Repsol eleva su producción de gas tras apostar por su uso contra las eléctricas
  1. Empresas
quiere competir con gas en el mercado eléctrico

Repsol eleva su producción de gas tras apostar por su uso contra las eléctricas

La petrolera lanza una inversión de 70 millones de euros en Malasia con la que espera extraer el equivalente al consumo del 5% del total de gas en España. Tendrá 95.000 barriles adicionales al día

Foto: Planta de extracción de gas en aguas de Malasia explotada por Repsol. (Fuente: Repsol)
Planta de extracción de gas en aguas de Malasia explotada por Repsol. (Fuente: Repsol)

Repsol pisa el acelerador en su apuesta por el gas. La compañía ha comenzado la producción de este combustible fósil en el proyecto Bunga Pakma, ubicado en aguas de Malasia. Con el mismo pretende obtener 95.000 barriles diarios, lo que supone el equivalente al 5% del consumo total de España.

Para este desarrollo, Repsol ha invertido alrededor de 70 millones de euros. No obstante, el proyecto supone un desembolso total de 170 millones de euros y está compartido por la petrolera española (41,4% del capital social), Petronas (46,1%) y Petrovietnam (12,5%).

El aumento de producción gasista se produce en paralelo a la apuesta de Repsol por competir en el mercado eléctrico apoyándose en este combustible fósil. No en vano, la compañía cerró la compra de los ciclos combinados de Viesgo el pasado miércoles, tal y como adelantó días antes El Confidencial.

Foto: El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, durante la presentación del plan estratégico para el periodo 2018-2020. (EFE)

A principios de junio, el consejero delegado de la firma participada por Sacyr, CaixaBank y Temasek apuntaba al gas como una energía clave para la transición energética. Así, Josu Jon Imaz estimaba que a medio plazo serán las plantas de generación de luz con gas las que den respaldo al sistema eléctrico, una visión compartida con el grupo de expertos del PSOE que presidía la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Foto: Foto de archivo de Pedro Sánchez junto a Antoni Brufau y otros empresarios. (EFE)

Repsol cree que puede competir con los infrautilizados ciclos combinados de gas por estar en toda la cadena de valor de este combustible fósil. Así, a diferencia de otras compañías que también poseen este tipo de plantas, creen que pueden dar un valor añadido y ser más competitivos por situarse en una etapa muy preliminar del ciclo del gas. Es decir, que mientras las eléctricas compran el gas a los productores para accionar sus ciclos combinados, ellos acceden a este combustible fósil desde la etapa de la exploración.

placeholder El presidente de Repsol, Antonio Brufau, junto al consejero delegado de la petrolera, Josu Jon Imaz, en la presentación del nuevo plan estratégico.
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, junto al consejero delegado de la petrolera, Josu Jon Imaz, en la presentación del nuevo plan estratégico.

Este nuevo enfoque de la firma presidida por Antonio Brufau se produce tras romper sus lazos accionariales con Naturgy, la rebautizada Gas Natural Fenosa. Su 20% en el capital social de la gasista, que pasó a manos del fondo CVC y Corporación Financiera Alba por 3.800 millones, era una de las razones que esgrimían como barrera para poder competir en el negocio del gas.

Aproximadamente el 65% de la producción de Repsol y el 75% de sus reservas son de gas natural (sobre un total de 2.355 millones de barriles equivalentes de petróleo a 31 de diciembre de 2017). Por su parte, Naturgy no se queda atrás. La mayor gasista de España acaba de renovar su contrato con Sonatrach para traer gas de Argelia por tubo hasta el próximo 2030. Por ahí le llega el 40% de sus privisiones.

Foto: Junta general de accionistas de Naturgy. (EFE)

En este neuvo contexto arranca la extracción de gas de Bunga Pakma de Repsol. Por el momento, están ya aumentando sus reservas con el primero de seis pozos que pretenden explotar. Este desarrollo está incluido en la actualización de la estrategia a 2020, presentada por Repsol el 6 de junio. Junto a Bunga Pakma, aparecen dentro de esta categoría Kinabalu, también en Malasia, Sagari (Perú), Duvernay (Canadá), Yme (Noruega), Marcellus (Estados Unidos), Libia, Corridor (Indonesia), Reggane (Argelia), Buckskin (Estados Unidos) e Eagle Ford (Estados Unidos).

Repsol tiene presencia en Malasia desde el año 2011 a través de su negocio de lubricantes. En cuanto a la exploración y producción de hidrocarburos, la compañía comenzó su actividad en el país en 2015, tras la adquisición de la empresa Talisman, que contaba con activos en Malasia.

Repsol Malasia Social Combustibles fósiles Petróleo Gas natural Energía
El redactor recomienda