EN EL IX FORO de liderazgo turístico EXCELTUR

Meliá y RIU: “La ecotasa es una aberración y desplazará turistas al Norte de África”

Duro enfrentamiento entre hoteleros y la presidenta Armengol por el impuesto sostenible del Govern de las Islas, que tiene previsto recaudar este año 120 millones de euros

Foto: Mesa en la que participaron Carmen Riu, Gabriel Escarrer y Francina Armengol en el IX Foro de Liderazgo Turístico Exceltur (Efe).
Mesa en la que participaron Carmen Riu, Gabriel Escarrer y Francina Armengol en el IX Foro de Liderazgo Turístico Exceltur (Efe).

Era la medida estrella del Govern del llamado ‘Pacte de Progrés’ (I parte). En mayo 2003 el Govern de Jaume Matas derogó la ecotasa. En 2017 volvió a funcionar contra el rechazo de los hoteleros de las Islas. Dos ellos, Gabriel Escarrer Jaume (CEO y vicepresidente de Meliá Hotels) y Carmen Riu (consejera delegada de RIU) protagonizaron un duro enfrentamiento con la presidenta Francina Armengol por el “impuesto sostenible”

“La ecotasa balear es una aberración y desplazará turistas al Norte de África”, sostuvo Escarrer en su intervención en el IX Foro Exceltur, organizado ayer en Madrid y que agrupa a las principales compañías del sector. “Quizá en 2017 o 2018 no notaremos los efectos de la ecotasa en Baleares porque estamos en bonanza, pero a medio plazo seguro. Esto nos restará competitividad”, explicó a El Confidencial el primer directivo de Meliá.

Según Escarrer, Baleares no se puede comparar con otros destinos urbanos. Tampoco con Grecia, que cuenta con el mismo número de camas que Benidorm. “Nuestros competidores son el Norte de África y Turquía. Es verdad que luego tenemos que acompañarlos en seguridad, gastronomía y medio ambiente, pero ellos tienen gran flexibilidad de costes. Ellos pueden ser muy competitivos si quieren y si nosotros lo agravamos con un impuesto turístico nos va a pasar factura”.

¿Cuánto cuesta la ecotasa? Una familia con tres hijos se puede gastar 135 euros. Turquía, ejemplifica Escarrer, cuenta con un hotel todo incluido gran lujo que cuesta 32 euros al día. “Ellos se están poniendo las pilas y además no explican la letra pequeña, a qué dedican exactamente el impuesto”, dice el CEO de Meliá.

La ecotasa no se duplica en temporada baja, que Baleares no puede competir en precio “sino en calidad”, dice la presidenta de Baleares

Armengol detalló que la ecotasa no se duplica en temporada baja, que Baleares no puede competir en precio “sino en calidad” y que la recaudación en 2017 se elevó a 60 millones de euros. Para este año se prevé recaudar el doble: 120 millones de euros. La presidenta se comprometió a detallar el desglose del gasto del impuesto. “Lo podemos hacer mejor y la ley permite que podamos ajustar el precio en función de la demanda”, aclaró.

Sobre el debate está, como afirmó Ximo Puig, president de la Comunidad Valenciana, un problema de financiación autonómica. También de falta de información en qué se invierte con la ecotasa. “Cuando al turista llega a recepción y le pedimos el dinero le tenemos que decir a qué se destina su dinero. Es un impuesto finalista y no se ha hecho”, criticó Carmen Riu.

Ximo Puig y Francina Armengol, ayer en Madrid (Efe).
Ximo Puig y Francina Armengol, ayer en Madrid (Efe).

La consejera delegada de la cadena mallorquina admite que el visitante a las Islas no ha mostrado ningún rechazo, hasta el momento, por la ecotasa. Y, a su juicio, existe una razón: los 14 millones de visitantes que llegan cada año a las Islas. Baleares se encuentra “arriba del todo de la curva, pero a partir de 2018, muy lentamente, empezaremos con la curva de descenso con la vuelta de Turquía y Túnez como destinos turísticos competitivos. Se tendrá que recular porque está totalmente fuera del mercado de sol y playa”.

Fidelizar turistas

Armengol ofreció más argumentos para continuar con la tesis. El “privilegio” del paisaje de las Islas. “Tenemos que protegerlo”, indicó. La “apuesta” por un tope de 400.000 plazas hoteleras y 200.000 de oferta no alojativas. “Se trata de que pueda venir menos gente en temporada alta y más en temporada baja alargando la temporada. El impuesto sirve para convertir a nuestro territorio en un lugar más amable, que el turista quiera volver y fidelizarlo”.

Meliá Hotels argumenta que España, siendo el segundo país turísticamente más competitivo, fue el segundo territorio para la multinacional con más presión fiscal porcentualmente a los ingresos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios