adelantan operaciones de tipo corporativo

Barceló reforzará su perfil "agresivo" tras el fiasco con NH: invertirá 300 millones al año

La deuda cero de la multinacional mallorquina le permitirá afrontar su plan estratégico 2018-2021 con liquidez para intentar otras fusiones. "No nos vamos a estar quietos", avanzan

Foto: Hotel Barceló en Marbella.
Hotel Barceló en Marbella.

Tras el fiasco con NH, Barceló Hotels no quiere dejar pasar más oportunidades. La multinacional mallorquina tiene previsto invertir 300 millones al año en su plan estratégico 2018-2021. Se trata ahora de intentar otras fusiones, de buscar nuevos activos gracias a la deuda cero de la cadena copresidida por los primos Simón Pedro Barceló y Simón Barceló.

Raúl González, consejero delegado del grupo, reconoce que no existe plan B después del frustrado asalto a NH, pero intenta enviar un mensaje de optimismo. “No se ha acabado el mundo. No nos vamos a estar quietos. La oferta era razonable. Se creaba valor a los accionistas de ambos grupos y se ha rechazado de una forma un tanto abrupta”, subraya González, tras descartar la salida a bolsa.

¿Y en qué consistirá esta nueva etapa? Adelantan que efectuarán operaciones de tipo corporativo que se podrían materializar en compras en un determinado país o zona. Y el modelo pasaría por seguir el ejemplo del nuevo hotel abierto en agosto en Ciudad de México, con 500 habitaciones y 100 millones de dólares de inversión.

“Si surgen activos como el de México, los compraremos. A pesar de que la tendencia del mercado es estar ligeros de activos, mientras seamos una empresa familiar buscaremos el equilibro entre propiedad, alquiler y gestión. No seremos una gestora pura sin activos, buscaremos activos siempre que sean rentables”, destacó González.

Compañía gestora

Si entre 2012 y 2017 Barceló ha contado con un plan de inversión de 1.500 millones de euros, la deuda a cero que tendrá ya este año permitirá alguna operación “más agresiva” en el mercado. Tienen 'cash' suficiente para hacerlo, “pero no hay que distraerse”, explica González. “Se trata de reforzar la gestión como compañía gestora, que seamos una referencia a la hora de gestionar, y eso pasa por crear la mejor experiencia posible”.

La cadena hace hincapié en que lo importante no es quién disponga de más habitaciones, sino el factor rentabilidad. “Si las habitaciones no son rentables, no merecerá la pena crecer”, precisó el consejero delegado. La facturación del Grupo Barceló en 2017 se elevó a 2.700 millones de euros (el 50% la división hotelera y el otro 50% la de viajes). El ebitda se elevó a 360 millones de euros.

La cadena admitió que les queda “mucho por trabajar” y que los grupos hoteleros españoles todavía tienen “un pie significativo” en la propiedad. “Nos queda muchísimo camino. Ninguno somos fuertes en franquicias, como ocurre en Estados Unidos”, remató González, quien adelanta el ritmo de aperturas de nuevos hoteles para este año: uno al mes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios