Reconoce que el objetivo de déficit no es la prioridad

Economía creará una autoridad prudencial que vigile los riesgos que asumen los bancos

La ministra Calviño anuncia que convocará al Comité de Estabilidad Financiera para desarrollar una autoridad macroprudencial que evite la acumulación de desequilibrios financieros

Foto: La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño (Efe)
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño (Efe)

El Ministerio de Economía convocará en los próximos días al Comité de Estabilidad Financiera, formado por el propio Ministerio, el Banco de España y la CNMV, para crear una autoridad macroprudencial que vigile los riesgos sistémicos de la banca. Así lo ha anunciado la ministra de Economía, Nadia Calviño, en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Calviño ha reconocido que España lleva mucho retraso en la creación de una autoridad con este perfil. La mayor parte de los países desarrollados ya tienen este tipo de institución, pero irónicamente, en España todavía no se ha producido ningún avance. Es irónico porque España fue uno de los países más afectados por la crisis financiera que careció de una supervisión eficiente por la ausencia de un enfoque macroprudencial y todavía sigue sin remediarlo. Por eso el Gobierno no quiere retrasar más la creación de esta autoridad, sobre todo ahora que la economía se encuentra en una fase expansiva del ciclo, que es cuando las entidades empiezan a acumular riesgos en sus balances.

"No podemos olvidar que una de las causas de la crisis fue la ausencia de una alerta temprana sobre los riesgos financieros", ha explicado Calviño. La gran bondad de las autoridades macroprudenciales es que realizan un análisis de los riesgos de los bancos unido a la coyuntura económica del país, de modo que estudia los desequilibrios sistémicos de todo el sector y su impacto sobre el PIB del país. Por ejemplo, durante los años de la burbuja, los bancos españoles tenían bien provisionado su crédito inmobiliario, pero la exposición era tan alta en todo el sector que las provisiones sirvieron de muy poco cuando estalló la crisis. La autoridad macroprudencial debería ser quien detectara este desequilibrio, ya que la supervisión bancaria se centra más en las entidades de forma independiente, sin tener en cuenta todo el sector.

[El excesivo poder de Calviño levanta recelos en Ferraz y en los sindicatos]

El Gobierno diseñará las competencias de esta autoridad en el Comité de Estabilidad Financiera asesorado por el Banco de España y la CNMV. Su tarea se tendrá que compaginar con la supervisión que ya realiza el Banco Central Europeo desde la puesta en marcha del supervisor único.

El Gobierno asume el incumplimiento del déficit

La ministra Calviño no se ha referido en ningún momento de la comparecencia al cumplimiento del objetivo de déficit de España. El anterior Gobierno acordó con Bruselas la reducción del desfase presupuestario hasta el 2,2% del PIB, un objetivo que el Gobierno comienza a descartar. Calviño se ha limitado a explicar que "mantenemos la previsión de que el déficit cierre el año en niveles que nos permitan salir del brazo correctivo". Esto es que el déficit bajará del 3%, algo que resultaba evidente, si se tiene en cuenta que fue del 3,1% en 2017.

Pero el Gobienro ha eliminado ya cualquier referencia al objetivo de déficit. Como adelantó este periódico, el Ejecutivo ya ha asumimdo que para llegar hasta el 2,2% tendrá que realizar nuevos ajustes. De lo contrario, los Presupuestos de Cristóbal Montoro no cuadran. Pero la ministra se ha mostrado complaciente con el incumplimiento y ha explicado que la Comisión Europea también "ha entendido" que lo importante es salir del brazo correctivo, "ya que las recomendaciones de la Comisión se han centrado en otros temas que no son los fiscales". Para Bruselas, lo importante ahora es "la tendencia de consolidación presupuestaria", y no tanto si el déficit es "una décima más o menos".

[PP y Ciudadanos firmarán el Presupuesto con mayor déficit estructural desde 2012]

La buena noticia es que la economía mantiene su buena inercia y podría superar el ritmo de crecimiento estimado por el anterior Gobierno para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. "Son buenos datos", ha reconocido Calviño, pero ha advertido de que "no podemos caer en la autocomplacencia". El crecimiento se ha beneficiado de los vientos de cola ajenos a las políticas económicas del anterior Gobierno, como los tipos bajos del BCE, la caída del petróleo o la recuperación del comercio mundial. Sin embargo, "existen riesgos de corto plazo que no podemos perder de vista", ha alertado. El Brexit, el endurecimiento de la política monetaria, el auge del populismo o las políticas proteccionistas son potenciales vientos de cara que pueden cercenar el crecimiento.

Los datos económicos son buenos, pero no podemos caer en la autocomplacencia por los riesgos que todavía existen

Por ese motivo, Calviño ha incidido en que quiere adoptar medidas para mejorar la calidad del crecimiento económico, con un incremento del PIB potencial y un reparto inclusivo de los beneficios de la recuperación. "Mantener una baja calidad de los empleos y los salarios para mantener la productividad es una estrategia cortoplacista que impide invertir", ha explicado la ministra. Por eso, su objetivo será "mejorar la calidad del empleo y la inversión en formación durante toda la vida laboral". En su opinión, solo así se podrá incrementar el PIB potencial del país.

El Gobienro quiere un nuevo modelo de crecimiento económico que sea más inclusivo, pero no ha dado ningún detalle sobre cuáles serán las medidas que adoptará para lograrlo. Una vaguedad que ha sido criticada por los partidos de la oposición. "Quisiéramos mayor concreción", ha señalado Ferran Bel, portavoz del PDeCAT en la Comisión de Economia.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios