dificultades empresariales para el cocinero

El chef Dabiz Muñoz pierde a su socio y banquero estrella del Santander

Rafael Marín, hermano del ex consejero delegado del banco y ex director financiero de varias de sus principales divisiones, ha vendido su participación en el grupo de restauración

Foto: Dabiz Muñoz en 'El xef'.
Dabiz Muñoz en 'El xef'.

David Muñoz Rosillo, conocido en el mundo profesional de las cocinas como Dabiz Muñoz, sigue con éxito su expansión por Londres, su último gran proyecto culinario, pese a la diversidad de críticas que ha provocado su propuesta entre los expertos locales. Pero los números de su compañía 'holding' en la capital británica reflejan un relevante aumento de la deuda y la pérdida de la persona con apellido conocido en el mundo financiero que se encargaba de asesorarle en los asuntos monetarios.

Se trata de Rafael Marín Romano, un ex director financiero de Banco Santander que durante muchos trabajó directamente para Emilio Botín en el departamento de presidencia. Rafael Marín es hermano de Javier Marín, el que fuera consejero delegado de la entidad financiera entre 2013 y noviembre de 2014 y hombre de confianza del 'alma mater' de la institución hasta su fallecimiento en septiembre de ese año. Menos de un año después de que Ana Botín prescindiese de los servicios de Javier Marín tras relevar a su padre, Rafael también dejó el banco en el que llegó a ser director financiero del área de seguros y de la división de gestión de grandes patrimonios en Londres.

Después de salir del Santander, Marín Romano se sumó al proyecto de Dabid Muñoz en Londres, donde ha establecido su segundo restaurante Street Xo. El chef, galardonado con tres estrellas Michelin, consiguió finalmente en octubre de 2016 su gran sueño de instalarse en la capital británica, ni más ni menos que en el lujoso barrio de Mayfair. Lo hizo como asesor financiero, consejero de la sociedad StreetXo LTD y como accionista minoritario. Pero este verano ha decidido vender su participación y salir del órgano de gobierno de la compañía.

[Los cines hacen el agosto con la bajada del IVA: suben sus precios un 9%]

Fuentes próximas al banquero han reconocido su marcha de la compañía fundada por el dueño de Diverxo, pero han declinado dar más detalles sobre los motivos. Muñoz sigue contando con sus personas de confianza, como Pedro Pablo Casado, consejero delegado, y Pablo Sobrino, jefe de cocina. Pero además, en su consejo de administración, tiene a Master Abogados, sociedad perteneciente a José María Michavila, exministro de Justicia durante la etapa de Aznar y ahora metido a asesor y abogado de grandes fortunas con el también exministro Ángel Acebes.

Dabiz Muñoz, en una imagen de archivo.
Dabiz Muñoz, en una imagen de archivo.

La salida de Rafael Marín se produce en un momento significativo para la aventura londinense del reconocido chef, al que también aportó capital su pareja, Cristina Pedroche. La sociedad Street Xo LTD cerró su ejercicio fiscal 2017 —cerrado a 30 de septiembre— con una deuda de 1,25 millones de libras esterlinas, frente a las 264.000 que debía un año antes. Un pasivo a corto plazo al que debía hacer frente en un plazo de 12 meses y al que había que sumar otras 700.000 libras de un crédito a largo plazo. Además, Dukes Road, la empresa matriz del chef, le prestó otras 733.000 libras a un tipo de interés del 5,5%.

Su sociedad londinense cerró el ejercicio fiscal 2017 con una deuda de 1,25 millones de libras, 264.000 más de las que debía un año antes

Dukes Road es la sociedad 'holding' de Dabid Muñoz que financia otras filiales del restaurador, como Pig Wings y Hungry Ants, a las que cobran sus intereses y sus comisiones bancarias típicas de cualquier operación financiera. Pero, curiosamente, el mayor acreedor de Dukes Road es el propio Banco Santander, al que adeuda cerca de un millón de euros. La empresa propietaria de Diverxo, que en 2016 facturó casi 7,5 millones de euros y ganó cerca de 600.000, cerró su relación comercial con BBVA tras amortizar un crédito.

[España consolida el modelo de mayor presión fiscal a las familias]

El chef de cresta mohicana y sus socios han invertido 3,5 millones de libras en el proyecto británico, cuya empresa tiene un capital social de 4,6 millones, pero los fondos en manos de los accionistas se han reducido a la mitad en un año, hasta los 1,6 millones. Con una plantilla de 63 personas, la puesta en marcha del restaurante supuso un desembolso de 1,5 millones entre renovación del local, cocinas e instalación eléctrica. El alquiler mensual ronda los 40.000 euros, por lo que el gasto en arrendamiento asciende a 480.000 euros al año.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios