fuentes de Grifols explican que esta operación ofrece la ventaja de poder "monetizar" estos activos ya que la compañía ha obtenido lo invertido pero sigue beneficiándose de los contratos mantenidos con ambas empresas. Scranton no estuvo disponible para responder sobre lo que supone para ella esta operación.

Haema, que dispone de unos 1.100 empleados, cuenta con la mayor red privada independiente de centros de donación de Alemania y con el servicio privado de transfusiones más grande del país. El acuerdo de adquisición de Grifols había incluido el negocio de Haema; 35 centros de donación en nueve estados alemanes y tres más en proceso de construcción; un edificio de 24.000 metros cuadrados que alberga la sede central de la compañía en Leipzig, y un laboratorio central en Berlín, según recoge EFE. Por otro lado, Grifols había adquirido el cien por cien de las acciones de Biotest y sus 24 centros de plasma en Estados Unidos.

Grifols avisó en noviembre que estaba negociando con la plasmática china Shanghai RAAS una alianza estratégica para crear una filial valorada en unos 10.000 millones de dólares. En octubre, por otro lado, la compañía anunció haber encontrado resultados que apuntan a que se puede ralentizar el Alzheimer con plasma —una noticia que llevó a la compañía a dispararse un 8% en bolsa—.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios