tras comprar el emblemático rascacielos

Carmen y Luis Riu: así son los hoteleros de moda, más ricos y… anónimos

Los hermanos de la cadena hotelera mallorquina, la 29 del mundo, dieron el salto en 2010 al segmento urbano. Antes del edificio España, llegó Nueva York, Berlín, Miami… Quieren más

Foto: Carmen y Luis Riu, premiados en 2010 por el expresidente de EY, José Miguel Andrés (c). (RIU Hotels)
Carmen y Luis Riu, premiados en 2010 por el expresidente de EY, José Miguel Andrés (c). (RIU Hotels)

Tienen liquidez. Mucha. Suelen invertir en operaciones sin necesidad de financiación. Austeros y muy discretos. Casi anónimos fuera del sector turístico. Mallorquines en esencia pura. Hablamos de la gran pareja hotelera de España: Carmen Riu (Palma, 1955) y Luis Riu (Palma, 1960), consejeros delegados de RIU Hoteles desde 1998. El imperio lo empezaron a fraguar sus abuelos Juan Riu Masmitjá y María Bertrán Espigulé en la Playa de Palma, en aquel remoto 1953 con la compra del hotel San Francisco, aún abierto y a escasos metros de la modesta sede central. Carmen y Luis Riu Güell son propietarios del 51% de la cadena hotelera (el 49% lo controla el gigante turoperador TUI) y acaban de comprar por 272 millones de euros el edificio España en Madrid. Será su primer hotel urbano en el país.

Los hermanos Riu figuran en el puesto número 48 del ‘top 100’ de los más ricos de España con una fortuna valorada en 1.000 millones de euros. Su imperio consta de 95 hoteles repartidos en 19 países. Son la cadena 29 del mundo. Emplean a 27.000 personas. Reciben cada año a 4,4 millones de clientes. Una de sus filosofías (y obsesiones) es tener los hoteles llenos, con la máxima capacidad posible. La rentabilidad como objetivo prioritario, con el 71% de oferta en régimen de todo incluido y propietarios de los complejos vacacionales. La escuela de negocios del IESE incorporó hace ya más de 15 años a RIU como uno de los casos de estudio empresariales a analizar por sus alumnos.

Edificio España en la plaza de España de Madrid. (Daniel Muñoz)
Edificio España en la plaza de España de Madrid. (Daniel Muñoz)

Entre sus planes no figura entrar en bolsa. Tampoco reparten dividendos, ni siquiera con TUI. Es la segunda compañía hotelera española en ingresos (2.011 millones de euros) y los terceros en número de habitaciones, como recoge el ranking de Hosteltur. Los Riu quieren seguir siendo una empresa familiar y la cuarta generación ya está incorporada a la compañía con Joan Trian Riu, el hijo de Carmen, a la cabeza. Nacido en 1983, es el director financiero. Su hermana, Lola Trian, también es consejera. La otra ha preferido otras opciones profesionales. Luis también tiene tres hijos (Luis, Naomi y Roberto). Al menos dos ya se están formando en la empresa. Al igual que sus padres, lo hacen de arriba a abajo del oficio: desde conserje o gobernanta de hotel.

Directora de hotel con 21 años

Los dos consejeros delegados son licenciados en Administración de Empresas por la Universidad de Barcelona. Carmen es quien controla la gestión económica (también tiene estudios de posgrado de Recursos Humanos y Finanzas en el Instituto de Empresa de Madrid) y Luis es el aventurero, el encargado de buscar terrenos y emplazamientos adecuados. Ambos tienen los roles bien diferenciados y ninguno de los dos se inmiscuye en el terreno del otro. Carmen fue directora de hotel con 21 años y quería que su hermano fuera el consejero delegado. Luis dijo que los dos. Ambos están de acuerdo en mantenerse como directivos y propietarios con perfil bajo.

Los hermanos Riu figuran en el puesto número 48 del ‘top 100’ de los más ricos de España con una fortuna valorada en 1.000 millones de euros

“Su sueldo como consejeros delegados está calculado a precios de mercado. Es un imperio que valdría en bolsa entre 400 y 500 millones de euros, haciendo un cálculo prudente, en función de la capitalización de su rival Sol Meliá, que vale en bolsa algo más de 800 millones de euros”, escribió en 2003 el periodista Carlos Sánchez en su libro ‘Dinero fresco: la nueva aristocracia económica que ha desplazado a las grandes familias”.

Luis, más vocacional que Carmen

La vocación de Luis por la hotelería es mayor que la de Carmen, que en una etapa de su vida pensó que podría contar con otro rumbo profesional. Luis siempre lo tuvo muy claro. Fue también director de hotel como su hermana y se encargó en la década de los ochenta de la expansión en las islas Canarias (el primer hotel fuera de Baleares se inauguró en 1985 en Gran Canaria). La prematura muerte de su padre, Luis Riu Bertrán, en 1998, les obligó a tomar el timón antes de lo previsto.

RIU comenzó en noviembre de 1991 su expansión internacional con la inauguración del hotel Riu Taino en Punta Cana (República Dominicana). Dos años después se creó la sociedad RIUSA II SA, participada al 50% entre TUI y RIU. La década de los noventa y los primeros años del nuevo milenio fueron los años de gran expansión con el impulso a proyectos en hoteles en Jamaica, Cabo Verde o Bahamas.

Clubhotel Riu Karamboa 5* en Cabo Verde. (Riu Hotels)
Clubhotel Riu Karamboa 5* en Cabo Verde. (Riu Hotels)

Luis Riu siempre ha creído que sus hoteles deberían estar ubicados donde otros no habían llegado, que no tenía mucho sentido inaugurar un hotel en una zona ya consolidada. Los hermanos Riu comprobaron cómo las rentabilidades en los destinos de sol y playa dejaban de ser tan elevados. En 2006, en una entrevista concedida a ‘El Mundo/El Día de Baleares', Luis Riu descartaba la entrada en la hotelería urbana: “No hay que pensar en los hoteles de ciudad. Ahora hay mucha gente que lo hace y bien. Nosotros tenemos que ir a donde no va nadie, a destinos raros”.

Repetían refranes como “zapatero a tus zapatos” y que lo suyo no eran los hoteles urbanos

La primera aventura turística de asfalto es bien reciente, de apenas hace siete años: fue el RIU Plaza de Panamá, un rascacielos de 35 plantas. En un viaje a Ciudad de Panamá, Luis Riu se dio cuenta que la urbe sufría problemas de disponibilidad hotelera. Había demanda de habitaciones y se encontró con una oportunidad de un terreno muy bien ubicado. Pensó que era el momento adecuado del salto al urbano. Y eso que hasta ese momento en cada entrevista que concedía alguno de los hermanos (se prodigan muy poco en los medios, no les gusta el protagonismo) dejaban muy claro que su vocación era 100% vacacional. Repetían refranes como “zapatero a tus zapatos” y que lo suyo no eran los hoteles urbanos.

La experiencia del RIU Plaza Panamá supuso para la compañía toda una revolución. Era una nueva forma de hacer, desde la recepción hasta cómo se comercializaba el hotel. Todos los conceptos del negocio. En el país latinoamericano tuvieron varias sociedades y llegaron a trabajar con el despacho Mossack Fonseca, relacionado con los ‘Papeles de Panamá’, al igual que Meliá o Martinón, como publicó El Confidencial. “RIU cumple con las leyes tributarias tanto en Panamá como en España. Se trata de cuentas y sociedades oficiales y legalmente constituidas”, explicaron en la compañía.

Nueva York era un sueño para Luis Riu. Llevaba mucho tiempo buscando una localización adecuada. Lo lograron junto a Times Square

En 2011 llegó el RIU Plaza de Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México, la capital del Estado de Jalisco. Tanto en este como en el RIU Plaza de Miami Beach (el más vacacional de los urbanos) se buscaban destinos donde se pudieran compaginar los eventos con el disfrute del patrimonio histórico, que el hotel no estuviera enfocado al 100% en el corporativo.

El cliente alemán siempre ha sido el más importante para la compañía turística. Los hermanos Riu, ya lanzados con la hotelería urbana, decidieron inaugurar su hotel en Berlín, una ciudad donde también se conjuga la experiencia del turista con la de la mujer/hombre de negocios.

Vista del Hotel Riu Plaza New York Times Square. (Riu Hotels)
Vista del Hotel Riu Plaza New York Times Square. (Riu Hotels)

Nueva York era un sueño para Luis Riu. Llevaba mucho tiempo intentando encontrar una localización adecuada. Lo abrieron en marzo de 2016. El hotel se encuentra entre la octava y la 46, vecino de la sede del diario ‘The New York Times’ y a dos calles de Times Square. Invirtieron 500 millones de dólares. “Esto es Riu: apuestas a largo plazo, modelo sólido de gestión integral, creación de marca, línea inconfundible. Avanza a poca velocidad, pero con paso firme”, según ‘Preferente’.

El ritmo de crecimiento, siempre sostenido, sin avances espectaculares en el porfolio, se refleja en otros proyectos como el de Dublín (han invertido 92 millones de euros, logrado tras una subasta) o nuevas localizaciones en España. “Se está buscando, pero no hay nada cerrado todavía”, subrayan a El Confidencial fuentes oficiales de la compañía. Ahora ya serán menos anónimos. Pero seguirán siendo ricos… y discretos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios