El nuevo jefe del Canal tuvo que legalizar el 'agua pirata' de su urbanización de lujo
  1. Empresas
utilizó un pozo no autorizado durante tres años

El nuevo jefe del Canal tuvo que legalizar el 'agua pirata' de su urbanización de lujo

Rafael Prieto, vicepresidente de la empresa pública madrileña, admite que la finca en la que vive usó un pozo no autorizado por la Confederación Hidrográfica del Tajo durante tres años

placeholder Foto: Vivienda en la urbanización. (Caledonian)
Vivienda en la urbanización. (Caledonian)

Vivir en una urbanización de lujo y beneficiarse de un pozo de agua ilegal para regar los jardines y llenar piscinas privadas es posible. Así ha sido en una promoción de 48 viviendas de alto 'standing' desarrolada por Caledonian, con un precio de venta inicial de dos millones de euros. Los dueños de estos chalés unifamiliares de 580 metros cuadrados de parcela, entre los que se encuentra el vicepresidente del Canal de Isabel II, Rafael Prieto, han estado disfrutando de esta circunstancia durante varios años.

Según ha confirmado el propio directivo de la empresa pública encargada de gestionar las aguas de la Comunidad de Madrid, la promoción utilizó desde su construcción en 2014 “un sistema particular de recuperación de aguas por filtración para recoger las sobrantes de los riegos” desde un pozo cuyo uso no estaba autorizado para ese fin por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT).

placeholder Rafael Prieto. (Canal de Isabel II)
Rafael Prieto. (Canal de Isabel II)

La urbanización de lujo, situada el barrio de mayor renta per capita de España, se dividía en dos zonas. Por una parte, la privada, donde cada dueño tenía su propia piscina particular, de 580 metros. Y, por otra, la comunitaria, que incluía un 'club-spa' para uso exclusivo de los propietarios con piscina de agua fría con iluminación de led blanca, otra cubierta climatizada para natación con regulación de color y una tercera exterior chapada en piedra natural.

La infraestructura se completaba con sauna Klafs con paneles de madera Hemlock, baño turco revestido con pizarra brasileña, ducha de sensaciones revestida en acero y mosaico de basalto, 'jacuzzi' para seis personas también con led y cambio de color, salón de relajación con vistas a una fuente, dos chimeneas, gimnasios con máquinas de alta gama, sala para televisión marca Bang & Olufsen de 85f pulgadas, y exteriores ajardinados con pilastras macizas de piedra arenisca.

Foto: Uno de los puestos de control del Canal de Isabel II.

Esta segunda zona era la que utilizó el agua de un pozo no certificado por la Confederación Hidrográfica del Tajo, ya que, según fuentes próximas a los inquilinos, el consumo de los hogares sí era pagado legalmente. Así lo ha confirmado Sergio Serrano, presidente de la asociación de vecinos, que reconoce que la constructora hizo primero la instalación y después pidió la legalización. No obstante, matiza que no recuerda exactamente las fechas y que las viviendas tenían todas su contador.

Aguas no salubres

Rafael Prieto, que en enero de 2016 fue nombrado por Cristina Cifuentes director general del Ente Canal de Isabel II y en mayo de ese año director general de Gestión del Canal, relata que cuando fue designado primer ejecutivo de la compañía pública madrileña pidió un informe al administrador para saber el estado de las aguas de la urbanización. En un primer instante, se descubrió que no estaban aptas para el consumo ni para el uso de regadío, así como para otros fines públicos, situación que confirma Serrano.

Serrano admite que "las aguas tenían problemas", pero no recuerda cuál era su uso ni cuánta se consumió durante al menos tres años y medio

El presidente de los vecinos de la urbanización admite que ‘las aguas tenían problemas’, pero no recuerda cuál era su uso ni cuánta se consumió durante al menos tres años y medio. Indica que cree que "fue poco" porque había riesgo de contaminación para los niños si entraban en contacto con ella, pero sin precisar volúmenes. Otras fuentes señalan que hay una gran diferencia entre las facturas de, por ejemplo, 2015, y las actuales, ya que durante un largo periodo se abastecieron con agua de una instalación ilegal.

El vicepresidente del Canal de Isabel II añade que la Confederación Hidrográfica del Tajo les remitió hace “unos seis u ocho meses” la autorización para poder utilizar las aguas correctamente, por lo que desde principios de este año "se ha legalizado la situación". El principal accionista de Caledonian es Enrique López Granados, con el que El Confidencial ha intentado contactar sin éxito en dos ocasiones. La promotora pasó el aviso al presidente de la comunidad de vecinos, que fue quien dio las explicaciones oportunas.

Noticias del Canal de Isabel II Caledonian Rafael Prieto Confederación Hidrográfica del Tajo Enrique López Granados
El redactor recomienda