por recomendación del banco central europeo

Criteria retiró 1.000 millones en depósitos de CaixaBank y advierte del riesgo de Cataluña

Criteria Caixa ha reducido en dos tercios las imposiciones a plazo que tenía en su propia entidad financiera por orden del BCE, operación que desvincula del proceso independentista

Foto: Fotografía de archivo del presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidre Fainé. (EFE)
Fotografía de archivo del presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidre Fainé. (EFE)

El proceso independentista en Cataluña ha sido muy doloroso para Isidre Fainé, hasta el punto de que le obligó a adoptar la decisión más difícil de su vida profesional: mover de Barcelona las sedes sociales de todas las empresas del universo La Caixa. Pero la herida sigue abierta, como reconoce Criteria Caíxa, el 'holding' presidido por el veterano banquero, en su memoria anual.

Una de esas decisiones llevó a Criteria a retirar gran parte del dinero que tenía invertido en depósitos en CaixaBank, el banco comercial en que el 'holding' es dueño del 39% del capital. Al cierre de 2017, la sociedad de cartera tenía 653 millones de euros depositados en su banco, frente a los 1.667 millones de un año antes. Por tanto, ha sacado de su propio banco dos tercios de sus ahorros.

La explicación oficial es que esta retirada de depósitos se debe a la recomendación del Banco Central Europeo, que en 2016 lo obligó a desconsolidarse de CaixaBank. Ello le forzó a bajar su participación del 47 al 39% —vendió un 8% entre diciembre de 2016 y febrero de 2017— y a reducir la concesión de préstamos intragrupo. De hecho, el 'holding' tuvo que amortizar anticipadamente un crédito de 550 millones de euros que había tomado de su banco.

Aunque los depósitos no estaban inicialmente incluidos en el paquete de obligaciones impuesto por el BCE, las mismas fuentes señalan que la indicación fue posterior, por lo que a finales del pasado año se llevó a cabo el traslado de esos 1.014 millones a otros bancos sin identificar. En cualquier caso, desvinculan totalmente este movimiento de cuentas con la independencia de Cataluña y la fuga de depósitos que se produjo los días posteriores al referéndum ilegal del 1 de octubre. CaixaBank sufrió una salida abrupta de unos 6.000 millones.

No solo Criteria Caixa ha tenido que retirar gran parte de su dinero. En la memoria de 2017 tampoco se mencionan dos depósitos que Gas Natural y Repsol, ambas participadas por la sociedad cabecera, tenían con CaixaBank por 499 y 672 millones de euros, respectivamente. En este caso, la explicación es que al no consolidar sus paquetes del 20% y del 10% en la gasista y en la petrolera, no se comunican las posiciones de las empresas. Ambas aseguran que mantienen su dinero en Caixabank.

Criteria Caíxa utiliza con mucho mimo el nombre de la comunidad autónoma en el citado documento. Solo lo emplea en dos ocasiones, una escrita en castellano —Cataluña— y otra en catalán —Catalunya—, pero cuando lo hace es para utilizarlo como sinónimo de riesgo. En concreto, para explicar cómo el problema político de la región más rica de España, donde CaixaBank obtiene cerca del 50% del beneficio, afecta al producto interior bruto (PIB) del país.

La primera vez que la cita es para referirse al crecimiento de la economía española, que el 'holding' presidido por Fainé considera que “continuará siendo vigoroso y notablemente superior al de la mayoría de países desarrollados”. No obstante, advierte de que el PIB crecerá en 2018 un 2,4%, por debajo del 3,1% del pasado año, por “los efectos asociados al aumento de la incertidumbre provocado por la crisis territorial desencadenada en Catalunya”.

En este sentido, añade que “sus efectos negativos sobre la previsión de crecimiento para 2018 bien podrían dar paso a cifras sensiblemente superiores si el conflicto entra en una fase más predecible y si se vislumbran señales de reconducción”. Aunque estima que las tensiones territoriales en Cataluña no provocaron un impacto de consideración el pasado año, agrega que “es un riesgo no menor que se debe vigilar de cerca”.

La entidad financiera advierte además de que España continúa con “debilidades estructurales que constituyen focos de riesgo”. En particular, el descontento social provocado por la crisis económica, la percepción de que la posterior recuperación ha sido desigual entre los diferentes estratos sociales, el prolongado periodo de Gobierno interino y la ausencia posterior de consensos entre las formaciones parlamentarias. Factores que “han erosionado la confianza de los ciudadanos en las instituciones políticas”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios