Se han de negociar con los Comunes

La Generalitat prepara sus Presupuestos sin la provisión por ATLL que pide Acciona

Acciona reclama a la Generalitat 1.036 millones, una cifra que lastraría unos Presupuestos que Aragonès quiere muy volcados en el gasto social, ya que supondrían el 3% del total

Foto: El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès. (EFE)
El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès. (EFE)

La Generalitat prepara unos Presupuestos para 2019 sin provisión alguna por la indemnización que reclama Acciona a cuenta de la renacionalización de la empresa de suministro de agua en alta ATLL, según han confirmado fuentes cercanas a la Administración catalana. El principal apoyo es el expediente de liquidación por el que la Generalitat no reconoce ninguna deuda con la constructora. Esto se produce pese a que Acciona ha perdido una concesión que debía mantener durante 50 años y por la que la Generalitat se apuntó un ingreso contable de 997 millones de euros, cuando la llevó a cabo, en época del 'conseller' de Economía Andreu Mas-Colell.

Los Presupuestos que prepara el vicepresidente económico, Pere Aragonès (ERC), no incluyen ninguna provisión al respecto, con lo que, en principio, llegarán al Parlament sin ese lastre financiero, según fuentes que han participado en la elaboración de estas cuentas públicas. Esto, a pesar de que Acciona ya ha iniciado una reclamación legal en los tribunales, la cual previsiblemente acabará en el Tribunal Supremo, el mismo que anuló el contrato y por el que la gestión de ATLL vuelve a ser pública.

Acciona reclama a la Generalitat 1.036 millones, una cifra que lastraría unos Presupuestos que Aragonès quiere muy volcados en el gasto social —recuperación de la renta mínima, nuevas promociones de Mossos y bomberos, educación de cero a tres años y línea 9 del metro, entre otras partidas—. Hay que tener en cuenta que 1.036 millones es una provisión que afectaría a casi el 3% de todo el gasto presupuestario catalán. Por ello era importante no provisionarlo.

Esta opción contable de la Conselleria de Economía contrasta con otros criterios, como el de la Comisión Europea, que en su informe sobre los Presupuestos presentado ayer ya identificaba el riesgo de un fallo del Supremo contra la Generalitat por la empresa pública ATLL, que podría disparar los números rojos de la Administración catalana y, por contagio, los del resto del Estado español.

1.036 millones es una provisión que afectaría a casi el 3% de todo el gasto presupuestario catalán

Sin embargo, la decisión de Aragonès es coherente con unos planteamientos de cuentas que quieren ganar el apoyo de la CUP y de los comunes para conseguir su aprobación en el Parlament. La CUP ya ha dicho que no apoyará estos Presupuestos, pero difícilmente tendrá una oportunidad de dar luz verde a unas cuentas públicas que desafíen tanto a una empresa del Ibex 35.

Acciona, en contra

La constructora de los Entrecanales ve la cuestión de otra manera. “La propuesta planteada por la Generalitat es arbitraria y carece de fundamento jurídico y rigor económico. Además, supone una quiebra de los principios básicos del modelo concesional, poniendo en riesgo la imprescindible confianza de los inversores en el principio de seguridad jurídica”, han apuntado portavoces de la compañía.

Desde Acciona, se considera que la Generalitat está rompiendo el modelo concesional español con una decisión que desafía el fallo judicial del Supremo

“ATLL Concesionaria y sus accionistas presentarán las correspondientes alegaciones en contra de la propuesta de resolución remitida por la Generalitat”, han anunciado. Además, fuentes cercanas a la compañía se han mostrado perplejas por que la Generalitat considere nulo el concurso y actúe como tal, incluso sin provisionar la reclamación.

La estrategia de los comunes

La relación con los comunes de Ada Colau es más compleja. La alcaldesa de Barcelona condiciona un apoyo a las cuentas de Aragonès si a su vez ERC apoya su último presupuesto municipal en la legislatura. Pero es que, además, los comunes de Jéssica Albiach quieren atraer a ERC a dar el sí a las cuentas de Pedro Sánchez en el Congreso para conseguir así más fondos para políticas públicas.

ERC ve muy difícil apoyar los Presupuestos Generales del Estado. Su aproximación a la negociación es la contraria: encapsular los Presupuestos de Pedro Sánchez para dejarlos al margen y centrarse en una negociación que otorgue prioridad a un cambio de cromos: cuentas del ayuntamiento por cuentas de la Generalitat.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios