ampliará la AP-1 con capital privado

Fomento pondrá peaje en sombra en la AP-1 y usará Sareb para viviendas sociales

Ábalos ha decidido incluir esta infraestructura dentro de su nuevo Plan Extraordinario de Carreteras, el cual contempla para este año una inversión que es menos de la mitad del anterior

Foto: Imagen de la autopista AP-1.
Imagen de la autopista AP-1.

Apenas un mes después de asumir la cartera de Fomento, José Luis Ábalos ha empezado a construir su propia autopista ministerial, una de las más complejas y relevantes de todo el gabinete de Pedro Sánchez, tanto por el importante papel inversor que juega como por el impacto social que tiene.

Consciente del papel de locomotora económica de su cartera, el nuevo ministro se presentó ayer ante la comisión del ramo en el Congreso con un claro mensaje continuista respecto a la hoja de ruta que había marcado ya su predecesor, Íñigo de la Serna, pero también dispuesto a dejar su propia impronta.

Así, por ejemplo, ha decidido seguir adelante con uno de los planes estrella del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), que preveía movilizar 5.000 millones de inversión público-privada hasta 2021; pero con importantes modificaciones, como la inclusión de las obras de mejora de la autopista AP-1, entre Burgos y Armiñón.

Esta concesión vence el próximo 30 de noviembre, momento a partir del cual Ábalos se ha comprometido a quitar el peaje. No obstante, como ha señalado el propio ministro, “que no haya peaje no significa que no pague nadie, sino que pagamos todos” y, de hecho, la fórmula elegida para sufragar la operación y mantenimiento de esta infraestructura una vez vuelva al Estado es el peaje sombra, fórmula que consiste en que la Administración paga al inversor privado en función de la disponibilidad y el tráfico.

De hecho, la AP-1 necesita importantes mejoras, como la construcción de un tercer carril, obra que la patronal de las constructoras, Seopan, cifra en 300 millones de euros. Para hacer frente a este esfuerzo económico, Fomento recurrirá al PIC, según ha confesado Ábalos, lo que significa que serán empresas privadas las que hagan frente al coste de la obra, a cambio de percibir posteriormente el citado pago por parte de las arcas públicas.

Además de esta novedad, el nuevo PIC parte con una cifra inversora para este 2018 inferior a la prevista en el anterior, ya que el equipo de De la Serna preveía movilizar este ejercicio más de 2.000 millones, mientras que los números que baraja Ábalos actualmente se quedan por debajo de la mitad.

Esta importante diferencia responde a claros motivos económicos, ya que, por una parte, el anterior proyecto estaba más verde de lo que el Ejecutivo de Rajoy estaba dispuesto a reconocer, sin pliegos definitivos ni la bendición de Hacienda, y por otra, Ábalos quiere ahora analizar realmente qué proyectos están maduros y si son realmente importantes.

De hecho, por el momento, Fomento solo tiene contemplado sacar adelante este año los dos proyectos que el anterior equipo quería haber lanzado en junio: el eje norte-sur de Murcia (eje alternativo a la A-30) y el corredor eje este-oeste de la A-7 entre Alicante y Murcia.

Vivienda social y alquiler

La política de vivienda es otra de las principales líneas de actuación del nuevo equipo de Fomento, que quiere apostar con decisión tanto por la vivienda social como por el alquiler, intentando frenar la escalada de precios que se está viendo en los últimos tiempos, tanto en compra como en alquiler.

Para ello, además de elevar a la categoría de secretaría general la antigua Dirección General de Vivienda, Ábalos prevé llevar a cabo medidas como un nuevo marco regulatorio del alquiler, que incluye modificaciones tanto en el plazo de duración de los contratos como en las garantías exigidas y la fiscalidad.

Otro de sus planes estrella tiene que ver con Sareb, entidad con la que el Ministerio de Fomento va a impulsar un acuerdo para que ceda más viviendas a fines sociales, parque que se sumará a los 20.000 hogares que quiere promover el propio Gobierno para alquiler con precios limitados.

La entidad presidida por Jaime Echegoyen tiene desde hace tres años a disposición de las administraciones que lo soliciten un parque de 4.000 pisos, casi la mitad de los cuales —unas 1.600 viviendas— siguen a la espera de que las autoridades públicas los reclamen.

Inversión de 9.000 millones

Una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado, el ministro de Fomento ha adelantado que en lo que queda de ejercicio, o como máximo hasta enero de 2019, prevé llevar a cabo inversiones cercanas a los 9.000 millones de euros.

Esta cifra se divide en cerca de 5.700 millones para obra, una parte de la cual, algo menos de 1.000 millones, correrá a cargo del PIC; mientras que otros 3.200 millones se movilizarán para la adquisición de equipamiento y material rodante.

Donde también ha mostrado Ábalos un perfil continuista es en los planes de Aena, cuyo nuevo presidente será Maurici Lucena. Además de respaldar el plan estratégico y la política de internacionalización del operador aeroportuario, el ministro se ha mostrado a favor de poner en valor su patrimonio inmobiliario.

No obstante, sus planes pasan por redefinir el plan que tenía en marcha la empresa pública para los terrenos de El Prat (Barcelona) y Barajas-Adolfo Suárez (Madrid), hasta el punto de que al final de su comparecencia, a preguntas de los periodistas, ha dicho que revisará, incluso, las licitaciones que ya ha lanzado Aena para contratar asesores.

Además, se ha comprometido a buscar fórmulas que frenen el empeoramiento de las condiciones laborales de las contratas, como la introducción de cláusulas sociales que al menos garanticen las condiciones de la contrata anterior.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios