Los acreedores rechazan el plan de Abengoa para evitar otra vez el impago
  1. Empresas
el plazo acaba el próximo jueves

Los acreedores rechazan el plan de Abengoa para evitar otra vez el impago

Los tenedores de la deuda se oponen a la propuesta de la compañía andaluza para compensar a los fondos y aseguradoras que litigaron en los tribunales

placeholder Foto: Torre de Abengoa en Sanlúcar la Mayor. (Reuters)
Torre de Abengoa en Sanlúcar la Mayor. (Reuters)

Abengoa no ha conseguido convencer a sus acreedores para que acepten una solución que resuelva el problema con los bonistas que se opusieron a la refinanciación de la compañía y que le doblaron el pulso en los tribunales. Según aseguran fuentes próximas a las conversaciones, los inversores han rechazado la última propuesta de la multinacional sevillana, que dispone de dos días más para alcanzar un acuerdo y evitar el riesgo de impago.

El plazo para firmar la paz expira este jueves 31 de mayo, pero las partes ya dan por hecho que es muy difícil encontrar todavía un punto de encuentro para ese día. De esta forma, Abengoa tendrá que comunicar el 5 de junio como muy tarde que no es capaz de hacer frente a sus obligaciones financieras y extender la dispensa o 'waiver' que ya pidió hace cerca de un mes a los acreedores sénior, los que sí aceptaron la reestructuración firmada a principios de 2017 y que asumieron una quita del 90% del dinero prestado.

Las mismas fuentes señalan que la voluntad de las tres partes —la compañía, los acreedores antiguos y los litigantes— es continuar negociando, porque ninguno quiere instar el preconcurso de acreedores, en el que Abengoa estuvo inmersa durante más de un año, desde finales de 2016. De seguir ese camino, todas las partes perderían, ya que se frustraría el proceso de mejoría de la cuenta de resultados y la política de desinversiones para que los fondos que se quedaron con la deuda puedan recuperar su dinero.

Foto: Foto: Reuters. Opinión

Pero lo que no están dispuestos a aceptar es que los que llevaron a juicio a Abengoa tengan ahora un derecho preferente de cobro en el caso futuro de que el grupo volviese a entrar en impago masivo. Entre los fondos y aseguradoras que se opusieron al plan de reestructuración y que ganaron en los tribunales están Import-Export Bank of United States (Exim), la aseguradora Zurich, Liberty, Portland General Electric, The Islamic Corportation for the Insurance of Investment and Export Credit y Haitong ​Investment.

Abengoa ha propuesto emitir nueva deuda con calidad supersénior por valor de 142 millones para compensar a Exim, Zurich y Liberty, pero los acreedores han rechazado esta fórmula, además de mostrar su enfado con la dirección del grupo andaluz por las formas de presentar una solución a un problema inesperado. La factura total a la que debe hacer frente la ingeniería andaluza para compensar a los litigantes puede ascender hasta los 450 millones de euros.

La compañía deberá comunicar el próximo 5 de junio la decisión formal tras solicitar una dispensa al no poder afrontar sus obligaciones financieras

Con el fin de poder cumplir con los que la demandaron, Abengoa, presidida por Gonzalo Urquijo, ha pedido una dispensa para incumplir sus obligaciones con los primeros acreedores. En concreto, a los tenedores de los bonos sénior y júnior que vencen en 2021 y en 2023, emisiones que suman 770 millones de euros. Unos valores que a finales de abirl se desplomaron en los mercados de renta fija tras la petición oficial de la compañía a sus propietarios. Otras fuentes agregan que la exención o ‘waiver’ también afecta a otros 916,8 millones que expiran en 2022, por lo que en total la dispensa afectaría a un total de 1.686,8 millones.

Foto: El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo. (EFE)

En la solicitud de dispensa, Abengoa les ha pedido que renuncien a una cláusula del acuerdo de la venta del 41% de Atlantica Yield (AY), cuyo importe, 953 millones de dólares (795 millones de euros), debía ir totalmente a repagar la deuda. La compañía ha solicitado que cedan 60 millones de esta cantidad para abonar 20 millones al Departamento de Justicia de los Estados Unidos y formalizar un depósito como garantía por 40 millones por posibles pasivos contingentes futuros.

Retraso del gran activo mexicano

Cuando Abengoa cerró en marzo la venta del primer 25% de AY por 608 millones de dólares, la compañía con sede en Sevilla destinó 510 millones a cumplir con los acreedores, por lo que redujo la cantidad pendiente con los bonistas del llamado tramo NM1A a 242 millones. Con los 345 millones obtenidos por el traspaso del 16% restante de la filial estadounidense, el grupo andaluz podría amortizar ese tramo, pero no tendría dinero suficiente para liquidar el denominado tramo NM1B, que asciende a 140 millones, debido a la cesión de los citados 60 millones.

Un problema que podría resolverse con la desinversión de la planta mexicana A3T, otro de los activos clave de la multinacional española, pero que varios acreedores no creen posible porque necesitaría venderse por un precio cercano a los 400 millones, superior a los 300 millones estimados. Sobre todo porque la finalización de las obras, previstas para el próximo 30 de junio, se ha retrasado al primer trimestre de 2019, según ha comunicado Abengoa a los acreedores.

Noticias de Abengoa Impago Refinanciación Inversores Liberty Seguros Gonzalo Urquijo Zúrich
El redactor recomienda