terminará las ventas en 2019

CaixaBank pierde 450 millones con la venta de su participación del 9% en Repsol

CaixaBank deshace parte de su histórica posición en Repsol. El 3,6% lo hace con derivados para cubrirse de variaciones en el precio, y el 4,75%, según evolucione el mercado

Foto: Jordi Gual, presidente de CaixaBank. (EFE)
Jordi Gual, presidente de CaixaBank. (EFE)

CaixaBank se deshace de su histórica posición en Repsol. El banco presidido por Jordi Gual vende la totalidad de su participación en la petrolera al mercado, asumiendo pérdidas de 450 millones de euros que impactarán en los resultados del tercer trimestre. De esta forma, la entidad se deshace de su 9,36% en Repsol, valorado a precios actuales en 2.520 millones de euros. Gual y Gonzalo Gortázar, consejero delegado, han renunciado a sus cargos en el consejo de administración de la firma que lidera Antonio Brufau.

Casi la mitad del capital se vende con derivados 'swap' que cubren la evolución de la cotización. En concreto, un 1,91% del capital se vende a 15,39 euros y un 2,7%, a 15,55 euros por título. Repsol cerró este jueves en 16,89 euros. El programa de ventas para los 75.789.715 títulos que tiene CaixaBank de Repsol se inicia inmediatamente y finalizará antes del final del primer trimestre de 2019. Las ventas, explica el banco en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se limitarán diariamente a un máximo del 15% del volumen negociado en el día para limitar el impacto en la cotización.

Asimismo, añade la entidad, el número de acciones vendidas dependerá en cada momento de las condiciones del mercado y de una cotización que "asegure que los ingresos obtenidos representen un valor razonable para los accionistas de CaixaBank, entre otras condiciones". En cualquier caso, CaixaBank estima una pérdida extraordinaria de 450 millones de euros para la cuenta de resultados del tercer trimestre, aunque no tendrá impacto en la ratio de capital CET1 'fully-loaded', mientras que mantiene el objetivo de retorno sobre el capital tangible (RoTE) de entre el 9% y el 11% para este año.

Una vez que CaixaBank complete la venta de su 9,4% de la petrolera —llegó a tener hasta un 12%—, la constructora Sacyr pasará a ser el mayor accionista de Repsol, dado que mantiene el 8,2% del capital social. Justo por debajo se sitúan Blackrock, la mayor gestora del fondos del mundo (4,98%) y Bank of America (5,36%), según los datos de la CNMV. El fondo soberano de Singapur, Temasek, ha reducido su participación esta semana por debajo del 3%.

CaixaBank ha aprovechado un año de incremento de beneficios —ganó 1.298 millones en el primer semestre, un 54% más— para asumir esta pérdida. Fuentes cercanas apuntan a que estaba previsto para evitar que el mercado cuestionara su participación en Repsol ante los vaivenes que sufren las petroleras en función del precio del crudo, y por las exigencias regulatorias, antes del nuevo plan estratégico que presentará este año el banco. Las participaciones en terceras compañías consumen capital, razón por la que no hay efectos sobre la medida principal de solvencia: se libera capital que compensa la pérdida.

Por su parte, la venta del 4,75% del capital a mercado pasa a contabilizarse como "activos financieros a valor razonable con cambios en otro resultado global". Esto quiere decir que, con la entrada en vigor de la normativa contable IFRS9 y según la propia política contable del grupo, las oscilaciones de la cotización de Repsol durante los meses en los que se lleve a cabo la venta serán registradas en patrimonio y no tendrán efecto en la cuenta de resultados.

Máximos de Repsol

CaixaBank vende sus acciones en Repsol cuando están a casi 17 euros (16,85 euros). Repsol se encuentra actualmente en máximos de hace más de tres años, cuando se derrumbó el precio del petróleo. La firma alcanzó los 17,8 euros este verano, tras lograr unos resultados aplaudidos por el mercado. Los títulos de la mayor petrolera de España se han venido recuperado al calor de la subida del petróleo, que en estos momentos se encuentra rozando los 80 dólares. No en vano, su principal competidora en España, Cepsa, está aprovechando la coyuntura para sacar a bolsa un 25% de la compañía.

En la actualidad, Repsol se encuentra en pleno proceso de transformación, con el foco puesto en el sector eléctrico. De hecho, la compañía dirigida por Josu Jon Imaz se ha hecho con una parte importante de los activos de Viesgo (comercializadora, hidráulicas y centrales de ciclo combinado de gas). Más recientemente, ha comprado un desarrollo fotovoltaico en Extremadura para adentrarse en la energía fotovoltaica.

Actualmente, los analistas se muestran optimistas con su situación, que vivió momentos difíciles en 2016, cuando el petróleo estaba en menos de 30 dólares el barril. Desde entonces, los esfuerzos de la compañía le han permitido reducir su deuda por debajo de los 1.000 millones de euros, cuando llegó a estar por encima de 12.000 millones.

Este mismo mes de julio, tras firmar los mejores resultados en un semestre en 10 años y con el petróleo a menor precio, la compañía se despidió de su número dos ejecutivo, el ya ex director financiero Miguel Martínez. El responsable fue uno de los artífices de la recuperación de Repsol en los últimos años. Su pérdida supone, a ojos de varios analistas, un motivo de incertidumbre de cara al futuro.

No obstante, el elevado apalancamiento puso en cuestión su calidad crediticia y se vio obligada a vender una parte de su participación en Gas Natural Fenosa en 2016. Este año completó la desinversión en la empresa rebautizada como Naturgy. Se deshizo de su paquete por 3.800 millones de euros a CVC y Corporación Financiera Alba. De cara al futuro, la empresa presidida por Antonio Brufau ha señalado que quiere ser una energética global con actividad en todos los ámbitos del petróleo, pero también del gas y de la electricidad.

El consenso de Bloomberg recoge un precio objetivo para la petrolera de 18,8 euros a 12 meses, lo que supone un potencial de revalorización del 11%. Entre las recomendaciones de los analistas, el 60% opta por comprar, mientras el 32% prefiere mantener y solo el 8% se inclina por vender, como hará los próximos meses CaixaBank.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios