tras más de una década como 'senior advisor'

Société Générale prescinde del marido de Cospedal como consejero asesor

La entidad francesa e Ignacio López del Hierro han acordado no prolongar el contrato por el que el cónyuge de la política del Partido Popular ha actuado como asesor de cabecera

Foto: María Dolores de Cospedal (c) y su marido Ignacio López de Hierro. (EFE)
María Dolores de Cospedal (c) y su marido Ignacio López de Hierro. (EFE)

Société Générale e Ignacio López del Hierro han acordado la no renovación de su contrato como ‘senior advisor’ del banco francés en España. Según han confirmado fuentes próximas a las negociaciones, la entidad francesa, presidida en España por Donato González, ha pactado prescindir de los servicios del marido de María Dolores de Cospedal, que estos días ha sido protagonista de la actualidad tras publicarse audios en los que intermedia con el comisario José Villarejo para obtener información sobre varios casos de corrupción que afectaban al Partido Popular.

Las mismas fuentes aseguran que la publicación de sus reuniones con Villarejo no tiene nada que ver con la rescisión de su contrato, que fue decidida a finales de julio al expirar su vencimiento. En este sentido, añaden que la salida del consejo asesor de Société Générale se debe a la propia decisión de López del Hierro de alejarse de la vida empresarial, tal y como llegó a filtrar Cospedal cuando aspiró a presidencia del PP.

Dada la reputación de su cónyuge, al que se ha relacionado con presuntos casos de cobro de comisiones en favor del partido, la que fuera mano derecha de Mariano Rajoy y presidenta de Castilla-La Mancha llegó a insinuar que López del Hierro tenía decidido abandonar sus cargos en las distintas empresas a las que asesoraba. Una de ellas era Société Générale, cuyo presidente ha tenido una relación de cercanía con el matrimonio. El hijo del primer matrimonio de López del Hierro, también llamado Ignacio, trabajó en el banco durante cuatro años, entre 2003 y 2007.

En el banco, una de las entidades de cabecera de la ACS de Florentino Pérez, siempre se valoró su agenda de contactos y su conocimiento del mundo financiero, como demostró en la guerra de opas por las inmobiliarias Zabálburu y Metrovacesa de la mano del empresario jerezano Joaquín Rivero. Ambos ganaron mucho dinero desde Bami, la sociedad desde la que López del Hierro prestaba sus servicios al ya fallecido promotor y que, pese a su pequeño tamaño, se comió a uno de los mayores gigantes del sector. López del Hierro ha estado en nómina de Société Générale durante más de una década.

La otra compañía que ha tenido y todavía tiene a López del Hierro en nómina es Iberdrola, que lo contrató en 2012 como consejero de su filial de ingeniería y construcción (Iberinco). Un año después, también le dio un asiento en la subsidiaria dedicada al sector inmobiliario, cargos que, pese a la declaración de Cospedal de este verano, mantiene. De hecho, en octubre del pasado año renovó como administración de Iberinco, sociedad de la eléctrica que se ha visto envuelta en varios casos de corrupción y de sobrecostes que la llevaron a estar en quiebra técnica.

El abrazo de Galán

Iberdrola ha declinado hacer ningún comentario sobre la situación de López del Hierro y sobre su continuidad como consejero de estas dos filiales. Pero la relación de Ignacio Galán, presidente del grupo energético, con el matrimonio es también muy cercana, como puso de manifiesto el pasado 17 de septiembre en un acto en honor de Pablo Casado. El primer ejecutivo de la eléctrica fue de los pocos hombres del Ibex 35 que acudieron a la cita organizada por el periódico ‘La Razón”, reunión en la que saludó de forma efusiva a Cospedal.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Caja Castilla-La Mancha Corporación, el brazo financiero de la que fue la primera caja de ahorros intervenida por el Banco de España en marzo de 2009, fue uno de los inversores destacados de Iberdrola y miembro del núcleo duro que hizo frente al intento de compra hostil por parte de ACS. López del Hierro fue consejero de este 'holding' desde enero de 2008 hasta febrero de 2009, apenas un mes antes de que la entidad regional fuese declarada en quiebra.

El empresario ha sido también consejero de Liberbank, que además de tenerle en nómina le nombró consejero de Itínere. Asimismo, ha sido asesor o consejero para contratistas como Renta Corporación, Amper, Avanzit/Ezentis y Neoris; inversores como el fondo Thesan Capital o el empresario Blas Herrero (Kiss FM), o para bancos de negocios como Lincoln International.

Donde no pudo ejercer de consejero fue en Red Eléctrica de España, sociedad controlada por el Estado, para la que fue propuesto consejero nada más llegar Rajoy a La Moncloa. Pero debido a la polémica surgida tras ser propuesto para ocupar un asiento en el órgano de gobierno, optó por renunciar de forma inmediata.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios