únicos bancos que alcanzan el coste del capital

Bankinter y BBVA abren una brecha en rentabilidad con el resto de la banca

Las dos entidades, junto con CaixaBank, consiguen fuertes mejoras de su ROE con la diversificación de ingresos. TSB, BMN y Popular frenan al resto

Foto: Carlos Torres, consejero delegado de BBVA. (EFE)
Carlos Torres, consejero delegado de BBVA. (EFE)

La banca empieza a ver la luz tras una década de crisis. Aunque aún exhibe rentabilidades lejos a las de la época de la burbuja, ya son dos los bancos que superan el coste del capital. Bankinter lo hace desde hace tiempo, y BBVA se ha unido en 2018. Las dos entidades abren una importante brecha con el resto.

Tras la intensa publicación de resultados trimestrales de esta semana, con los seis bancos del Ibex 35 en tres días, las cifras dejan claro que hay dos bancos liderando en rentabilidad con modelos de negocio opuestos, Bankinter y BBVA, y que el resto se queda atrás. CaixaBank consigue una importante mejora, aunque aún no alcanza el coste del capital (retorno mínimo exigido por los inversores), que el Banco de España calcula por encima del 10%, mientras que Bankia, Santander y Sabadell se ven lastrados en el último año por Banco Mare Nostrum (BMN), Popular y TSB.

En concreto, Bankinter alcanzó un ROE, que es la medida de referencia de rentabilidad al comparar el retorno con el capital, del 13% en junio. La entidad se ve beneficiada de su diversificación de ingresos, que reduce la dependencia del negocio tradicional de captar y prestar dinero. Así, el beneficio aumentó un 1% hasta los 118 millones entre abril y junio. El margen de intereses, que incluye la generación de ingresos entre captación y préstamo de dinero, creció un 4,6% hasta los 271 millones, menos que en trimestres anteriores, pero las comisiones netas se incrementaron un 6,4% hasta los 118 millones. Además, también tiene un peso relevante el negocio asegurador con Línea Directa.

La entidad que preside Pedro Guerrero compró el negocio minorista de Barclays en Portugal en 2016, aunque el grueso del negocio sigue estando en España. La entidad tiene la ratio de desintermediación más alta, medida como el volumen en fondos dividido por la suma de depósitos y fondos, con un 26%. El porcentaje crece al 37% si se incluye entre los recursos fuera de balance los fondos de terceros comercializados. Esto y Línea Directa es lo que permite a Bankinter lucirse en bolsa este año, pese a recibir mal los resultados trimestrales el jueves. En el acumulado de 2018 cotiza con un alza del 7%, lo que le sitúa entre los diez mejores bancos europeos entre los seis centenares que integran el Euro Stoxx 600 Banks.

BBVA es el otro banco que mejora con creces. Ya en el primer trimestre superó el coste del capital, algo que consolida en el segundo con un ROE del 11,7%, 200 puntos básicos más que hace un año. La entidad que preside Francisco González incrementó un 18% hasta los 1.309 millones. Pese a este aumento, el margen de intereses decreció un 3% hasta los 4.355 millones, mientras que las comisiones netas avanzaron un 2% hasta los 1.256 millones.

El banco consiguió aumentar sus ganancias gracias a la mejoría en la eficiencia. La ratio de eficiencia (costes sobre margen bruto) se redujo siete décimas hasta el 49,2%, siendo la segunda más baja de la gran banca española por detrás del 47,6% del Santander. Además, BBVA creció en sus principales mercados, que le dan la diversificación necesaria para reducir la exposición a los tipos de interés al 0% en la eurozona que oprimen los márgenes.

Pese a este repunte de la rentabilidad, BBVA cotiza con un importante castigo en bolsa. Esto se explica con la exposición a la volatilidad de la lira turca o a la incertidumbre que se ha generado en México tras la victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y la posibilidad de que Donald Trump penalice a su vecino del sur en las negociaciones comerciales. Así, la entidad cotiza a 0,9 veces su valor en libros.

Bankia empeora en rentabilidad y eficiencia al agregar BMN y aún tiene mucho camino por recorrer en la venta de fondos

Otra entidad con un fuerte aumento en el retorno sobre el capital es CaixaBank, con un ROE del 8,6%, en contraste con el 5,4% en junio de 2017. La entidad catalana, que mudó su sede a Valencia en octubre, tiene un importante negocio asegurador con VidaCaixa y es la mayor gestora española de fondos de inversión. Salvando a Bankinter, es el banco que cotiza con mayor valoración en bolsa si se compara el valor bursátil con el contable.

BMN, Popular y TSB

Los otros tres bancos del Ibex se estancan o empeoran en rentabilidad por la digestión de la integración de tres entidades importantes para sus volúmenes. Bankia empeora en rentabilidad y eficiencia al agregar BMN, y aún tiene mucho camino por recorrer en la venta de fondos, pese a incrementar su cuota de mercado hasta el 6,42%, con una ratio de desintermediación del 11,95%, tres veces menos que Bankinter. La entidad parcialmente nacionalizada necesita un acelerón hasta 2020 para cumplir con los objetivos del plan estratégico, que incluyen un retorno sobre el capital del 11,8%.

Banco Santander, por su parte, ha empeorado su eficiencia del 46,5% hasta el 47,6% en un año, aunque sigue teniendo la mejor del sector. Para lo que queda de 2018 necesita un fuerte empuje en eficiencia y capital si quiere cumplir con lo que prometió al mercado cuando anunció que se había adjudicado al Popular por un euro y que haría una ampliación de capital de 7.000 millones de euros, hace casi 14 meses. El ROE ha subido menos de dos décimas hasta el 8,13%, lejos de su mayor comparable en España, BBVA, teniendo en cuenta la diversificación geográfica.

Por último, Banco Sabadell sufre las secuelas de una integración tecnológica que ha resultado ser peor de lo esperado en Reino Unido. El paso de la plataforma de TSB, que funcionaba bajo la tecnología de Lloyds, a la del banco presidido por Josep Oliú, ha supuesto 130.000 quejas y la pérdida de 25.000 clientes, aunque otros 20.000 abrieron cuenta posteriormente.

La entidad no pudo cobrar comisiones por descubierto y mejoró la remuneración de sus clientes, lo que ha provocado pérdidas que se suman al alquiler de la plataforma de Lloyds y el retraso en aprovechar las sinergias, con lo que se ha comido entre unas cosas y otras más de 200 millones de euros. En la cuenta de pérdidas y ganancias hay un descenso del 92% en el beneficio hasta los 14,6 millones explicado por Reino Unido y por las provisiones en un semestre marcado por el desagüe de ladrillo tóxico y el saneamiento del balance.

La entidad ha sufrido en bolsa este año por su sensibilidad a los tipos, la integración de TSB, una exposición a bonos italianos que redujo en el primer semestre y la amenaza de un impuesto a la banca. La entidad cotiza en 0,6 veces el valor en libros, aunque analistas de Goldman, Mirabaud o Renta 4 han aplaudido este viernes los resultados trimestrales.

Amenaza de un impuesto

Los bancos han sacado la artillería argumental esta semana contra la posibilidad de que el Gobierno de Pedro Sánchez imponga un nuevo impuesto al sector, tal y como prometió el líder socialista cuando aún estaba en la oposición. Entre las opciones barajadas está una tasa sobre beneficios, elevar la imposición contra los activos fiscales diferidos (DTA) o una tasa sobre el pasivo como ocurre en Reino Unido, aunque José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, asegura que "no es extrapolable porque son dos sistemas fiscales diferentes".

Precisamente, Álvarez aseguró que si empeora la fiscalidad para las empresas "las multinacionales podrían repensar su estructura". Carlos Torres, consejero delegado de BBVA, ha descartado pronunciarse en profundidad, aunque él ya dejó claro hace un mes que "distorsionaría y encarecería el crédito".

Por su parte, José Sevilla, consejero delegado de Bankia, señaló que pese a las cifras abultadas de las cuentas de resultados, lo cierto es que la banca sufre para ser rentable. Es decir, Sevilla exprimió un argumento al que se adhirió Jaime Guardiola, su homólogo en el Sabadell, sobre que penalizar la rentabilidad de la banca en un contexto en el que es más caro conseguir capital dificultaría que "el sector acompañe el crecimiento económico".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios