vence en abril de 2019

La exposición de Acciona en ATLL se dispara a 434 millones por un crédito de pronto pago

La compañía tiene concedido un préstamo de 126 millones a la filial de aguas que vence en abril del próximo año. Además, reclama 308 millones a la Generalitat por obras y el canon pendiente

Foto: José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

La sentencia del Tribunal Supremo que anula la adjudicación a Acciona de Aigües del Ter de Llobregat (ATLL) promete pasar una cara factura a la Generalitat de Cataluña. Por el momento, la compañía presidida por José Manuel Entrecanales ha cifrado en 308 millones de euros el dinero que deberá reembolsarle el Gobierno autonómico por la parte no amortizada del canon de la concesión (268,8 millones) y por la correspondiente a obras, instalaciones y otras inversiones (39,5 millones).

Pero la exposición del grupo de infraestructuras a esta filial es superior, ya que también tiene pendiente de devolución 126 millones de euros de un préstamo que Acciona Financiación Filiales concedió a ATLL en la primavera de 2016 y cuyo vencimiento está fijado para dentro de un año, el 25 de abril de 2019.

Para entonces, salvo que los tribunales se pronuncien a favor de Acciona en el recurso que esta tiene presentado, algo que el propio Entrecanales reconoció ayer poco probable, ATLL ya no será filial de Acciona y, por tanto, la responsabilidad de su devolución recaerá sobre el nuevo dueño de la empresa, ya sea la Generalitat o el nuevo adjudicatario.

Desde Acciona, que reconoció tener este préstamo con su filial durante la presentación a analistas que llevó a cabo este martes para explicar los resultados de 2017, subrayan que "la disposición de este crédito se devuelve vía ingresos recurrentes y que, a día de hoy, no registra ningún acumulado o dispuesto no pagado".

Según las últimas cuentas depositadas en el registro por Acciona Financiación Filiales SA, las correspondientes al ejercicio 2016, fue ese año cuando se firmó un "contrato de financiación sindicada por importe de 140 millones que tiene por finalidad financiar la cancelación del contrato financiero que mantenía la concesionaria ATLL frente al Banco Santander e Intesa Sanpaolo por importe de 80 millones y el préstamo otorgado por Gestió Catalana D'Aigües SA, empresa del Grupo Acciona, frente a dicha sociedad concesionaria".

La propia ATTL tiene reconocido este préstamo en sus cuentas de 2016 con 124,7 millones de deuda a largo y 9,26 millones a corto, aunque su próximo vencimiento, en abril de 2019, conllevará que, posiblemente, el nuevo propietario tenga que reconocerlo todo como deuda a corto plazo.

A estas cantidades, todavía se podrán sumar las posibles reclamaciones que Acciona pueda exigir en concepto de daños y perjuicios, puerta que la compañía ha dejado abierta en todos sus comunicados oficiales, pero sin entrar a aclarar de qué cifra podría estar hablándose.

Tras el fallo del Supremo, y a la espera de que se resuelvan los últimos recursos, los planes de la Generalitat pasan por repetir el concurso, dejando que se presenten los grupos que quieran, para no tener que descontar como déficit este año los 995 millones que en 2012 se apuntó como ingreso atípico.

ATLL es una compañía pública que la Generalitat entregó en concesión a Acciona en 2012. Entonces, el gran perdedor de la puja fue Agbar, que desde el primer momento decidió pleitear, en paralelo a la propia Generalitat, cuyo organismo de tutela de contratación anuló el concurso.

Cobro de acciones y opciones

Acciona cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 220 millones, un 37,5% menos que un año antes, debido a la mayor carga impositiva registrada. Si se descuenta este impacto, el resultado de la compañía creció un 59,8%, con un incremento del 21,4% de la cifra de negocio, que alcanzó los 7.254 millones de euros, gracias a la buena marcha de la actividad de construcción.

Los dos consejeros ejecutivos de la compañía, el presidente, José Manuel Entrecanales, y el vicepresidente, Juan Ignacio Entrecanales, ejercieron el pasado ejercicio todas las opciones sobre acciones que tenían concedidas, además de haber percibido otros 104.096 títulos por el plan 2014, lo que les ha permitido multiplicar por cinco y siete veces, respectivamente, sus remuneraciones del pasado ejercicio.

En concreto, el presidente percibió 10,4 millones, frente a los 2,5 millones de 2016, entre retribución en metálico (5,4 millones), acciones (valoradas en 4,54 millones) y beneficio bruto de las opciones ejercidas (448.000 euros); mientras que Juan Ignacio Entrecanales recibió 5,62 millones que se dividen en 2,89 millones en metálico y 2,72 millones en acciones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios