paga 210 millones de euros

El millonario mexicano Sanginés-Krause se queda el Villa Magna a un precio récord

El vehículo que ultima la adquisición es la socimi mexicana especializada en resorts caribeños RLH Properties, de la que el financiero es presidente y accionista de referencia

Foto: Hotel Villa Magna.
Hotel Villa Magna.

Faltan los flecos, pero se han dado la mano. El millonario mexicano Allen Sanginés-Krause acaba de romper el sector hotelero español al firmar la compra del hotel de superlujo Villa Magna por la friolera de 210 millones de euros, según confirman fuentes conocedoras de la transacción. En realidad, el vehículo que ultima la adquisición es la socimi mexicana especializada en resorts caribeños RLH Properties, de la que el financiero es presidente y accionista de referencia.

La venta del Hotel Villa Magna llegó al mercado por vía de urgencia hace solo unos meses, después de que sus actuales dueños, el emporio turco de la familia Sahenk, tuvieran que poner a la venta varios de sus activos inmobiliarios repartidos por el mundo para cerrar la refinanciación de su 'holding', afectada por el desplome de la lira turca. El proceso, que ha corrido a cargo de JLL, se ha enfilado por vía de urgencia, con otros magnates latinoamericanos invitados a la puja.

Aunque la firma está pendiente de algunos detalles, el precio supera cualquier previsión. RLH Properties va a quedarse con el Villa Magna a un ratio de 1,4 millones de euros por habitación (tiene 150), una relación nunca antes alcanzada en el mercado español, según expertos hoteleros. La rentabilidad de una inversión como esta escapa a las magnitudes que manejan los fondos inmobiliarios al uso, teniendo en cuenta que hay oferta cinco estrellas en Madrid a partir de 300 euros por habitación.

El comprador ha tirado de chequera para quedarse con este trofeo inmobiliario. Además de dinero, tiene experiencia como gestor de activos hoteleros con marcas de superlujo como Four Seasons, Rosewood o Fairmont. De hecho, una de sus adquisiciones más cercana la hizo cono OHL, a la que compró en dos fases (entre 2016-2018) su complejo caribeño de Mayakoba (resort con campo de golf en la Rivera Maya), por el que pagó un total de 470 millones de euros.

Las relaciones de Sanginés-Krause con el mundo español trasciende el ámbito empresarial. Su nombre fue público hace unos meses por ejercer de anfitrión del rey Juan Carlos en su castillo de Irlanda. Esa visita privada llegó a la prensa y fue entonces cuando se descubrió que el monarca iba acompañado por la mallorquina Marta Gayá. El encuentro da muestra del grado de confianza que el emérito tiene con el financiero mexicano (ex Goldman Sachs y ahora al frente de BK Partners).

De consumarse esta inversión, la lista de capital mexicano que echa raíces en nuestro país sigue aumentando. La penúltima gran operación fue la recente adquisición del Grupo VIPS por parte del holding de restauración Alsea, que acaba de pagar cerca de 500 millones de euros por hacerse con la compañía fundada por Plácido Arango y su familia. Y visto el ritmo de compras, no será la última gran salto que protagonice el dinero procedente de México.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios