El Govern quiere el 'sí' del PSC a sus cuentas a cambio de apoyar a Sánchez en Madrid
  1. España
  2. Cataluña
teme no contar con el apoyo de los comunes

El Govern quiere el 'sí' del PSC a sus cuentas a cambio de apoyar a Sánchez en Madrid

Se ha convocado una reunión el 23 de septiembre para presentar al PSC los presupuestos de la Generalitat de 2019, en la que se les pedirá su apoyo a las cuentas

Foto: El Govern quiere el 'sí' del PSC a sus cuentas a cambio de apoyar a Sánchez en Madrid
El Govern quiere el 'sí' del PSC a sus cuentas a cambio de apoyar a Sánchez en Madrid

El vicepresidente económico de la Generalitat, Pere Aragonès, quiere el apoyo de los socialistas catalanes para los presupuestos de la Generalitat que está preparando para el 2019. Así lo apuntan fuentes de la 'conselleria' de Economía, que señalan que el rigor con el que está presentando las cuentas puede dificultar el acuerdo con los socios prioritarios que se han marcado desde el Parlament: los comunes de Xavier Domènech.

De esa forma, se ha convocado una reunión para el 23 de septiembre con el fin de presentar al PSC los presupuestos de la Generalitat de 2019. Para Pere Aragonès, la aprobación del presupuesto es una prioridad, pues no quiere darle a Quim Torra ninguna excusa para que avance elecciones. ERC ha apostado desde siempre por una legislatura larga, una tesis a la que se ha sumado el actual presidente de la Generalitat en la última semana.

Foto: Pere Aragonès, el tecnócrata que gestionará la herencia de Marta Rovira en ERC

Fuentes del partido que lidera Miquel Iceta se han mostrado muy reticentes a apoyar las cuentas que presente Pere Aragonès en la cámara catalana. No por el rigor de las mismas, sino por la intencionalidad política. Iceta no quiere aparecer como un apoyo a unos presupuestos 'para hacer república', siguiendo uno de los últimos mantras del independentismo.

Aragonès piensa seguir la senda que ya marcó su predecesor Oriol Junqueras, ahora en prisión provisional. El presupuesto de Junqueras para 2016 ya fue mucho más riguroso que los que presentaba Andreu Mas-Colell. Pero eso tiene un precio. Para empezar, la CUP, partido que configura la mayoría independentista en la cámara, ya se ha descolgado antes de ver un papel de los presupuestos. Los 'cupaires' ya han anunciado que le negarán a Pere Aragonès el apoyo a sus cuentas.

El presidente del grupo parlamentario del PSC, Miquel Iceta. (EFE)
El presidente del grupo parlamentario del PSC, Miquel Iceta. (EFE)

A partir de ahí, quedan los comunes. Pero podría ser que estos, con la municipales encima, prefiriesen no pactar unos presupuestos que tampoco incrementarán mucho el gasto, un aumento que en todo caso estará muy por debajo de los niveles que querría Podemos. Con estos mimbres, el PSC es la apuesta más segura, teniendo en cuenta, además, que el giro posibilista de los republicanos, desde que Oriol Junqueras está encarcelado, facilitaría las cosas.

Cambio de cromos

El poco entusiasmo del PSC podría verse compensado por un cambio de cromos entre Madrid y Barcelona, entre la carrera de San Jerónimo y el Parc de la Ciutadella. ERC cuenta con nueve diputados en el Congreso, capitaneados por Joan Tardà. Esos nueve diputados son claves para que PSOE pueda aprobar sus propios presupuestos este otoño. Por tanto, la base del acuerdo no sería tanto económica como política. Los presupuestos de la Generalitat a cambio de los Presupuestos Generales del Estado. 'Quid pro quo'.

Los Presupuestos de la Generalitat a cambio de los Presupuestos del Estado, los problemas de ERC y Pedro Sánchez con las cuentas son similares

El principal problema para todos es que también hacen falta los votos de CDC. Son otros ocho escaños en el Congreso de los Diputados. Algunos podrían votar a favor del Presupuesto de Pedro Sánchez. Pero otros nunca lo harán, como la diputada Míriam Nogueras, muy cercana a Carles Puigdemont. Así que el esfuerzo de ERC puede ser clave pero no suficiente.

Importancia económica

En términos económicos, los nuevos presupuestos catalanes son muy importantes. Servirán, por ejemplo, para garantizar las dos pagas extras que todavía no han recuperado los funcionarios catalanes, pero sí los del resto de España.

ERC, además, lleva meses asegurando que hay que ampliar la base, que el independentismo necesita crecer más allá del 47% de los votos. Algo que JxCAT y Carles Puigdemont contemplan con mucho recelo. Por tanto, para ERC contar con el apoyo socialista sería una progresión práctica de lo que llevan tiempo afirmando en teoría.

Oriol Junqueras Pedro Sánchez PSC Nacionalismo Quim Torra Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Noticias de Cataluña PSOE Independencia de Cataluña
El redactor recomienda